El diseño llega al Congreso con la intención de quedarse

El Congreso de los Diputados no ha cambiado la moqueta, ni las butacas de sus señorías ni tampoco las mesas, pero hoy abrió las puertas al diseño, que está dispuesto a quedarse