El Ritz es el hotel donde las protagonistas se encuentra todos los jueves de cada mes. EFE El Ritz es el hotel donde las protagonistas se encuentra todos los jueves de cada mes. EFE

Chocolate para el alma

Reyes Calderon reivindica el “chocolate con un punto de guindilla” para pasar mejor los malos momentos

Madrid, (EFE).- La escritora Reyes Calderón ha escrito su libro más personal, que no “autobiográfico”, “Tardes de chocolate en el Ritz” (Ed. Planeta), un recorrido por la amistad, “inesperada” y sobrevenida sin pretenderlo, de dos mujeres entorno a un te, un café con leche o un chocolate.

Nunca pensó en escribir un libro de estas características, acostumbrada a la intriga, sin embargo, admite que nunca se puede decir “de este agua no beberé. Me lo he pasado -dice- muy bien escribiendo. Es una novela para el alma“.

Reyes Calderón reivindica el “chocolate con un punto de guindilla” para pasar mejor los malos momentos

“He escrito con tal pudor que no puedo catalogarlo de autobiográfico. En un libro de ficción te puedes esconder detrás de una trama y yo me he expuesto de refilón”, señala la autora.

Para los malos momentos

Reconoce que comparte con el lector vivencias propias que pueden pasarle a “cualquiera”. “No muestro, comparto”, comenta.

En alusión al título del libro y al hecho de que son muchos los que se lanzan al dulce para sobrellevar mejor un mal día, reivindica el “chocolate con un punto de guindilla” para pasar mejor los malos momentos.

“Podía haber dado recetas de chocolate, pero he preferido imprimir recetas humanas”, explica.

“Hay que abrirse al mundo. Conocer a personas que no se parecen a ti”

El libro habla sobre las pequeñas cosas de la vida que nos arrancan una sonrisa y sobre el valor de la amistad de dos mujeres distintas, que la casualidad hace que se encuentren y de cómo entretejen una relación liberadora y de profunda amistad.

Calderón apuesta por la “conversación y la amistad con gente dispar” y advierte de que “cuatro de cada cinco veces” las apariencias engañan, “para bien y para mal”.

Miedo al desconocido

Ir con la verdad por “delante” y mostrarse “tal y como eres” abre muchas puertas y “cuando no lo hacemos nos perdemos grandes cosas”.

“Hay que abrirse al mundo. Conocer a personas que no se parecen a ti”. “¡Hay tantas cosas ocultas por descubrir, tantas risas que disfrutar, qué saben mejor si se comparten con otros!”, afirma.

 Recuerda la importancia y el valor de una sonrisa. “Es gratis”

Le aterroriza pensar en aquellas personas que frente a la barra de un bar le cuentan sus “intimidades” a un camarero a quien no han visto en su vida.

Sin embargo, reivindica la conversación y la amistad con gente “dispar”. Es bueno “abrirse al mundo que no se parece a ti”.

El Ritz es el lugar de encuentro de estas dos amigas de “libro”. Un hotel emblemático de Madrid que a la autora le recuerda a las novelas de Agatha Christie, “no por el ‘glamour’ sino por el ambiente de artificialidad, en el que pega muy bien con lo amargo y con lo picante del chocolate”. asegura.

En el libro no hay juicios de valor sobre nadie ni sobre nada salvo “cuando alguien no quiere ser feliz”.

Y recuerda la importancia y el valor de una sonrisa. “Es gratis”, concluye. EFE

Posted in Gourmet

Efe Estilo en Twitter
EFEturbanner_practica-español-300x125EFEempresas
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies