• Compras de cuento por Navidad
  • mas infoThe Hovse/ Pablo Gomez Ogando/EFEThe Hovse/ Pablo Gomez Ogando/EFEThe Hovse/ Pablo Gomez Ogando/EFE
Compras de cuento por NavidadThe Hovse/ Pablo Gomez Ogando/EFE

Compras de cuento por Navidad

Una casa convertida en tienda. Es The Hovse, una “pop-up store” abierta solo por Navidad, con 80 inquilinos marcas y diseñadores españoles.

Madrid, dic (EFE).- Un edificio, tres plantas, treinta ventanas, diez balcones y ochenta firmas de diseñadores y artesanos. Estas son las dimensiones de The Hovse, una “pop up store” (tienda efímera) que vuelve a Madrid por Navidad -segunda edición- como una burbuja, aislada del estrés y el caos de las compras navideñas.

En sus pasillos se apilan bicicletas vintage, coronas de flores hechas a mano, platos de porcelana con dibujos insospechados (un impertérrito camaleón o un calamar) y hasta un sacudidor de alfombras con el lema “Smash Your Rivals” (golpea a tus rivales). Todos ellos con el objetivo de conquistar a clientes y encontrar un hueco bajo el árbol de Navidad.

Diseño con algo que contar

“The Hovse” es una tienda efímera, que abre hasta el 24 de diciembre, donde se han instalado marcas que tienen “una historia detrás”, bien sea de emprendedores, artesanos o de diseño, explica a Efe Estilo Miguel Bonet, uno de los socios de Better, una empresa dedicada a la producción de espacios efímeros.

Rincón de The Hovse, una pop up store abierta solo por Navidad/Imagen cedida por Better/ Pablo Gomez Ogando/EFE

Rincón de The Hovse, una pop up store abierta solo por Navidad/Imagen cedida por Better/ Pablo Gomez Ogando/EFE

“Este proyecto es una tienda multimarca, que está abierta un mes, pero que también podría estar abierta todo el año. Nosotros y las marcas asumimos el coste”, añade.

El espacio, un edificio con escaleras estrechas y ascensor de hierro forjado, se encuentra en el madrileño barrio de Justicia, y ha sido decorado con un diseño que invita a recorrer sus estancias, vestidas con una combinación de elegancia, decadencia y modernidad, en el que se mezclan bombillas de colores, telas, estanterías de metal y alguna que otra acogedora chimenea forrada de terciopelo.

“Nuestros proyectos siempre tienen varias patas, comunicación, gestión, diseño y producción de los espacios. Con pocos recursos, hacemos que apetezca ver y comprar”, añade Bonet,

Pero el envoltorio no es lo único importante, cada una de las marcas ha sido seleccionada y “siempre, siempre” tienen una historia detrás o “algo” que las hace diferente.

Emprendedores locales por Navidad

Como ejemplo, Bonet señala “Walk With Me”, el proyecto de un grupo de jóvenes emprendedores que pretende sustituir a los mapas “cutres” de toda la vida y encarga a ilustradores y diseñadores, cartografías de sus barrios, ya tienen “mapeado” casi todo Madrid y ahora van a por Barcelona.

Esta iniciativa “habla de lo genuino y de lo local”, argumenta Bonet, cuyas marcas, o inquilinos -como le gusta denominarlas-, encajan en el perfil de artesano y diseñador emprendedor, un área que ha experimentado un “crecimiento brutal” en los últimos años.

Este sector está cuajado de historias llenas de “valentía” y pasión, como Pompeii, una firma de zapatos formada por cinco jóvenes con experiencia en sectores tan ajenos como la banca de inversión, que han abandona sus trabajos estables por este proyecto.

Gafas de Mr Boho en The Hovse, una pop up store abierta solo por Navidad/Imagen cedida por Better/ Pablo Gomez Ogando/EFE

Gafas de Mr Boho en The Hovse, una pop up store abierta solo por Navidad/Imagen cedida por Better/ Pablo Gomez Ogando/EFE

No son los únicos, los inquilinos de esta peculiar casa son de amplia y diversa procedencia, desde la cosmética natural, los accesorios de moda con sello “Made in Spain”, a muebles con aire retro, joyas hechas a mano, juguetes de madera, ropa para niños y mayores, algún que otro ovillo de lana para iniciarse en la artes del tricotado y utensilios de cocina de porcelana esmaltada.

Esta tienda efímera no es la única de Better, antes vieron la luz The Apartment (el germen de The Hovse), The Patio (un bar en el patio Conde Duque) y ahora acaban de inaugurar The Table, un peculiar “restaurante pop up” dentro del Hotel Hurso.

“Invitamos a un cocinero cada mes para que convierta el restaurante en su casa, como si fuera una residencia temporal. Rediseñamos la carta y la sala, desde la disposición al color, para que se sientan como en su propio restaurante”, indica sobre una iniciativa que traerá a Madrid al Cenador de Amós (Cantabria) o a L’Escaleta (Alicante), ambos con tres soles Repsol.

La primera “pop up” de Better, recuerda Bonet, fue un carrito en el jardín de una tienda, una experiencia que recuerda como “un infierno”, con muchas noches sin dormir.

“Hemos ido aprendiendo, lo bueno de estos proyectos, es que cada uno es un máster. Ha sido un proceso de prueba y error, hemos ido creciendo poco a poco, de manera orgánica”, argumenta. EFE

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies