La Biblioteca Nacional de España se viste de moda con la exposición La Biblioteca Nacional de España se viste de moda con la exposición "De la geometría a los pespuntes", un recorrido histórico a través de tratados, patrones y revistas de moda desde el siglo XVI hasta los años 40. EFE/Sergio Barrenechea
Un recorrido por la historia

Cinco siglos de moda grabados en papel

El Museo de la Biblioteca Nacional recoge decenas de tratados, patrones y revistas de moda para contar la historia de España a través de la técnica que hay detrás de los trajes que sastres y modistas han hilado finamente desde el Renacimiento con tijeras, carboncillos, retales y cartabón

“De la geometría a los pespuntes. Tratados, manuales y sistemas de corte y confección” reúne una selección de documentos, desde el siglo XVI hasta los años cuarenta del siglo XX, para trazar un viaje atípico por la historia y mostrar el mundo a través de la moda, y de lo que hay detrás de esta.

En la presentación de la exposición, Mercedes Pasodos, comisaria de la muestra, ha destacado que la moda “antes era considerada como algo frívolo e incluso carente de interés” al que le ha llegado el momento de abandonar la oscuridad de los archivos de la Biblioteca Nacional para salir a la luz, al menos hasta el 24 de mayo, fecha de clausura.

“Las mujeres estaban también detrás de la parte técnica”

Los papeles y pliegos, amarillentos por el paso del tiempo, albergan mucho que contar y que decir: “Cada una de las piezas tiene un fondeo sociológico, económico y estético”, dice Pasalodos.

Mujeres a la cabeza

Los manuales y retazos de papel son un fragmento de historia que nos muestra transversalmente la realidad de la época para, por ejemplo, plasmar el papel de las mujeres en el mundo de la moda con la explosión del sector en el s. XIX.

Uno de los tratados de la exposición. EFE/LARA BARREIRO

Uno de los tratados de la exposición. EFE/LARA BARREIRO

“Es un mundo muy vinculado a lo femenino, con una presencia de las mujeres que no se veía en otros campos”, declara la comisaria, quien también señala que su papel no se limitaba “solo a la labor de coser y dar pespuntes”, la muestra pone de relieve que “también estaban detrás de la parte técnica”.

Mujeres con formación e instrucción como Carmen Ruiz Alcalá, Serapia Rodríguez Pascual o María Ibero Soteras sobrepasaron los límites de los doméstico para elaborar tratados e inventar nuevos métodos, como muestran documentos de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Las piezas de la muestra también son reflejo de la Ley de Instrucción Pública de 1857 que, aunque recogía el derecho a una educación básica y pública, establecía un modelo de enseñanza diferenciado por sexos.

Muchos de los documentos expuestos fueron en su día incluidos en los manuales escolares de la época y, a diferencia de otros campos, en la moda las mujeres no necesitaban utilizar un pseudónimo en sus publicaciones.

Moda de papel

Para Ana Santos, directora de la Biblioteca Nacional, la exposición “habla de un pasado muy rico en España, y de una industria muy importante”.

“Lo más difícil de recopilar ha sido la documentación del siglo XVI, por la calidad del papel”, declaró Santos a Efe Estilo, porque “el material de los patrones no estaba pensado para durar hasta nuestros días”.

Pero “los fondos de la Biblioteca Nacional son enormes”, y “muchas cosas se han tenido que quedar fuera por la limitación de espacio”, añadió.

Los bustos proceden del Museo del traje. EFE/Sergio Barrenechea

Los bustos proceden del Museo del traje. EFE/Sergio Barrenechea

Otra de las dificultades a salvar ha sido el papel, un material muy delicado, en ocasiones con pliegues muy grandes y difícil de exponer en las condiciones adecuadas.

El renacer de las costuras

Es tras la salida de la oscura Edad Media cuando el interés por el traje en sí mismo y no solo como parte de un personaje renace en la sociedad. Los tratados de los sastres hablan de la necesidad de transmitir el conocimiento a base de geometría y aritmética, y plasman la curiosidad por las diferentes formas de vestir en otras partes del mundo.

Joyas como el “Códice de trajes”, un manuscrito anónimo ilustrado a mano y la obra más antigua de la colección, han resistido hasta nuestros días.

La muestra también recoge obras originarias de países como Alemania, Italia y sobre todo, Francia, país que en los primeros años del XIX recogió la vanguardia de la edición de tratados sobre la materia. Un puesto que antes había ostentado España con publicaciones como el “Libro de geometria, practica y traça” de Joan de Alcega, impreso en Madrid en 1589.

El Museo del Traje, la Biblioteca de Cataluña y la Oficina Española de Patentes y Marcas han colaborado aportando fondos a la exposición, que se completa con unos bustos femeninos cedidos por el Museo del Traje, que permiten ver la evolución de la figura femenina, y cuatro piezas audiovisuales. EFE

Tagged with: ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies