Muguruza mientras posa con su trofeo de individuales femeninos de Wimbleon en LondresMuguruza mientras posa con su trofeo de individuales femeninos de Wimbleon en Londres

“Es el momento de pensar, creérselo y revivirlo” Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza la doble ganadora de los premios Wimbledon y Roland Garros, luce espléndida en la cena de campeones de Wimbledon…

Madrid, jul 2017 (EFE).- Vestida de blanco y con adornos de hojas de laurel plateadas, en homenaje a las tradiciones del campeonato más antiguo y prestigioso del mundo, Garbiñe Muguruza desprendía felicidad por los cuatro costados en la cena de campeones de Wimbledon ofrecida por los socios de All England Tennis Club.

El emblemático edificio Guildhall, en la ciudad londinense, fue el escenario escogido para celebrar la tradicional velada, a la que asistieron 400 invitados luciendo sus mejores galas.

Entre ellos se encontraban dos de los tres únicos españoles que anterior a Muguruza habían conseguido alcanzar el éxito en la “catedral ” del tenis; Manolo Santana (1966) y Conchita Martínez (1994), entre los que faltaba Rafa Nadal (2008 y 2010) para completar el cuarteto de ganadores patrios.

Federer y Muguruza

Roger Federer (i) y a la tenista española Garbiñe Muguruza mientras posan con sus trofeos de Wimbleon en Londres. 

La sonrisa de la campeona, que no cesó en toda la noche, solo encontró digno adversario en el también pletórico campeón masculino Roger Federer que celebraba el haberse convertido en el primer hombre en la historia en ganar ocho veces el campeonato. Algo que le fue obsequiado con un cuadro que recogía las fotos de sus ocho triunfos sobre el pasto inglés.

Garbiñe pletórica en la cena de celebración

Tras recorrer el salón con la bandeja de plata arropada por la unánime ovación de los asistentes Garbiñe revelaba que “solía odiar la hierba, pero gracias al tiempo y la experiencia lo ha logrado”

“¿Y ahora qué?” le inquiría Petchey a la única española que ha ganado Roland Garros (2016) y Wimbledon: “seguiré intentado dar lo mejor de mí”, aseguraba ella.

El maestro de ceremonias y exjugador británico Mark Petchey le preguntaba “¿Qué haría ahora?” a lo que ella contestó; “seguir dando lo mejor de sí misma”, igual que añadió en una entrevista con Efe, que era el momento de “pensar, creérselo y revivirlo”.

El color predominante de la velada aparte del blanco que protagonizaba el vestido de Muguruza fue el morado, que pudo verse en manteles, servilletas, flores e incluso la alfombra de la entrada al recinto, erigido hace más de seis siglos sobre las criptas medievales más grandes de Londres.

El presidente del club inglés, Philip Brook, dedicó unas palabras a todos los presentes al terminar la cena, sin olvidar mencionar a los vencedores de las otras categorías del torneo, entre ellos Alejandro Davidovich Fokina, que ganó en Júniors, para que recibieran también su merecido aplauso.

Entre los episodios ocurridos durante las dos semanas del torneo, Brook destacó el “épico” partido en el que Nadal cayó abatido por Gilles Müller y deseó volver a ver pronto al mallorquín en esa cena.

Tras la infinidad de fotografías que se tomaron con algunos fans, Muguruza y Federer abandonaron el lugar pasada la medianoche, con una victoria a sus espaldas que nunca nadie les arrebatará;serán para siempre los campeones de Wimbledon 2017.EFE

Tagged with: , ,
Posted in Personajes

EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies