Madrid, (EFE).- Los bebés prematuros tienen un nuevo mejor amigo, el “pulpito solidario”, un peluche de ganchillo que mejora el desarrollo de los pequeños fuera del útero materno y que, después de haber conquistado buena parte de los hospitales europeos, llega a España de la mano de empresas como “We are knitters”.

“Vimos el movimiento hace un par de semanas y pensamos que teníamos que sumarnos”, ha explicado a EFE Ignacio Marín, encargado de Marketing y Desarrollo de Negocio de We are knitters, la empresa que ha puesto de moda tejer, y que participa en la iniciativa, ofreciendo de forma gratuita el patrón en su página web.

“La idea es que la gente utilice los restos de hilo que tenga para hacer los pulpos, y mandarlos a los hospitales”, añade Marín, quien asegura que desde la compañía no querían “quedarse fuera” de un proyecto pensado para niños, con los que We are knitters se ha involucrado a través de campañas anteriores, como un “kit” solidario cuya recaudación se destina al trabajo de Save The Children en los campamentos de refugiados de Grecia.

Pulpitos solidarios para los bebés prematuros

Cada año tienen lugar en España en torno a 29.000 nacimientos prematuros, según la Sociedad Española de Neonatología (SENeo), una situación difícil tanto para los padres como para estos bebés que, ahora, se pueden enfrentar a sus días en la incubadora en compañía de los “pulpitos solidarios“.

we are knitters pulpitos solidarios

We are knitters se une a la iniciativa de los pulpitos solidarios. EFE/ Imagen extraída de la web pulpitossolidarios.es

La iniciativa nació en 2013 bajo el nombre de “Octopus for a preemie”, en Dinamarca, donde se demostró que su uso por parte de los neonatos, de menos de 32 semanas o un kilo y medio de peso, ayuda a regular su respiración y ritmo cardíaco, además de incrementar sus niveles de oxígeno en sangre.

La clave de estos beneficios reside en los tentáculos de los pulpos, que se asemejan a un cordón umbilical, lo que tiene un efecto terapéutico para los bebés, que se relajan al enredar sus dedos en las patas.

Después de extenderse por países como Francia, Polonia o Canadá, el pasado mes de marzo, los pulpitos llegaron a España, donde ya se utilizan en 24 hospitales, como el Hospital Dexeus de Barcelona, a los que viajan desde la sede de Pulpitos Solidarios en Tudela (Navarra), en la que los pulpos de ganchillo, elaborados por voluntarios, se lavan y se revisan, antes de enviarse a sus centros de destino.

We are knitters te enseña a tejer pulpitos solidarios

Además de seguir el patrón de We are knitters, quienes quieran elaborar los pulpitos deben utilizar hilo cien por cien de algodón y relleno sintético lavable a 60 grados, de secado rápido, además de hacer los ojos y accesorios también de ganchillo, para evitar desprendimientos y la proliferación de bacterias.

“La idea es que la gente utilice los restos de hilo que tenga para hacer los pulpos, y mandarlos a los hospitales”, ha explicado Ignacio Marín, encargado de Marketing y Desarrollo de Negocio de We are knitters

Todas estas instrucciones están disponibles en la plataforma “online” de Pulpitos Solidarios, que también ofrece la posibilidad, para aquellos que no sean diestros en el manejo de las agujas, de enviar hilos o hacer donaciones económicas, que se destinan a pagar los gastos de envío para que, cada día, los pulpitos viajen a más puntos de España.EFE

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.