Chus Lampreave, la secundaria que enamoró a los más grandes

Chus Lampreave, la secundaria que enamoró a los más grandes

La actriz madrileña María Jesús Lampreave, conocida como Chus Lampreave, ha fallecido hoy a los 85 años en Almería, ciudad donde residía desde hace varios años por ser la localidad natal de su marido Eusebio Moreno

Madrid, 4 abr (EFE).- Ganadora del Goya de mejor actriz de reparto por “Belle Èpoque” en 1992, y candidata a estos premios en esta categoría en cinco ocasiones, Lampreave debutó en 1958, de la mano del director Jaime de Armiñán, con unos cuentos para TV que se emitían en directo desde el Paseo de La Habana.

Por esa misma época, esta actriz con más de 80 producciones de cine y televisión en su currículum, recibió la oferta de Luis García Berlanga para su mediometraje “Se vende un tranvía” (1959), cinta que fue su primera aparición en pantalla grande.

A esta película siguieron los largometrajes “El pisito” (1960) y “El cochecito” (1963), ambos del italiano Marco Ferreri, además de “El vergugo” (1963) de Berlanga.

La actriz madrileña rodó también con Jaime de Armiñán “Mi querida señorita” (1971), “El amor del capitán Brando” (1974) y “Nunca es tarde” (1977) y, de nuevo, volvió a ser requerida por Berlanga para la saga “nacional”: “La escopeta nacional” (1977), “Patrimonio nacional” (1980) y “Nacional 3” (1982), así como sus “Moros y cristianos” (1987).

Este último año también apareció en “El año de las luces” de Fernando Trueba, con quien repitió en “Miss Caribe” (1988) y en “El artista y la modelo” (2012), su último largometraje, por el que optó a uno de los 13 Goyas que recibió esta cita, en concreto al Goya a mejor actriz de reparto.

Otras películas suyas de los ochenta fueron “Espérame en el cielo” (1988), de Antonio Mercero, y con la que estuvo nominada al Goya a mejor actriz de reparto; “Bajarse al moro” (1988), de Fernando Colomo, también nominada al Goya; y “Amanece que no es poco” (1989), de José Luis Cuerda.

Abuela pasota en el universo almodovariano

Actriz casi siempre de personajes secundarios en la treintena de películas hechas, su papel de “abuela pasota” la convirtieron en una actriz popular cuando empezó a salir en las películas de Pedro Almodóvar, especialmente entre el público joven de los años ochenta.

Precisamente fue con el cineasta manchego con el que ha trabajado en seis películas: “Entre tinieblas” (1983), “Matador” (1985), “Mujeres al borde de un ataque de nervios” (1988), “La flor de mi secreto” (1995), con la que también volvió a estar nominada al Goya; “Hable con ella” (2002) y “Volver” (2006).

Un Goya con Trueba

En la década de los 90, le tocó subir a recoger el Goya a la actriz de reparto por “Belle Epoque” (1992), la cinta de Trueba ganadora del Óscar a la mejor película extranjera a la que siguieron películas de éxito como “Todos a la cárcel” (1993), de Berlanga; y “Torrente, el brazo tonto de la ley” (1997), de Santiago Segura.

Asimismo, Lampreave también realizó colaboraciones menos afortunadas en la taquilla como los “Siete mil días juntos” (1994) de Fernando Fernán-Gómez, la “(Una) pareja perfecta” (1997) de Francesc Betríu o “Mátame mucho” (1997), de José Angel Bohollo.

Chus Lampreave también recogió a lo largo de su trayectoria otros galardones como el Premio “Pepe Isbert” a su carrera del Festival de Comedia de Peñíscola (1999) y la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes (2001).

Entre sus trabajos para el medio televisivo figuran el de colaboradora del programa de cocina “Con las manos en la masa” (1986), que presentó en TVE Elena Santonja; y series como la comedia “Eva y Adán, agencia matrimonial” (1990-TVE), “¿De parte de quién” (1993-TVE 2), junto al humorista Miguel Gila, y “Hermanas” (1998-Tele 5). EFE

 

 

Tagged with: , ,
Posted in Cine&tv

Lo más en EFE Estilo
  • Visto
  • Nube de tags

Madrid, 4 abr (EFE).- Ganadora del Goya de mejor actriz de reparto por “Belle Èpoque” en 1992, y candidata a estos premios en esta categoría en cinco ocasiones, Lampreave debutó en 1958, de la mano del director Jaime de Armiñán, con unos cuentos para TV que se emitían en directo desde el Paseo de La Habana.

Por esa misma época, esta actriz con más de 80 producciones de cine y televisión en su currículum, recibió la oferta de Luis García Berlanga para su mediometraje “Se vende un tranvía” (1959), cinta que fue su primera aparición en pantalla grande.

A esta película siguieron los largometrajes “El pisito” (1960) y “El cochecito” (1963), ambos del italiano Marco Ferreri, además de “El vergugo” (1963) de Berlanga.

La actriz madrileña rodó también con Jaime de Armiñán “Mi querida señorita” (1971), “El amor del capitán Brando” (1974) y “Nunca es tarde” (1977) y, de nuevo, volvió a ser requerida por Berlanga para la saga “nacional”: “La escopeta nacional” (1977), “Patrimonio nacional” (1980) y “Nacional 3” (1982), así como sus “Moros y cristianos” (1987).

Este último año también apareció en “El año de las luces” de Fernando Trueba, con quien repitió en “Miss Caribe” (1988) y en “El artista y la modelo” (2012), su último largometraje, por el que optó a uno de los 13 Goyas que recibió esta cita, en concreto al Goya a mejor actriz de reparto.

Otras películas suyas de los ochenta fueron “Espérame en el cielo” (1988), de Antonio Mercero, y con la que estuvo nominada al Goya a mejor actriz de reparto; “Bajarse al moro” (1988), de Fernando Colomo, también nominada al Goya; y “Amanece que no es poco” (1989), de José Luis Cuerda.

Abuela pasota en el universo almodovariano

Actriz casi siempre de personajes secundarios en la treintena de películas hechas, su papel de “abuela pasota” la convirtieron en una actriz popular cuando empezó a salir en las películas de Pedro Almodóvar, especialmente entre el público joven de los años ochenta.

Precisamente fue con el cineasta manchego con el que ha trabajado en seis películas: “Entre tinieblas” (1983), “Matador” (1985), “Mujeres al borde de un ataque de nervios” (1988), “La flor de mi secreto” (1995), con la que también volvió a estar nominada al Goya; “Hable con ella” (2002) y “Volver” (2006).

Un Goya con Trueba

En la década de los 90, le tocó subir a recoger el Goya a la actriz de reparto por “Belle Epoque” (1992), la cinta de Trueba ganadora del Óscar a la mejor película extranjera a la que siguieron películas de éxito como “Todos a la cárcel” (1993), de Berlanga; y “Torrente, el brazo tonto de la ley” (1997), de Santiago Segura.

Asimismo, Lampreave también realizó colaboraciones menos afortunadas en la taquilla como los “Siete mil días juntos” (1994) de Fernando Fernán-Gómez, la “(Una) pareja perfecta” (1997) de Francesc Betríu o “Mátame mucho” (1997), de José Angel Bohollo.

Chus Lampreave también recogió a lo largo de su trayectoria otros galardones como el Premio “Pepe Isbert” a su carrera del Festival de Comedia de Peñíscola (1999) y la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes (2001).

Entre sus trabajos para el medio televisivo figuran el de colaboradora del programa de cocina “Con las manos en la masa” (1986), que presentó en TVE Elena Santonja; y series como la comedia “Eva y Adán, agencia matrimonial” (1990-TVE), “¿De parte de quién” (1993-TVE 2), junto al humorista Miguel Gila, y “Hermanas” (1998-Tele 5). EFE

 

 

Efe Estilo en Twitter
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies