Libro. EFE/ Isabel PeláezLibro. EFE/ Isabel Peláez
La Policía y Twitter

El éxito de la @policía se amplía al mundo editorial

El “community manager” de la institución ha presentado hoy “@policia: las historias de un éxito”

Madrid, oct (EFE).- El perfil de la Policía Nacional en Twitter (más de 1 millón de seguidores) supera en influencia al del FBI. Su utilidad en la resolución de conflictos planteados por los ciudadanos a través de esta red social ha conseguido tanta repercusión mediática que el fenómeno llega ahora en formato libro.

El "community manager" de la Policía durante la presentación del libro. EFE/ Isabel Peláez

El “community manager” de la Policía durante la presentación del libro. EFE/ Isabel Peláez

“@policia: las historias de un éxito” (Aguilar) es el resultado de un proyecto que arrancó en 2009 para cumplir un sueño: “Servir más de cerca a las personas”. Ese año, la institución creó su cuenta de Twitter y comenzó a emplear un lenguaje coloquial y humorístico que generó empatía (y mucha simpatía) entre los internautas, los responsables de viralizar el contenido gracias a sus “retuits”.

“Hemos sido capaces de ofrecer a los ciudadanos contenidos útiles e interesantes a través de expresiones cercanas que han impactado más”

El autor del libro, responsable además del equipo que gestiona el Twitter de esta institución, Carlos Fernández Guerra, ha presentado hoy la obra en Madrid haciendo repaso de los mensajes más famosos publicados en la cuenta de la Policía, el cuerpo de seguridad más seguido del planeta, por delante de la Oficina Federal de Investigación americana (FBI).

Concienciar, pero con un lenguaje cercano

“El éxito radica en que hemos sido capaces de ofrecer a los ciudadanos contenidos útiles, interesantes, a través de expresiones cercanas que han impactado más”, reconoce el “community manager”de la Policía.

“Hay temas con los que nunca bromeamos, como la pornografía o la violencia de género”

Los tuits de la Policía pretenden “concienciar” mediante un lenguaje divertido, excepto en temas “sagrados” como la pornografía infantil o la violencia de género, que “no permiten bromas”.

También previenen de bulos y robos e intentan movilizar a los ciudadanos ante causas nobles; en 2013, sus mensajes para conseguir donaciones de sangre en solidaridad con las víctimas del accidente ferroviario de Santiago de Compostela generaron una redifusión masiva.

“Respondemos al 99 % de los mensajes privados que recibimos”

El “quid pro quo” define la relación de la Policía con los internautas; los agentes lanzan etiquetas para pedir a los españoles que denuncien el tráfico de drogas (#Tweetredada) y los ciudadanos, por su parte, pueden enviar sugerencias o peticiones a la Policía en una especie de comisaría virtual que recibe 3.000 menciones diarias.

Libro. EFE/ Isabel Peláez

Libro. EFE/ Isabel Peláez

“Respondemos al 99 % de los mensajes privados que recibimos”, explica Carlos Fernández Guerra, quien, a pesar del éxito, también ha sufrido algún que otro dolor de cabeza a causa de algún tuit desafortunado.

Tuit polémico

El más sonado, aquel en el contestaban a una “duda” de la revista Jot Down, que planteaba al cuerpo de seguridad lo siguiente: “Si viajas al extranjero (UE) y te llevas cuatro porros, ¿es preferible meterlos en la maleta que facturas o llevarlos encima?”.

Términos como “hipster”, “cool” u “on fire” son normales en el Twitter de la Policía

“Mejor, si los llevas liados y donde los perros no los detecten (paquete de tabaco?). Pero arriesgas a un acta por consumo público”, contestaba la Policía. Hubo tirón de orejas, pero con el cicatrizante del tiempo quedaron “el aprendizaje y las risas”.

El equipo de comunicación de la Policía no duda en utilizar términos como “hipster”, “cool” u “on fire” para alertar de los riesgos de conducir al volante o exponer la intimidad en la red.

 “DROGA=CACA, hasta un niño lo sabe”, dicen en uno de sus tuits

El ciberacoso es otro tema en el que Twitter ha sido el mediador ideal entre la ciudadanía y la Policía. Los casos famosos de Eva Hache, Juanma Castaño y Santi Rodríguez, que tras recibir amenazas en Twitter se pusieron en contacto con el perfil @policia, han favorecido la imagen de una institución que llega a expresarse así: “DROGA=CACA, hasta un niño lo sabe”.

Lenguaje arriesgado pero impactante

“En este lenguaje hay riesgos, pero también la posibilidad de llegar a más gente, y ese es nuestro objetivo”, matiza Carlos Fernández Guerra, quien lidia a diario con comentarios de “trolls” y “haters” (personas que publican mensajes provocadores, en ocasiones insultantes o que incitan al odio), pero hasta este tipo de seguidores “son escuchados” por la Policía.

“Aplicamos el protocolo que recomendamos a los ciudadanos cuando alguien actúa así: ignorar y bloquear. Si es delito, hay que denunciar”, advierte Fernández Guerra, que hoy se mostraba más nervioso de lo normal en la presentación de “@policia: las historias de un éxito”.

Lo han acompañado el director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó; el director editorial de Aguilar, Pablo Álvarez y el director de comunicación del Ministerio del Interior, Juan José Esteban.

Tagged with: ,
Posted in Tendencias

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies