Máster de Periodismo de Agencia

Se cumplen 90 años desde que Iberia comenzó a unir personas, acercar continentes y conectar culturas a través de sus vuelos, pero también son nueve décadas en las que la compañía aérea ha apostado por la moda de España para la confección de sus uniformes, desde los ideados por Pedro Rodríguez en el 54, a los diseñados por Pertegaz en el 68 o Elio Berhanyer  a partir de 1972. Grandes agujas para grandes vuelos.

Iberia

Juan Cierco, director de Comunicación de Iberia en una entrevista a EFE/ Ángel Díaz

Iberia acerca la moda de España al mundo

Una decena de trajes que, con motivo de la Semana de la Moda, han sido expuestos en el Cibelespacio de la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, donde se puede apreciar la simbiosis entre la funcionalidad y el diseño de un uniforme de trabajo que ha evolucionado con los tiempos.

La trayectoria de Iberia comienza en 1946, al igual que la inclusión de su primer conjunto de aviación, éste, a diferencia de todos los posteriores, fue el único diseñado por la propia compañía y se ciñó a unos parámetros comunes a los uniformes de aviación internacionales, creados a partir de telas de paracaídas y con una clara tendencia militar, marcada por el fin de la guerra y el contexto histórico.

En una entrevista a Efe, el director de Comunicación de Iberia, Juan Cierco, ha explicado que la compañía “siempre” ha apostado por diseñadores españoles y ha llevado la “Marca España” por todo el planeta con la intención de “ser un reflejo” de la sociedad del momento.

 

Pedro Rodríguez confeccionó el primer uniforme de firma para la compañía

Iberia

El diseñador que vistió a Audrey Hepburn, Pedro Rodríguez, confeccionó el primer uniforme con firma para la compañía en 1954. EFE/Ángel Díaz

Cierco ha recordado que fue el diseñador Pedro Rodríguez quien, siguiendo la “idea militar” del primer uniforme de la línea aérea, incorporó innovaciones a los trajes de las azafatas, tanto en el color, apostó por el azul marino, como en la silueta, ajustándola y añadiendo “feminidad y sensualidad”, con detalles como botones dorados y un casquete.

Pedro Rodríguez, pionero de la alta costura en España, que vistió a actrices como Audrey Hepburn o Ava Gardner y que volaba dos veces por semana con Iberia entre Madrid y Barcelona, introdujo el abrigo como complemento del uniforme, similar a un capote militar, con fuelles y grandes botones dorados, que luego adaptó a los distintos climas con un forro desmontable.

Manuel Pertegaz creó el uniforme ‘Rosa Real’

Iberia

Diseño en “Rosa Real” creado por Manuel Pertegaz en 1968

A partir de que Rodríguez pusiese la “primera piedra” del diseño de uniformes, tomó el testigo en 1968 Manuel Pertegaz, quien “revolucionó” la imagen de las tripulantes de Iberia, sustituyendo el clásico color azul marino por un “sorprendente” rojo burdeos al que bautizó como “Rosa Real” y añadió toda una colección de accesorios a juego: guantes, medias de malla, botas altas, bolso bandolera, todos ellos en azul marino.

El diseño de Pertegaz que recordaba al estilo de Jackie Kennedy con una chaqueta tipo túnica, falda recta y blusa blanca, era a medida. Todas las tripulantes pasaban por el taller de uno de las grandes agujas del mundo, quien ideó, para el servicio a bordo, un vestido azul turquesa con volantes de tela y lunares en el cuello, con cierto aire andaluz.

En dos décadas, Berhanyer diseñó tres uniformes para la compañía

Casi veinte años, de 1972 a 1989, los uniformes de Iberia nacieron de la creatividad de Elio Berhanyer, quien creó tres uniformes “rompedores” a los que aplicó el “prêt-à-porter”

Iberia

Este diseño de Berhanyer fue conocido por el público infantil por ser la vestimenta de la muñeca Nancy. EFE/Ángel Díaz

En 1972, Berhanyer regresa al color azul marino animado con un rompecabezas de diseños geométricos; de hecho, el traje de chaqueta y falda contaba con dos versiones que se conseguían al añadir una sobrefalda de formas geométricas a la primera falda. Todo el uniforme era reversible y provocativo con faldas cortas y botas muy altas, y se complementaba con guantes, fulares y un gorro apuntado, tipo Bobby, que fue más tarde lo lució, en miniatura, la muñeca Nancy-

En 1977, Elio Berhanyer sorprendió con un nuevo color, el beige tostado, que lo combinó con los nuevos colores corportativos de Iberia: amarillo, mostaza y rojo. Al conjunto de falda, chaqueta y blusa añadió el cárdigan de lana y para el servicio a bordo, en vuelos nacionales, el diseñador creó una sobrefalda de seda estampada con pequeños rombos que complementaban la blusa como si fuera un vestido camisero. Para los vuelos intercontinentales, la vestimenta de la asistencia en vuelo se componía de una bata beige sin mangas ribeteada con pasamanería que se anudaba a la cintura.

En 1983, el modisto andaluz , que hoy tiene 90 años, creó un nuevo diseño que aunaba un estilo joven, al mismo tiempo que clásico y elegante. Berhanyer de nuevo innovó con el color incluyendo un azul animado que denominó “Azul Canarias”, que combinó con tonos rojos y amarillos. La chaqueta fue sustituida por un “blazier” cruzado con cuatro botones y la falda tableada por delante pero recta por la parte de detrás. Los abrigos adquirieron un aire diferente por sus estampados interiores de seda rayada en tonos rojos, azules y mostaza y, como accesorios, el diseñador optó por acompañarlo con bolso, pañuelo y gorro tipo boina.

Caral introdujo por primera vez el pantalón como parte del uniforme femenino

En 1989, llega el turno de Alfredo Caral quién diseñó un uniforme en lana fresca, adaptable a cualquier época del año, con un patrón elegante y fácil de llevar. El conjunto en “azul ultramar” se combinaba con los colores corporativos de Iberia, los ocres y los rojos. El traje estaba compuesto por una chaqueta tipo túnica con cuello redondo, abotonado y ribeteado y una falda recta. Para el servicio a bordo,  se utilizaba un sobrevestido o sobrefalda en azul marino con rayas mostaza.

“Los diseñadores convirtieron meros uniformes en iconos de moda”-Juan Ciervo

Caral fue el que introdujo, por primera vez, el pantalón para mujeres que trabajaban en pista y el abrigo lo convirtió en gabardina, además suprimió el gorro con la intención de hacer el conjunto más cómodo y funcional.

 

La ‘sobria elegancia’ de Adolfo Domínguez sigue impresa en el actual uniforme

Iberia

La creación de Adolfo Domínguez es el actual uniforme de Iberia y lleva desde 2005.EFE/Ángel Díaz

Diecisiete años después, los uniformes de Iberia pasan a ser ideados por Adolfo Domínguez, firma actual de la compañía, que aportó una “sobria elegancia” que dejó impresa en un uniforme “funcional y estiloso” que responde a los criterios estéticos actuales.

El diseñador gallego, que presentó por primera vez la opción a toda la tripulación de elegir entre falda o pantalón, creó un traje de chaqueta en azul noche con pespuntes en mostaza y rojo y cuello de “princesa y como complemento diseñó un abrigo con capucha y un chaleco de punto. Para el servicio a bordo, el diseñador optó por una elegante y cómoda túnica sin mangas.

Doce años consecutivos de una imagen corporativa que ya vuelve a pedir un cambio. Según Cierco, “probablemente habrá una renovación en un corto periodo de tiempo”, un cambio en el que, como en anteriores uniformes, en el diseño predominará  “garantizar la seguridad” de los pasajeros, por ello tienen que ser “prácticos y cómodos” y que permitan al azafato/a moverse con “ cierta agilidad”.

Para Juan Cierco, todos los diseñadores españoles en los que confió Iberia supieron “captar la esencia” de la compañía convirtiendo “meros uniformes” en “iconos de moda”.

 

 

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies