• mas infoLA JOVEN MARROQUI QUE HA DISEÑADO BOLSOS CON MENSAJES CONTRA EL ACOSO A LAS MUJERESEFE/MARTA MIERAEFE/MARTA MIERA
  • mas infoBOLSO CARTERA BLANCO CON UN DIBUJO EN NEGRO QUE REFLEJA LA LUCHA CONTRA EL ACOSO CONTRA LAS MUJERESBOLSO CONTRA EL ACOSO FEMENINOEFE/MARTA MIERA
  • mas infoZAPATOS ROJOS CON LETRAS EN BLANCO EN LAS QUE SE LEE STOP Y BOLSOS A JUEGOZAPATOS Y BOLSOS QUE LLEGAN DESDE MARRUECOS CONTRA EL ACOSO FEMENINOEFE/MARTA MIERA
  • mas infoLA JOVEN DISEÑADORA ANTE SU MÁQUINA DE COSER, EN SU TALLER DE RABATLA DISEÑADORA MARROQUI CON SUS TELAS CON MENSAJE CONTRA EL ACOSOEFE/MARTA MIERA
EFE/MARTA MIERAEFE/MARTA MIERAEFE/MARTA MIERAEFE/MARTA MIERA

Mi bolso contra el acoso

Chakouka, es una palabra marroquí utilizada para calificar a una persona que lleva el pelo alborotado, mal peinado, a lo loco. El pelo de la diseñadora Ghizlane El Braimi no está mal peinado, pero sus rizos rubios le dan un look casi a lo afro, lo que la convierte en una perfecta ilustración de esta palabra

Rabat (EFE).- “Cuando vas por la calle los hombres te llama chakouka para intentar ligar contigo o insultarte”, comenta la diseñadora de 30 años que decidió usar este término como marca de su ropa.

Chakouka, cuyo logo es un retrato desdibujado de la propia El Braimi, nació hace dos años con la colección “Les Interdits (Lo prohibido)” y el bolso redondeado con la clásica señal de tráfico “stop” escrita en árabe se convirtió rápidamente en el icono de la firma.

Stop al acoso

Pero más allá de los diseños, donde predominan bailarinas, camisetas y bolsos con la palabra QIF (stop, stop al acoso), Chakouka se diferencia de otras marcas porque envía un mensaje claro, directo y conciso contra la violencia y el acoso a las mujeres en las calles de Marruecos.

El Braimi encuentra a través de sus diseños la manera de expresarse y decir “basta”. Una reivindicación que por simple que parezca es impensable para las mujeres en las calles, donde el hombre insulta y la mujer calla.

“Cada uno puede interpretar el stop a su manera”, comenta la joven, mientras afirma que “tienes que ser muy fuerte psicológicamente para aguantar el acoso en la calle”.

LA DISEÑADORA MARROQUI POSA CON SUS DISEÑOS DE BOLSOS

EFE/MARTA MIERA

Para ella, el acoso de los hombres hacia las mujeres en la calle es “una enfermedad, algo automático, una mentalidad”; un problema que tiene que atajarse desde la educación que reciben.

La diseñadora admite que en este país, donde la mujer tiende a cubrirse cada vez más, sus prendas están en cierta forma condicionadas por los códigos sociales.

“No sirve de mucho que diseñe una falda muy corta porque son pocas las que pueden llevarla, pero tampoco voy a hacer ropa tradicional. Quiero dar mi toque y hacer cosas que no encuentro en las tiendas”, sentencia El Braimi, quien asegura que “aunque la situación (en cuestión de código vestimentario) no mejora, sino que va de mal en peor, hay muchas marroquíes que buscan la originalidad en las prendas”.

“No sirve de mucho que diseñe una falda muy corta porque son pocas las que pueden llevarla, pero tampoco voy a hacer ropa tradicional. Quiero dar mi toque y hacer cosas que no encuentro en las tiendas”, sentencia El Braimi, quien asegura que “aunque la situación (en cuestión de código vestimentario) no mejora, sino que va de mal en peor, hay muchas marroquíes que buscan la originalidad en las prendas”.

Mujeres dinámicas y libres

Las creaciones de esta diseñadora van dirigidas a un tipo de mujeres determinadas: “Mujeres dinámicas, libres, con un estilo que se sale de lo ordinario, involucradas en la actualidad, con lo que ocurre en su sociedad y que quieren transmitir un mensaje”.

En la misma línea que con “Les Interdits”, su colección 2015 se llama “Horría (Libertad)” y su lanzamiento fue significativo para la diseñadora porque se produjo en el momento en el que estalló el polémico caso de dos jóvenes marroquíes condenadas por la Justicia por ir vestidas con una falda corta en el sur del país.

DETALLE DE LA TELA DISEÑADA CON FRASES CONTRA EL ACOSO FEMENINO

EFE/MARTA MIERA

“Me sentí contenta de poder expresarme a través de mis diseños”, subraya El Braimi que ya trabaja en “I love my size”, la colección que lanzará el año que viene y con la que quiere advertir de los peligros que entraña el obsesionarse con las modas y el peso corporal.

Mensajes también para ellas

El producto estrella de esta próxima colección es un bolso de mano forrado con el número que aparecen en las etiquetas de prendas de vestir (36,38,40,42,44).

Los precios de sus diseños varían entre unos y otros, y se pueden encontrar desde bolsos que cuestan 375 dirhams (unos 34 euros) hasta otros de 1250 dirhams (unos 115 euros).

Por el momento, el extranjero es una asignatura pendiente para la diseñadora, que distribuye los productos en distintas tiendas del país, principalmente en hoteles de lujo.EFE

 

Tagged with:
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies