El Museo del Traje carda, hila y teje la historia de las telas

El Museo del Traje carda, hila y teje la historia de las telas

“Tejiendo la moda” cuenta con telas que mezclan seda con oro y plata, y tejidos estampados a mano por Mariano Fortuny y Madrazo.

Madrid, oct (EFE).- El Museo del Traje recorre la historia de los tejidos en “Tejiendo la moda”, una muestra que comienza en la Edad Media, con España como protagonista indiscutible de la producción textil mundial, y termina con la cautivadora personalidad y obra del artista Mariano Fortuny y Madrazo.

La exposición, inaugurada hoy al público y abierta hasta el próximo abril, examina cronológicamente el devenir histórico de las telas destinadas a la confección, a través de valiosas piezas: un tejido nazarí de dibujo geométricos realizado en la Alhambra, una pieza del siglo XVIII considerada una de las mejores telas del mundo y una selección de piezas de Mariano Fortuny y Madrazo.

“Se ha perdido la valoración del textil. En épocas pasadas, un jefe de un taller estaba mejor considerado que un arquitecto o que el propio sastre”, explica Lucina Llorente, comisaria e historiadora especialista en tejidos del Museo del Traje.

 

Tejido realizado en un telar de Lyon en el siglo XVIII/Imagen cedida por el Museo del Traje/EFE

Tejido realizado en un telar de Lyon en el siglo XVIII/Imagen cedida por el Museo del Traje/EFE

Así, “Tejiendo la moda” toma como punto de partida la Edad Media, con España como número uno de la producción textil mundial, gracias al legado de los omeya, una pueblo que había aprendido la técnica de los persas.

Las piezas expuestas también dibujan la pujanza del imperio almohade -de inspiración geométrica, gracias al vasto conocimiento en matemáticas de los árabes- y de los nazaríes, donde se ubican los mejores telares y los diseños más rompedores del momento.

En el Renacimiento, el podio pasa a manos italianas con novedades como el terciopelo, “que se puede estampar, pintar o incluso quemar”; y siglos después, a la corte de Versalles, con Luis XIV, que consigue atraer con promesas económicas a los mejores artesanos europeos.

En estas épocas, la producción de tejidos “es tan cara que los materiales se reutilizan hasta que se descomponen”, explica la comisaria; así, una jornada de 16 horas de un artesano se saldaba con apenas cuatro centímetros de tela, dependiendo del dibujo y los materiales empleados, que en algunas de las piezas expuestas incluye la seda con hilos de oro y plata.

“Hoy en día, el valor reside en el diseño. En una prenda de sesenta euros, el valor de la tela no llega al diez por ciento del total, mientras que en el siglo XVIII el tejido alcanzaba el 95 por ciento del precio final de la prenda”, explica la conservadora.

“El precio de aquellas telas equivaldría hoy en día a cerca de cien mil euros”, señala la comisaria para evidenciar el cambio radical que ha experimentado el sector.

Pieza de la exposición "Tejiendo la moda"/ Imagen cedida por el Museo del Traje/EFE

Pieza de la exposición “Tejiendo la moda”/
Imagen cedida por el Museo del Traje/EFE

Con la llegada de los telares automáticos y las nuevas fibras y tintes químicos, el trabajo artesanal del telar “casi ha desaparecido”, aunque vive una nueva juventud con los encargos de las grandes fortunas de los Emiratos Árabes, que pueden permitirse prendas que, solo en material, están valoradas en decenas de miles de euros.

“Tejiendo la moda” da una última puntada a su recorrido con una selección de la obra de Mariano Fortuny y Madrazo, un artista en el que cristaliza “la labor de un investigador en artes decorativas”, la del pintor “en la utilización de técnicas pictóricas y el uso del color”, y la de “un artesano, en la manufactura”, asegura.

Con sus elaboradas telas pintadas a mano confeccionaba vestuarios de producciones teatrales y, posteriormente, debido al éxito sobre el escenario, prendas para sus amigas, como el afamado vestido “Delphos”.

El artista español pone el broche de oro a la muestra con una selección de obras que dibuja su “complejidad” como artista, renacentista y multidisciplinar, que volvió a poner a España en la vanguardia del diseño textil. EFE

Posted in Sin categoría

EFEDATA
Efe Estilo en Twitter
Máster de Periodismo de Agencia
  • Visto
  • Nube de tags

Madrid, oct (EFE).- El Museo del Traje recorre la historia de los tejidos en “Tejiendo la moda”, una muestra que comienza en la Edad Media, con España como protagonista indiscutible de la producción textil mundial, y termina con la cautivadora personalidad y obra del artista Mariano Fortuny y Madrazo.

La exposición, inaugurada hoy al público y abierta hasta el próximo abril, examina cronológicamente el devenir histórico de las telas destinadas a la confección, a través de valiosas piezas: un tejido nazarí de dibujo geométricos realizado en la Alhambra, una pieza del siglo XVIII considerada una de las mejores telas del mundo y una selección de piezas de Mariano Fortuny y Madrazo.

“Se ha perdido la valoración del textil. En épocas pasadas, un jefe de un taller estaba mejor considerado que un arquitecto o que el propio sastre”, explica Lucina Llorente, comisaria e historiadora especialista en tejidos del Museo del Traje.

 

Tejido realizado en un telar de Lyon en el siglo XVIII/Imagen cedida por el Museo del Traje/EFE

Tejido realizado en un telar de Lyon en el siglo XVIII/Imagen cedida por el Museo del Traje/EFE

Así, “Tejiendo la moda” toma como punto de partida la Edad Media, con España como número uno de la producción textil mundial, gracias al legado de los omeya, una pueblo que había aprendido la técnica de los persas.

Las piezas expuestas también dibujan la pujanza del imperio almohade -de inspiración geométrica, gracias al vasto conocimiento en matemáticas de los árabes- y de los nazaríes, donde se ubican los mejores telares y los diseños más rompedores del momento.

En el Renacimiento, el podio pasa a manos italianas con novedades como el terciopelo, “que se puede estampar, pintar o incluso quemar”; y siglos después, a la corte de Versalles, con Luis XIV, que consigue atraer con promesas económicas a los mejores artesanos europeos.

En estas épocas, la producción de tejidos “es tan cara que los materiales se reutilizan hasta que se descomponen”, explica la comisaria; así, una jornada de 16 horas de un artesano se saldaba con apenas cuatro centímetros de tela, dependiendo del dibujo y los materiales empleados, que en algunas de las piezas expuestas incluye la seda con hilos de oro y plata.

“Hoy en día, el valor reside en el diseño. En una prenda de sesenta euros, el valor de la tela no llega al diez por ciento del total, mientras que en el siglo XVIII el tejido alcanzaba el 95 por ciento del precio final de la prenda”, explica la conservadora.

“El precio de aquellas telas equivaldría hoy en día a cerca de cien mil euros”, señala la comisaria para evidenciar el cambio radical que ha experimentado el sector.

Pieza de la exposición "Tejiendo la moda"/ Imagen cedida por el Museo del Traje/EFE

Pieza de la exposición “Tejiendo la moda”/
Imagen cedida por el Museo del Traje/EFE

Con la llegada de los telares automáticos y las nuevas fibras y tintes químicos, el trabajo artesanal del telar “casi ha desaparecido”, aunque vive una nueva juventud con los encargos de las grandes fortunas de los Emiratos Árabes, que pueden permitirse prendas que, solo en material, están valoradas en decenas de miles de euros.

“Tejiendo la moda” da una última puntada a su recorrido con una selección de la obra de Mariano Fortuny y Madrazo, un artista en el que cristaliza “la labor de un investigador en artes decorativas”, la del pintor “en la utilización de técnicas pictóricas y el uso del color”, y la de “un artesano, en la manufactura”, asegura.

Con sus elaboradas telas pintadas a mano confeccionaba vestuarios de producciones teatrales y, posteriormente, debido al éxito sobre el escenario, prendas para sus amigas, como el afamado vestido “Delphos”.

El artista español pone el broche de oro a la muestra con una selección de obras que dibuja su “complejidad” como artista, renacentista y multidisciplinar, que volvió a poner a España en la vanguardia del diseño textil. EFE

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies