La Asociación Provincial de Empresarios de Confitería de Valladolid ha creado el pastel La Asociación Provincial de Empresarios de Confitería de Valladolid ha creado el pastel "Penitente" para la Semana Santa de la ciudad, declarada de Interés Turístico Internacional, que representa a un penitente procesionando. EFE/Nacho Gallego
Sabrosa tradición

Dulce Semana Santa

El dulce sabor de la Semana Santa

Madrid, (EFE).-  En Valladolid, la Semana Santa sabe a chantilly, crema pastelera, nata montada, bizcocho y azúcar fondant, cualquiera que se acerque a sus pastelerías y pida un “Dulce Penitente” en esta época de devoción y religiosidad podrá degustar esta delicia.

Y es que este dulce se convierte en pecaminoso para los paladares que, entre procesión y procesión, se dan el gusto de saborear un penitente tal y como los que acompañan los pasos, con su capuchón y su capa, su cirio y su escapulario, pero en miniatura y comestible.
Vista de un aparador de una pastelería de Barcelona con varios tipos de mona, un pastel tradicional que los padrinos regalan a sus ahijados en Cataluña cada lunes de Pascua. EFE/Alberto Estévez

Vista de un aparador de una pastelería de Barcelona con varios tipos de mona, un pastel tradicional que los padrinos regalan a sus ahijados en Cataluña cada lunes de Pascua. EFE/Alberto Estévez

Pero no sólo la región vallisoletana cuenta con su postre típico para estas fechas, ya que las todas las fiestas tienen sabor.

Recetas de cuaresma

La gran mayoría de las recetas de cuaresma están elaboradas con leche, harina, huevos, mantequilla, azúcar o miel, ingredientes tradicionales con numerosas combinaciones posibles.
Así, podemos saborear una gran variedad de dulces en Andalucía, que se caracteriza por sus pestiños, sus roscos, torrijas y el gañote de la Sierra de Grazalema. Las monas de Pascua las encontramos con dos variedades, de chocolate en Cataluña y con huevo en Aragón y en Valencia, donde también se llaman panquemadas.
Las marañuelas de Asturias, los panades mallorquines de Baleares, las bonitas flores manchegas de Castilla-La Mancha o las hojuelas de Valladolid son otros ejemplos típicos, así como las bolluelas y las roscas de candil en Extremadura, las torrijas en Madrid y en Navarra y los orejones del País Vasco.
Un dato curioso y también dulce de la Semana Santa murciana es la tradición de que los penitentes repartan caramelos
Un dato curioso y también dulce de la Semana Santa murciana es la tradición de que los penitentes repartan caramelos, una costumbre que tiene ya siglos de antigüedad y que rompe los esquemas de muchas otras cofradías, pero que son una huella que caracteriza a la Semana Santa de esta región.
Casi todos estos manjares surgen de la tradicional época de cuaresma, cuando la prohibición de consumir carne disparaba las mentes creativas de los cocineros, pasteleros y amas de casa para idear nuevas recetas que sí se pudiesen comer.
Y otro alimento que no puede faltar es el pan, símbolo de la última cena y protagonista imprescindible en cualquier mesa en Semana Santa.
“Porque a nadie le amarga un dulce”, qué mejor forma de renovar fuerzas para no perdernos ni una procesión que llenando el estómago con repostería casera, para disfrutar de las fiestas y concedernos un último capricho antes de la “operación biquini”. EFE

 

Tagged with:
Posted in Gourmet

Efe Estilo en Twitter
EFEturbanner_practica-español-300x125EFEempresas
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies