"Es muy importante la imagen, siempre va muy bien maquillada, Hillary, se ha sacado el máximo brillo posible"

Hillary Clinton, el estilo que perdió el Ala Oeste

Cuando parecía que Hillary Clinton iba a hacer historia por derecho propio, Donald Trump derrumba sus planes más ambiciosos, ser presidenta de los Estados Unidos

Madrid (EFE).- Hillary Clinton, en sus más de treinta años de carrera política, ha tenido que esgrimir muchos escollos por el mero hecho de ser mujer, pero ella, tenaz, disciplinada y entusiasta, consiguió lo que se propuso tras convertirse en primera dama cuando su esposo, Bill Clinton, accedió a la Casa Blanca en 1993.
Desde entonces, esta abogada, licenciada en Yale, modificó en parte el papel de primera dama, hasta entonces decorativo, y apostó por vivir de cerca la política real.
Así, fue senadora por Nueva York de 2001 a 2008, más tarde precandidata presidencial, derrotada por Barack Obama en 2008, y después secretaria de Estado, desde 2009 hasta 2013. Pero al final, de nada le ha servido, ha perdido el hito de su carrera: Llegar a ser presidenta de Estados Unidos.

El estilo Hillary Clinton apelaba a la razón

El camino no era fácil, pulió y revisó su imagen hasta convertirse en una rival fuerte pero accesible y cercana, una labor que ha estado en manos de Kristina Schake, asesora de Michelle Obama a quien Hillary Clinton contrató para borrar la percepción de candidata dura que transmitió en 2008.
“Es una mujer súper preparada, pero a la hora de transmitir empatía le cuesta”, dice a EFE Estilo, Toni Aira, director del Máster de Comunicación Política e Institucional de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
A largo de la campaña presidencial, los asesores de imagen y comunicación no verbal de Clinton han hecho hincapié en potenciar y mostrar una candidata cercana, para ello idearon la imagen de una Hillary Clinton muy expresiva, con los ojos muy abiertos y una gran sonrisa, un gesto muy ensayado, pero que le falta naturalidad”, a juicio de Aira.

Hillary Clinton, el nuevo estilo de la Casa Blanca

Hillary Clinton, el nuevo estilo de la Casa Blanca. EFE

La credibilidad se gana y se pierde de muchas maneras, pero una imagen demasiado edulcorada no suma votos. Hillary Clinton se ha esforzado por conectar con la gente: se ha hecho “selfies”, ha recibidos besos y abrazos y ha saludado con entusiasmo a sus seguidores, pero sobre todo los ha escuchado.

“Es una mujer que apela más a la razón que a la emoción, cuando se escuchan sus argumentos y razones llega, pero con la comunicación no verbal no transmite lo suficiente”

Clinton también ha dicho mucho con sus gestos. Ha levantado sus brazos en forma de victoria para saludar allá por donde iba, ha reído y sonreído mucho, se ha llevado la mano al corazón en muchas ocasiones, tras finalizar sus mítines y ha utilizado el dedo índice para imponer su carácter pero de nada le ha servido.

“Es una mujer que apela más a la razón que a la emoción, cuando se escuchan sus argumentos y razones llega, pero con la comunicación no verbal no transmite lo suficiente”, expresa Aira, quien recuerda que Bill Clinton nada más pisar la calle transmitía empatía”.
Entre las mayores críticas que la política demócrata ha recibido están las de su ambición y su aparente frialdad, o su supuesta falta de honestidad. “Sus asesores han intentado cubrir sus debilidades y han potenciado la seriedad de Hillary, así como su entusiasmo y alegría”, añade.

“Sus asesores han acertado vistiendo a Hillary como una abuela entrañable de clase media”, expresa Aina

Clinton ha terminado la campaña batallando por convencer a millones de americanos que tienen dudas sobre su imagen. “A pesar de que Hillary tiene un punto de soberbia, siempre intenta mostrar proximidad y naturalidad”, opina.

A Hillary Clinton, durante la campaña de 2008 se la tildó de mostrar unos rasgos demasiados masculinos, una imagen que se ha pulido con un vestuario, un peinado y un maquillaje muy cuidado.

El equilibrio no es fácil, “sus asesores han acertado vistiendo a Hillary como una abuela entrañable de clase media”, expresa Aina, que considera que hubiera sido un error vestirla como una mujer joven”.

Hillary Clinton, el nuevo estilo de la Casa Blanca

Hillary Clinton, el nuevo estilo de la Casa Blanca

Precisamente este acertado vestuario, “le ha dado un punto de proximidad y cercanía durante la campaña”, reconoce el experto, que considera que desde un punto de vista estético, Hillary ha llegado a la “madurez”.
En su vestuario están muy presentes los trajes de chaqueta pantalón en tonos azules, beiges, rojos o verdes, un conjunto que proyecta sobriedad y contención y que suele combinar con zapatos cómodos de tacón medio, collares y broches, unos más sencillos que otros.
“Clinton, una mujer incombustible que cuida su estética y estilo personal, es consciente de que para un americano es muy importante la salud y la imagen del candidato a la hora de decidir su voto”.

“Es muy importante la imagen, siempre va muy bien maquillada, Hillary, se ha sacado el máximo brillo posible”

En cuanto al cuidado de su maquillaje y cabello, Clinton siempre ha dado una imagen natural, dejando que la edad dibujara arrugas en el rostro y avanzara de manera armoniosa.
Sobre su rostro, se han visto tonos azules en los ojos y corales, grosellas y rojos empolvados sobre los labios, un maquillaje muy oportuno para su edad.
En cuanto al cabello, esta americana ha preferido lucir un melena corta en tono rubio con el que las canas conviven a la perfección. “Es muy importante la imagen, siempre va muy bien maquillada, Hillary, se ha sacado el máximo brillo posible”, dice.
Pero no ha llegado la era de Hillary Clinton, se ha impuesto el estilo de Donald Trump. EFE

Tagged with: ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies