Huevos de Pascua, una tradición en Alemania. EFEHuevos de Pascua, una tradición en Alemania. EFE
Huevos de Pascua, toda una tradición

Los huevos de Pascua, el chocolate en forma de tradición alemana

Los huevos de Pascua tienen su origen en la prohibición de la Iglesia de comer este alimento en la cuaresma entre los siglos IX y XVIII

Berlín, abr (EFE).- Desde semanas antes de empezar el período de Pascua, y especialmente durante estos días, Alemania se engalana de colores y se empacha de chocolate, eso sí, con una peculiar forma: de huevos.

Los huevos de Pascua tienen su origen en la prohibición de la Iglesia de comer este alimento en la cuaresma entre los siglos IX y XVIII por considerarlo equivalente a la carne.

Pintura para conservarlos

Por ese motivo y para que no se echaran a perder, la gente los cocía y les aplicaba pinturas o ceras para conservarlos y, como suele pasar con las costumbres, poco a poco empezó a convertirse en tradición. Hoy en día los más manitas siguen manteniendo la práctica de decorar los huevos en casa, para lo que pueden encontrarse infinidad de pinturas, pegatinas, plantillas y demás accesorios.

Pero para los que quieran ir a tiro hecho, también pueden comprarse ya decorados en las tiendas y supermercados e incluso algunos establecimientos los regalan con las compras.

En Alemania es típico colgar los huevos de Pascua de los árboles. EFE

En Alemania es típico colgar los huevos de Pascua de los árboles. EFE

También es típico colgar estos coloridos huevos de los árboles, en la entrada o jardines de las casas alemanas, por lo que es fácil encontrar en estos días calles plagadas de éstas coloridas piezas ovaladas.

Sin embargo, los más populares son los de la versión en chocolate; rellenos o sin rellenar, grandes o pequeños, lisos o con decoraciones… todo vale en la gastronomía del huevo de pascua.

Estas pequeñas piezas comestibles son sobre todo populares entre los más pequeños, para los que la tradición se ha convertido en un ansiado ritual tan esperado como la Navidad.

Y es que según dicta la tradición, el domingo de Pascua -o domingo de Ramos en España- el conejo de Pascua entra en las casas y esconde los huevos de chocolate y otros dulces en distintos lugares, que los niños deben encontrar, con su consiguiente disfrute.

Al parecer esta especie de Papá Noel con forma de conejo, tiene su origen en su simbolismo como despertar de la naturaleza en primavera, mientras que el huevo es considerado como un signo de la vida y la resurrección. EFE

Tagged with:
Posted in Blogs

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies