EFE/BALLESTEROSEFE/BALLESTEROS

La corbata, un símbolo fálico utilizado por los políticos

La corbata es el complemento masculino por excelencia, se remonta a la Revolución Francesa, pero son pocos los hombres que la saben llevar, los políticos entre ellos

Madrid (EFE).- Las corbatas, el complemento masculino por excelencia vuelve a ser objeto de debate, precisamente, por su uso inadecuado. O demasiado larga o demasiado corta o demasiado estrecha o desanudada. Lo cierto es que este accesorio esconde, según los expertos, “el secreto para parecer una persona creíble”.

El último político encargado de alimentar el debate del uso de este complemento es Pablo Iglesias, el líder de Podemos ha decidido añadir el uso de la corbata a su indumentaria y ya no se la quita. Iglesias ha dado un giro a su llana imagen en la antesala de la campaña electoral y se ha lanzado con un estilo del que siempre había huido pero que, según los expertos, le puede servir para conectar con el electorado más maduro, con los mayores de 50 años.

El último político encargado de alimentar el debate del uso de este complemento es Pablo Iglesias, el líder de Podemos ha decidido añadir el uso de la corbata a su indumentaria y ya no se la quita. Iglesias ha dado un giro a su llana imagen en la antesala de la campaña electoral y se ha lanzado con un estilo del que siempre había huido pero que, según los expertos, le puede servir para conectar con el electorado más maduro, con los mayores de 50 años

El político da sus propias explicaciones:  “Desde que Ana Rosa [Quintana] me regaló un par de corbatas, me gustaron mucho y me las pongo”, pero no deja de sorprender este repentino cambio de imagen con el que además busca desmarcarse del político al uso ya que la lleva floja, no con el corte tradicional de ajustarla hasta el último botón. Una imagen buscada, más cerca de un “look” presidencial.

corbata simbolo falico politicos

EFE/BALLESTEROS

La hemeroteca habla por si sola. En la pasada campaña, en el mes de diciembre, el candidato del PSOE, Pedro Sánchez decía: “Iglesias no tiene pinta de ser un candidato a la Presidencia del Gobierno”.

Mientras Pablo Iglesias contestaba: “Quizás llevemos la camisa remangada, quizás no nos pongamos corbata, pero a nosotros las cuentas nos salen y nos salen con la gente dentro” , y añadió: “no basta con vestir con ropa bonita”.

 

-- ESPAÑA DEBATE CATALUÑA:GRA371. BARCELONA, 14/07/2015.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, sale del Palau de la Generalitat tras la reunión que ha convocado esta tarde con de los partidos y entidades soberanistas para refrendar el preacuerdo que debe crear una candidatura única independentista para el 27S. EFE/Marta Pérez

— ESPAÑA DEBATE CATALUÑA:GRA371. BARCELONA, 14/07/2015.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, sale del Palau de la Generalitat tras la reunión que ha convocado esta tarde con de los partidos y entidades soberanistas para refrendar el preacuerdo que debe crear una candidatura única independentista para el 27S. EFE/Marta Pérez

Otro de los políticos cuya corbata da que hablar por lucirla demasiado larga para lo que es habitual es Artur Mas.

Donde empieza la hebilla

En teoría, la corbata debe de acabar donde empieza la hebilla del cinturón, comenta Patrycia Centeno, periodista y especialista en imagen política . “La corbata es un símbolo fálico, y puede dar lugar a interpretaciones diversas. Si además, quien la lleva se la toca de manera constante, pues también”, añade.

Centeno asegura que Mas tiene un “estilo muy refinado”, sin embargo describe sus corbatas como “bastante rancias”, pero atribuye a los políticos españoles el mal uso generalizado de la prenda, “un 98% no la sabe llevar”.

“Las utilizan o muy largas o muy cortas, un síntoma que tiene que ver con no saberse hacer el nudo”, y si a ello añadimos que la parte inferior sobresale de la superior el desastre de imagen es seguro.

“Problema es que se llevan un accesorio que transmite seguridad, pero si no la sabes lucir, o no has elegido la que favorece al tipo de cuello que llevas”, el resultado no es nada favorecedor y provoca el efecto contrario al que se pretende. “Si no se sabe llevar es mejor renunciar a ella”, dice la autora del libro “Política y Moda” (Ed.Península).

Aprender a darse el nudo

Patrycia Centeno les recomienda revisar algún vídeo de youtube sobre cómo anudarse la corbata. Hay dos tipos de nudos, el simple y el Windsor, y en el protocolo indica que el cuello de la camisa de debe complementar con el de la chaqueta, y en función de ellos se elije la corbata.

ESPAÑA DEBATE CATALUÑA:GRA262. BARCELONA, 08/07/2015.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, responde a una pregunta durante la sesión de control al gobierno en el Parlamento catalán en un momento de tensión en las filas soberanistas por la negociación de una candidatura única independentista para las catalanas del 27S. EFE/Toni Albir

ESPAÑA DEBATE CATALUÑA:GRA262. BARCELONA, 08/07/2015.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, responde a una pregunta durante la sesión de control al gobierno en el Parlamento catalán en un momento de tensión en las filas soberanistas por la negociación de una candidatura única independentista para las catalanas del 27S. EFE/Toni Albir

“Pero pocos lo tienen en cuenta. Rajoy, por ejemplo, ha lucido la corbata torcida de manera que se le veían los botones de la camisa. Jamás deben verse, resta credibilidad y seriedad”, .

La especialista en política y moda asegura que socialmente, cada vez, es menos frecuente el uso de la corbata. “Hay una nueva clase de políticos que ha prescindido de la corbata”, y recuerda que esta prenda nace de la Revolución Francesa, “de la izquierda”, aunque posteriormente la burguesía se apoderó de ella, hasta el punto de convertirse en un “accesorio de distinción”.

 

Con o sin corbata, mejor o peor puesta, lo que está claro es que “en política jamás se arriesga”, advierte Patrycia Centeno. EFE

Tagged with: , ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies