Escena del corto Escena del corto "In a Heartbeat". / Yotube: In a Heartbeat Animated Short Film

In a Heartbeat, trailer viral del verano

In a Heartbeat se financió gracias a una campaña de “crowdfunding” que consiguió más de 14.000 dólares en 30 días y cuenta la historia, sin palabras, de Jonathan y Sherwin, dos adolescentes compañeros de clase

Madrid (EFE).- El corto estadounidense de animación “In a Heartbeat” es un fenómeno viral con más de 23 millones de visitas en YouTube. Esta historia de amor gay entre adolescentes tiene música del español Arturo Cardelús, que explica en una entrevista con EFE que ha huido del dramatismo pero no de las “emociones”.

El compositor madrileño (1981), residente en Los Ángeles, que ya ha compuesto otras bandas sonoras como las de la serie “Call Me Francesco”, es el autor de la música de este corto animado de cuatro minutos que han dirigido el mexicano Esteban Bravo y la estadounidense Beth David.

 

 

“In a Heartbeat”, culminación de sus cuatro años de estudio en el Ringling College of Art + Design, se financió gracias a una campaña de “crowdfunding” que consiguió más de 14.000 dólares en 30 días y cuenta la historia, sin palabras, de Jonathan y Sherwin, dos adolescentes compañeros de clase.

In a Heartbeat, un trailer que ha llegado al corazón de millones de personas

Sherwin nota que su corazón se acelera al ver a Jonathan y es tan fuerte el latido que su corazón termina saliendo de su pecho para alcanzar al chico de sus sueños.

“Nos esperábamos que iba a tener una cierta repercusión por el tema, pero no nos imaginábamos esto, la verdad”, reconoce el compositor y pianista sobre la historia.

in a heartbeat trailer viral verano

Escena del corto “In a Heartbeat”. / Yotube: In a Heartbeat Animated Short Film

Está “muy contento” con el resultado porque, dice, es un corto “muy bueno” aunque “está claro que por el tema gay se ha hecho mucho más viral”.

Con un tono “muy Disney”, “puro e inocente”, “In a Heartbeat” habla del recurrente tema del amor, pero lo que “más le gusta” a Cardelús es que lo hace de una forma “muy poco sexualizada”: “es como muy inocente, casi platónico. Pero lo que hace que se haya hecho tan popular es que son dos niños”, opina.

Le llamó “muchísimo la atención” desde el principio un proyecto que prácticamente nunca se ha representado en animación, el del amor entre personas del mismo sexo, “y menos en la adolescencia”.

“Me dijeron que iba a ser animación y que no iba a tener diálogo. Y yo no había hecho animación antes y tampoco había trabajado con algo sin diálogo y me apetecía muchísimo”, reconoce.

La música de In a Heartbeat, de la alegría a la introspección

En “In a Heartbeat” quisieron dividir la música en dos partes. En la primera, explica, “sigue el ánimo del corazón y es ligera, cargada de aventura. El carácter del corazón es muy alegre, sin ningún miedo, lleno de energía”.

“Y luego cuando entran en el instituto y Jonathan se da cuenta de los sentimientos de Sherwin, entonces cambia completamente y vuelve mucho más emocional, más introspectiva”, continúa Cardelús.

Lo más complicado de musicalizarlo, fue, precisamente, “encontrar el tono”: “Sobre todo en la segunda parte hicimos muchas pruebas y al principio nos pasábamos de drama. Era demasiado dramático. Nos costó mucho encontrar un tono que fuese emotivo pero sin caer en el drama”.

A mí -prosigue- me pidieron hacer una música emocional pero que no se pasase de dramática. Porque la idea es que el corto en general fuese ligero, como ‘cute’, inocente, pero no dramático ni deprimente. No querían que fuese una cosa depresiva al final”

“A mí -prosigue- me pidieron hacer una música emocional pero que no se pasase de dramática. Porque la idea es que el corto en general fuese ligero, como ‘cute’, inocente, pero no dramático ni deprimente. No querían que fuese una cosa depresiva al final”.

Cree que lo han conseguido lo mismo que han logrado que “mucha gente llore al final” y “disparar” las emociones.

En cualquier caso para él “está siendo todo una locura”: “Desde que se estrenó he recibido un montón de emails de mucha gente que no conocía”.

Es gente, dice, de la industria de Hollywood con proyectos y propuestas, reconoce el músico que, actualmente está trabajando en “Buñuel en el laberinto de las tortugas”, un largo de animación español y en una serie de la que no puede decir aún el título. EFE

 

Lo más en EFE Estilo

Madrid (EFE).- El corto estadounidense de animación “In a Heartbeat” es un fenómeno viral con más de 23 millones de visitas en YouTube. Esta historia de amor gay entre adolescentes tiene música del español Arturo Cardelús, que explica en una entrevista con EFE que ha huido del dramatismo pero no de las “emociones”.

El compositor madrileño (1981), residente en Los Ángeles, que ya ha compuesto otras bandas sonoras como las de la serie “Call Me Francesco”, es el autor de la música de este corto animado de cuatro minutos que han dirigido el mexicano Esteban Bravo y la estadounidense Beth David.

 

 

“In a Heartbeat”, culminación de sus cuatro años de estudio en el Ringling College of Art + Design, se financió gracias a una campaña de “crowdfunding” que consiguió más de 14.000 dólares en 30 días y cuenta la historia, sin palabras, de Jonathan y Sherwin, dos adolescentes compañeros de clase.

In a Heartbeat, un trailer que ha llegado al corazón de millones de personas

Sherwin nota que su corazón se acelera al ver a Jonathan y es tan fuerte el latido que su corazón termina saliendo de su pecho para alcanzar al chico de sus sueños.

“Nos esperábamos que iba a tener una cierta repercusión por el tema, pero no nos imaginábamos esto, la verdad”, reconoce el compositor y pianista sobre la historia.

in a heartbeat trailer viral verano

Escena del corto “In a Heartbeat”. / Yotube: In a Heartbeat Animated Short Film

Está “muy contento” con el resultado porque, dice, es un corto “muy bueno” aunque “está claro que por el tema gay se ha hecho mucho más viral”.

Con un tono “muy Disney”, “puro e inocente”, “In a Heartbeat” habla del recurrente tema del amor, pero lo que “más le gusta” a Cardelús es que lo hace de una forma “muy poco sexualizada”: “es como muy inocente, casi platónico. Pero lo que hace que se haya hecho tan popular es que son dos niños”, opina.

Le llamó “muchísimo la atención” desde el principio un proyecto que prácticamente nunca se ha representado en animación, el del amor entre personas del mismo sexo, “y menos en la adolescencia”.

“Me dijeron que iba a ser animación y que no iba a tener diálogo. Y yo no había hecho animación antes y tampoco había trabajado con algo sin diálogo y me apetecía muchísimo”, reconoce.

La música de In a Heartbeat, de la alegría a la introspección

En “In a Heartbeat” quisieron dividir la música en dos partes. En la primera, explica, “sigue el ánimo del corazón y es ligera, cargada de aventura. El carácter del corazón es muy alegre, sin ningún miedo, lleno de energía”.

“Y luego cuando entran en el instituto y Jonathan se da cuenta de los sentimientos de Sherwin, entonces cambia completamente y vuelve mucho más emocional, más introspectiva”, continúa Cardelús.

Lo más complicado de musicalizarlo, fue, precisamente, “encontrar el tono”: “Sobre todo en la segunda parte hicimos muchas pruebas y al principio nos pasábamos de drama. Era demasiado dramático. Nos costó mucho encontrar un tono que fuese emotivo pero sin caer en el drama”.

A mí -prosigue- me pidieron hacer una música emocional pero que no se pasase de dramática. Porque la idea es que el corto en general fuese ligero, como ‘cute’, inocente, pero no dramático ni deprimente. No querían que fuese una cosa depresiva al final”

“A mí -prosigue- me pidieron hacer una música emocional pero que no se pasase de dramática. Porque la idea es que el corto en general fuese ligero, como ‘cute’, inocente, pero no dramático ni deprimente. No querían que fuese una cosa depresiva al final”.

Cree que lo han conseguido lo mismo que han logrado que “mucha gente llore al final” y “disparar” las emociones.

En cualquier caso para él “está siendo todo una locura”: “Desde que se estrenó he recibido un montón de emails de mucha gente que no conocía”.

Es gente, dice, de la industria de Hollywood con proyectos y propuestas, reconoce el músico que, actualmente está trabajando en “Buñuel en el laberinto de las tortugas”, un largo de animación español y en una serie de la que no puede decir aún el título. EFE

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies