El editor, empresario y periodista Andrés Rodríguez. EFEEl editor, empresario y periodista Andrés Rodríguez. EFE
Mundo editorial

Andrés Rodríguez, editor, “leer mis revistas supone un esfuerzo”

“Yo no sabría de qué hablar con él”, dice el presidente de Spainmedia Magazine, editora de las versiones españolas de Forbes, Esquire y Harper’s Bazaar

Madrid,  jun (EFE).- El presidente de Spainmedia Magazine, editora de las versiones españolas de Forbes, Esquire y Harper’s Bazaar, Andrés Rodríguez, sabe quiénes son sus lectores y lo que esperan de él, pero no se lo pone nada fácil, ya que asegura que leer sus revistas “supone un esfuerzo”.

Su rival en el quiosco, Vogue España, muestra en la portada de junio al futbolista madridista y a su novia, la modelo rusa Irina Shayk, en unas fotos que exhiben el cuerpo desnudo del portugués, provenientes del objetivo del prestigioso Mario Testino.

“Son personajes que no me interesan. Considero a mis lectores más inteligentes. Yo no sabría de qué hablar con Ronaldo”, explica a Efe Estilo el empresario, impulsor también de un festival de marcas de lujo, Premiumfest, que llegará a su cuarta edición en noviembre.

A salvo de la crisis

“Mis revistas se dirigen más a las élites, a las personas con una economía más o menos resuelta y bien formadas” dice el editor

Las revistas que edita en España sobreviven a la crisis del papel y se atreven con innovaciones técnicas, como quitar la cabecera de la primera página, y sacar personajes e historias menos habituales en otras revistas de moda.

El objetivo, “influir” en el lector con “alto poder adquisitivo”, que es, en realidad, un potencial cliente para sus anunciantes, los hasta ahora salvadores de las revistas impresas, que en el caso de Spainmedia reportan “el 75 % de los ingresos”, afirma Rodríguez.

El rostro de Audrey Hepburn aparece en una de las cuatro portadas del número de julio de Harper's Bazaar. EFE/ Harper's Bazaar

El rostro de Audrey Hepburn aparece en una de las cuatro portadas del número de julio de Harper’s Bazaar. EFE/ Harper’s Bazaar

El editor, durante 17 años director de revistas de Prisa y fundador de los periódicos El Independiente y El Sol, es consciente del bache que atraviesa la clásica comunicación de masas con el advenimiento de internet y de las audiencias fragmentadas.

Por eso, sabe que no escribe para todos los hombres ni para todas las mujeres: “Mis revistas se dirigen más a las élites, a las personas con una economía más o menos resuelta, bien formadas, viajadas y muy curiosas”.

Es consciente de que sus portadas, a veces difíciles de descifrar, o sus enfoques dejan fuera a una gran parte del público generalista, pero aprecia ese elitismo: “No quiero gustar a todos”.

“En una revista alguien tiene que decir ‘no’, no puede ser una democracia”, sentencia

La calidad del diseño de publicaciones como Harper’s Bazaar, una revista fundada en 1867 por la que han pasado artistas de la talla de Man Ray o Andy Warhol y escritoras como Virginia Woolf, invita a pensar en un gran despliegue de periodistas, técnicos y fotógrafos, pero en el caso de la edición española, quienes la dan vida son un pequeño, y joven, grupo de profesionales orquestados por Rodríguez.

El empresario y periodista, “más lo segundo que lo primero”, prefiere trabajar con un equipo reducido “para que las ideas fluyan mejor”, aunque reivindica su lugar como “jefe”: “No hay nada peor para una revista que convertirse en una democracia. Alguien tiene que decir, ‘no’; de otra forma, sería caótico”, expresa Rodríguez.

Sin embargo, intenta ser “un buen líder”, así que no teme que su figura inspire críticas y sarcásticas novelas, del tipo “El diablo de viste de Prada”, un dardo contra el implacable mundo editorial.

Hablar de alta costura y grandes fortunas en tiempos de crisis “no siempre es fácil”, porque, a pesar del público objetivo de la revista, más bien “urbanita y adinerado”, sus revistas se venden a un precio accesible, así que cualquier ciudadano puede leer sus contenidos. “Simplemente, intentamos enseñar lo mejor del mundo, y esa excelencia, a veces, tiene un alto precio”, justifica.

Antes de convertirse en “el primer director en España de una revista para mujeres”, Harper’s Bazaar, Rodríguez solo deseaba una cosa: “No quería morirme sin ser editor”. Una vez conseguido, formula una nueva petición: “Ahora, no quiero morirme”, bromea. EFE.

 

Tagged with: ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies