• mas infoCANGREJOS A LA PIEDRACANGREJOS A LA PIEDRA EFE/CEDIDA POR PLANETACANGREJOS A LA PIEDRA EFE/CEDIDA POR PLANETA
  • mas infoHUEVO DE AVESTRUZdieta paleo cocina kilometro ceroHUEVO DE AVESTRUZ. EFE/CEDIDA POR PLANETA
  • mas infoHIGADO DE CABRAdieta paleo cocina kilometro ceroHIGADO DE CABRA CON LAUREL EFE/CEDIDA POR PLANETA
CANGREJOS A LA PIEDRA EFE/CEDIDA POR PLANETAHUEVO DE AVESTRUZ. EFE/CEDIDA POR PLANETAHIGADO DE CABRA CON LAUREL EFE/CEDIDA POR PLANETA

La dieta paleo, la cocina del kilómetro cero

Un libro de recetas de cocina con base científica nos traslada al Paleolítico para extraer los aspectos más beneficiosos de la forma de nutrirse de nuestros antepasados los homínidos, quienes practicaban una cocina de kilómetro cero, hoy conocida como dieta paleo, una manera de comer nueva y muy antigua

Madrid (EFE).- “Recetas paleo” (Cúpula) es “una adaptación de la paleodieta a nuestros días” y una de esas “sorpresas” que tiene la propia vida de un investigador, el paleontólogo y codirector del Equipo de Investigación de Atapuerca, Eduald Carbonell quien reconoce, en una entrevista con Efe Estilo, que el libro, de los muchos que ha escrito, es el que ha tenido más impacto.

“Son cosas que te sorprenden en tu vida, escribes decenas de libros que tú crees que son interesantes para la sociedad y resulta que haces un libro que es más un divertimento y es el que tiene más impacto y que la gente agradece”.

Un libro de cocina, no al uso, que plantea dos formas de preparar los alimentos, como lo haría un cocinero moderno y un hombre del paleolítico, compra y caza, incluida.

dieta paleo cocina kilometro cero

EFE/CEDIDA POR CÚPULA

Junto a la periodista y arqueóloga Cinta S.Bellmunt, Carbonell plantea, a través de 60 recetas inspiradas en los alimentos del Paleolítico, la importancia de la cocina de kilómetro cero.

“La cocina ha sido siempre de kilómetro cero, solo hace escasas decenas de años ha cambiado, la gente comía lo que se encontraba en su entorno, los nutrientes y la energía venían del entorno inmediato”, explica el catedrático de prehistoria, quien ha tenido la genialidad de aportar a cada receta su parte de contexto histórico en un apartado titulado ¿Sabías que…?

Recetas de cocina con historia

Y así, por ejemplo, en la receta de huevo de avestruz a la losa con cebollino, explicada para cocinar en la actualidad o al estilo paleo, documenta, además, el hallazgo de grabados de cáscaras de huevo de avestruz de hace entre 8.600 y 6.680 años, en Hassi Mouillah, en la región de Quargía (Argelia) y se añade la explicación de que los huevos de este ave poseen un bajo nivel de colesterol, por lo que son recomendables en situaciones de dieta.

“Queríamos que las personas supieran que estos productos han existido en yacimientos arqueológicos y planteamos la evolución de la comida en la arqueología, un poco el libro de formación para cocinar con los amigos, haciendo antropología y de paso divertirnos”, explica.

dieta paleo cocina kilometro cero

EFE/ CEDIDA POR CUPULA

Para Carbonell, comer es “lo más importante” que hacemos los humanos, los primates, “la suma de información y creatividad”, y como investigador de fósiles, lo que más le impresiona es la “transformación”, la cocina caliente hecha con fuego y “la relación que puede tener la gastronomía con el lenguaje, la diversidad cultural con la diversidad de lo que se come”.

Comer hoy según la dieta del paleolítico

El paleontólogo opina que una adaptación de la paleodieta a nuestros días puede aportarnos “nuevas experiencias” y aunque no defiende dogmáticamente este tipo de alimentación, si extrae los aspectos más beneficiosos de la forma de nutrirse de los prehistóricos que comían grandes cantidades de proteína y grasas, obtenidas de la carne y el pescado, y apenas consumían carbohidratos.

Revuelto de huevos de perdiz con cangrejo y espárragos, caballo estofado con manzana y nueces, atún a la piedra con enebro y rúcula, son recetas inspiradas en los alimentos del Paleolítico -recolección, caza y pesca- cuando no había mucho donde escoger y las comidas consistían en lo que les procuraba la naturaleza.

En el recorrido evolutivo, la ingesta de carne de forma habitual permitió que nuestro sistema digestivo evolucionara con rapidez, reduciendo sus dimensiones, lo que trajo a su vez un crecimiento progresivo del cerebro, el órgano más costoso de mantener.

En el recorrido evolutivo, la ingesta de carne de forma habitual permitió que nuestro sistema digestivo evolucionara con rapidez, reduciendo sus dimensiones, lo que trajo a su vez un crecimiento progresivo del cerebro, el órgano más costoso de mantener

“Somos omnívoros, nuestros antepasados eran folívoros, enseguida empezamos en nuestra dieta con la carroña, continuamos introduciendo la caza de pequeños especímenes, a parte de la recolección que siempre ha sido nuestra base alimenticia durante muchísimos años, y después ya introducimos la caza mayor”, explica el paleontólogo.

Una de los platos de caza mayor que presenta el libro es el de médula de bisonte americano con frambuesa, en el que, ante la dificultad de encontrar el bisonte, se sugiere que se utilice otro tipo de bóvido, como la vaca o el buey, y donde se explica que en Atapuerca (Burgos) se ha podido confirmar la ingesta masiva de este alimento hace 400.000 años, de uso muy común en niños que, recién destetados, no podían ingerir otros alimentos.

Paleo consejos

“Recetas paleo” también tiene un espacio para los “paleo-consejos”, como tomar las verduras lo más frescas posible, mejor todavía, cultivadas por uno mismo; ingerir proteínas de buena calidad de animales criados en condiciones sanas y entornos naturales y no olvidar las hiervas aromáticas y especias.

Para Eduald Carbonell, partidario de la diversidad de alimentos porque se aseguran “una diversidad de nutrientes y de minerales que favorecen tu adaptación”, la actual dieta mediterránea “tiene un gran valor evolutivo”, en el sentido de que se consumen “todos los productos de la fotosíntesis”.

Para Eduald Carbonell, partidario de la diversidad de alimentos porque se aseguran “una diversidad de nutrientes y de minerales que favorecen tu adaptación”, la actual dieta mediterránea “tiene un gran valor evolutivo”, en el sentido de que se consumen “todos los productos de la fotosíntesis”

Carbonell y Bellmunt han contado con la ayuda de dos cocineros, Ricardo Ponti y Diana Novell, responsables de presentar la elaboración de recetas tan sugestivas como tiras de jabalí ahumadas con tirabeques, antílope a la brasa con castañas o cerebro de cabra rebozado con huevos de perdiz, desde los cánones actuales.

Un libro “para estar en la cocina y para llevarlo al campo y experimentar”, asegura el codirector de investigación de Atapuerca, quien defiende la dieta de nuestros orígenes para llevar una vida saludable, solo que -admite- nos suele gustar “todo lo que crea tejido adiposo”.EFE

 

 

 

 

Tagged with: , ,
Posted in Gourmet

Efe Estilo en Twitter
EFEturbanner_practica-español-300x125EFEempresas
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies