EFE/TASCHENEFE/TASCHEN

Chef, ¿qué hay en su nevera?

Las neveras hablan de nuestro modo de vida y de quiénes somos, sostienen los autores de “Inside Chef’s Fridges, Europe”, que por ello han pedido a 40 cocineros que suman unas 60 estrellas Michelin que las abran para descubrir muchas sorpresas

Madrid, 14 dic (EFEAGRO).- La fotógrafa gastronómica Carrie Solomon y el articulista Adrian Moore se plantaron en las casas de algunos de los mejores cocineros del viejo continente, escudriñaron en el interior de sus frigoríficos, los fotografiaron y plasmaron los resultados en un voluminoso libro que edita Taschen, publicado primero en inglés y ahora en español.

Además de satisfacer curiosidades, “Inside Chef’s Fridges, Europe” acerca al lector la trayectoria de estos grandes cocineros que, desde un ángulo más personal, comparten sus listas de la compra, sus hábitos gastronómicos y las recetas favoritas de los platos que preparan cuando cocinan en casa. 

La nevera de los chef de las estrellas Michelín, por dentro

EFE/TASCHEN

Los frigoríficos caseros de estos cocineros se abren para mostrarse a veces casi vacíos, otras repletos, llenos de alimentos naturales y de temporada, pero también de precocinados de supermercado.

No suele faltar en ellos los lácteos, especialmente yogures, y una amplia colección de salsas en las que, curiosamente, siempre hay un tarro de mostaza de Dijon. Tampoco regalos culinarios que les han hecho otros cocineros.

¿Guardan cocina de los demás…?

Entre los protagonistas está Joan Roca, del considerado mejor restaurante del mundo, El Celler de Can Roca (Girona), cuya nevera define Adrian Moore como “modesta y tradicional” y que guarda tortilla de patatas de su suegra, gambas de Palamós, queso de leche de vaca gallega y paté de aceitunas negras. Buen anfitrión, también tiene embutidos y pan congelado para visitas improvisadas.

 

La nevera de los chef de las estrellas Michelín, por dentro

EFE/TASCHEN

Otro español, Andoni Luis Aduriz cocina casi todos los días en casa para su mujer y su hijo, y hace la compra en el mercado “o en las cámaras de su restaurante”, Mugaritz, con dos estrellas Michelin en Rentería (Guipúzcoa). En su frigorífico abundan el pescado y las verduras y frutas de temporada, entre las que se esconden un recipiente con té y una lata de aceite de oliva.

Casi vacío está en cambio el de David Muñoz, del triestrellado DiverXO (Madrid), quien “casi nunca” come en casa y se alimenta “de queso y palomitas”, mientras que David Toutain, del restaurante homónimo en París, ha optado por uno pequeño porque hace la compra a diario. Su truco para congelar es envolver los alimentos en hojas de periódicos.

La nevera de los chef de las estrellas Michelín, por dentro

EFE/TASCHEN

 

Uno de los mejores exponentes de la vanguardia culinaria italiana, Massimo Bottura, tiene una cocina “ultraequipada hasta límites que rozan la locura” y en su nevera se conservan platos caseros envasados al vacío, muchas botellas de agua y, cómo no, parmigiano reggiano.

 ¿Y la mejor Chef Femenina del Mundo de 2015, qué tiene en su nevera?

A Hélène Darroze, elegida Mejor Chef Femenina del Mundo de 2015, los viajes entre París y Londres para atender sus restaurantes le dejan tiempo para disfrutar del foie gras y el champán que guarda en su nevera, donde también hay espacio para pizzas congeladas y helados industriales.

Otros “pecadillos” son las chocolatinas que comparten Bertrand Grébaut (Septime, uno de los restaurantes más demandados de París) y su novia Tatina Levha (Le Servan)

La nevera más gourmet es la de Pierre Hermé, el padre de los mejores macarons de París, con un repertorio de lo mejor de Francia, mientras que en el extremo opuesto está Fergus Henderson, el cocinero de la casquería en Inglaterra (St John Restaurant, Londres), con un congelador que nunca usa ni limpia.

La nevera punk

En esa línea se sitúa también el chef punk James Henry (Bones, París), que en el piso que comparte con otros cocineros tiene una mini nevera de hotel llena de cerveza, vodka y jarabe para la tos.

Pero lo más curioso son las moscas envasadas para su investigación de alimentación con peces que Rasmus Kofoed, el único que ha ganado una medalla en sus tres participaciones en el prestigioso concurso culinario Bocuse d’Or, guarda en su congelador. EFEAGRO

 

 

Tagged with: ,
Posted in Gourmet

Efe Estilo en Twitter
EFEturbanner_practica-español-300x125EFEempresas
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies