Gyoza con cerdo, verdura y pipirrana toreada y aceituna/CHIFA BOTECO/MateoandCo/EFEGyoza con cerdo, verdura y pipirrana toreada y aceituna/CHIFA BOTECO/MateoandCo/EFE

Chifa Boteco, fusión al cuadrado

Chifa Boteco, el nuevo restaurante de Estanis Carenzo, da una vuelta más a la fusión de comida asiática y latinoamericana.

Madrid, mar (EFE).- Si Chifa es la fusión de la gastronomía peruana con platos traídos por los inmigrantes asiáticos, Chifa Boteco es una vuelta más de tuerca: el nuevo local del chef Estanis Carenzo reinventa este género gastronómico, con tapas que mezclan Asia y América, en un mordisco.

Ubicado en la zona gourmet de El Corte Inglés del centro de Madrid, Chifa Boteco propone tapeo que combina sabores asiáticos y latinos en un solo bocado. “Es comida para la calle, de consumo rápido, queremos demostrar que la calidad no está enemistada con la rapidez”, explica Carenzo.

Estanis Carenzo en el centro de la imagen durante la inauguración de Chifa Boteco/MateoandCo/EFE

Estanis Carenzo en el centro de la imagen durante la inauguración de Chifa Boteco/MateoandCo/EFE

Más que un tipo de comida, Carenzo cree que la carta de Chifa Boteco refleja un nuevo paradigma gastronómico. Si antes lo común eran las comidas largas en el tiempo y abundantes en cantidad, rematadas con café, copa y puro; ahora el público, y el ritmo de vida demanda comidas cortas, ligeras y de estilo desenfadado.

Con una carta de apenas una docena de platos, este restaurante barra ofrece desde un sugerente “Chori-bao”, que revisa el típico choripán argentino con espíritu de esponjoso bao asiático; a una empanada de pollo y huitlacoche, que recuerda a las tradicionales empanadillas sudamericanas, o el exitoso “Saté Johnny Boy de cordero”, el plato estrella.

Este es, a juicio de Carenzo, el plato que mejor refleja su concepto de comida Chifa por su “fusión natural, nada forzada”, entre Asia y los gustos latinos.

“Tiene tanto éxito aquí como el que tendría en Indonesia, sin ser pretencioso y sin perder naturalidad. Es un perrito caliente hecho y derecho, pero con otros sabores”, explica el chef, que bautizó esta idea con el nombre del jefe de cocina de StreetXo.

La barra de Chifa Boteco tiene “el mismo espíritu” que el restaurante y el “foodtruck” del mismo nombre, pero habla un “lenguaje diferente”, especifica el restaurador, que además de sus distintas versiones Chifa, dirige los restaurantes Sudestada y Picsa.

Saté Johny Boy en CHIFA BOTECO/MateoandCo/EFE

Saté Johny Boy en CHIFA BOTECO/MateoandCo/EFE

El objetivo de Chifa Boteco es ampliar la carta y que se convierta en el “banco de pruebas” del resto de sus puntos Chifa. “La gente que va a zonas gourmet no es especialmente ‘foodie’, por eso nos interesa mucho ver sus reacciones”, señala.

Aunque menos mediático que sus compañeros de profesión, Estanis Carenzo firma una de las cocinas más aclamadas del sector por su trabajo al frente de Sudestada, el buque insignia de su grupo.

Tener proyectos tan distintos le otorga “total libertad”, para combinar la dirección de un restaurante de alta gastronomía, con un camión que sirve comida en la calle, sin dejar de lado un espíritu común.

“No queremos que este sea un país con comida de quinta gama y con lugares ‘gastronómicos’, para mi una cultura verdaderamente gastronómica se ve en la calle”, advierte.

Tagged with:
Posted in Gourmet

Efe Estilo en Twitter
EFEturbanner_practica-español-300x125EFEempresas
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies