Los Taiyakis japonés aterrizan en Madrid, desde Nueva York, en Los Taiyakis japonés aterrizan en Madrid, desde Nueva York, en "La Pecera". EFE/Instagram

Helados artesanos, tradición e innovación para combatir el calor

Los helados artesanales se convierten en la mejor opción para combatir el calor a través de propuestas tradicionales salpicadas por la innovación y las últimas tendencias

Madrid, (EFE).- En un panorama de helados industriales con sabores estándares y preelaborados, algunos profesionales y firmas del sector intentan conservar la esencia natural de esta gélida comida, que ayuda a apaciguar el calor cuando las altas temperaturas azotan, a través de la tradición y la innovación.

Los hay que triunfan en las redes sociales, los de origen japonés, versiones sanas y mediterráneas con sabores de toda la vida o parrillas a -32 grados de las que sale magia.

Los taiyakis son un ejemplo. Este helado japonés con cucurucho en forma de pez ha aterrizado en Madrid, directo desde Nueva York, en “La Pecera”, para deleitar los paladares más fashionistas y a los “followers” de Instagram.  De vainilla o chocolate y con una sorpresa escondida en el interior, este postre además de bonito y llamativo, está muy bueno.

A la plancha, a -32 grados, Thai Scoops Madrid pone los ingredientes sobre una mezcla de leche y crema, mientras le va dando forma a la bola de helado que, más bien, parece una obra de olfredería. Una opción para los más arriesgados, hambrientos de nuevas experiencias culinarias, que también es “instagrameable”.

Otros que no dejan indiferente a nadie son los helados con aceite de oliva. Esta idea de la heladería artesanal con 120 años de experiencia La Ibense Bornay está disponible en tarrinas de tres sabores: en tres sabores: chocolate, almendras y vainilla macadamia y, además de ser muy mediterráneos, son actos para veganos, celiacos e intolerantes a la lactosa.

Helados artesanos, el verdadero amor del verano

Apaciguar el calor cuando las altas temperaturas azotan, a través de la tradición y la innovación es una máxima por la que apuesta Casa Eceiza con su nueva gama de helados artesanales y de ingredientes naturales ideada por Iñigo Murua, quien fue profesor del área de panadería y pastelería en el Basque Culinary Center, durante 5 años.

Turrón, vainilla con nueces de pecán, “cheesecake” con fresas, yogurt con miel, tocino de cielo, tarta de chocolate con almendras caramelizadas, crema de mango o cereza negra son sólo algunos de los sabores que ofrece la marca de Tolosa.

helados artesanos jordi roca

El repostero español Jordi Roca aboga por la innovación, junto a su mujer Alejandra Rivas, en Rocambolesc. EFE/Instagram

El repostero español Jordi Roca aboga por la innovación, junto a su mujer Alejandra Rivas, en Rocambolesc, un laboratorio de sabores, colores y mezclas, donde la alta cocina se sirve sobre cucurucho a través de recetas originales, como el helado de manzana al horno, el de sorbete de coco con violeta o el làctic -dulce de leche, confitura de guayaba y algodón de azúcar-, y una más que cuidada presentación.

Entre sus delicias más novedosas también se encuentran los panet, bollos de leche que se rellenan de sabor helado, “toppings” y coberturas, antes de calentarlos, y sus polos con forma de oso, mano o nariz.

Los helados artesanos también protegen el medioambiente

La ética medioambiental y el placentero sabor de un helado, no están reñidos, y así lo demuestra Mistura. Una marca de “ice cream” que cree en la necesidad de cuidar y respetar el entorno, por lo que la madera de sus locales, envases de los helados o cucharillas proceden de productos reciclados.

Hasta la nata o el yogurt de sus helados, procedentes de una pequeña granja a las afueras de Madrid, donde las vacas se alimentan exclusivamente de lo que se cultiva, tratan de conservar el hábitat.

Dos aspectos que le han permitido colarse entre las mejores heladerías de la capital y a lo que hay que sumar otros tres: sus helados no contienen colorantes ni conservantes; su particular manera de servir el helado, sobre una plancha de granito; sus toppings, que decoran los helados a todo bombo y platillo.

helados artesanos polos

Así son los Lolos de LoloPolos. EFE/Instagram

Dejando de lado las clásicas bolas de helado, Lolo Polos se convierte en una opción diferente y colorista para los amantes de esta comida helada servida sobre un palo.

Sin colorantes o saborizantes artificiales, sus polos contienen hasta un 75% de fruta, con recetas que cambian a diario dependiendo de los ingredientes disponibles en la temporada.

Entre ellos se puede encontrar polos de aguacate, almendras y azafrán, frambuesas y agua de jamaíca, chile y mango, pepino y violeta o tarta de limón, totalmente aptos también para celíacos.EFE

Tagged with: , ,
Posted in Tendencias

EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies