• mas infoJames Dean, 60 años después de su muerte, icono de moda. James Dean, 60 años después de su muerte, icono de moda. James Dean, 60 años después de su muerte, icono de moda.
  • mas infoJames Dean apostó por un estilo relajado, "casual".James Dean apostó por un estilo relajado, "casual".James Dean apostó por un estilo relajado, "casual".
  • mas infoSu personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.
James Dean, 60 años después de su muerte, icono de moda. James Dean apostó por un estilo relajado, "casual".Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.

James Dean, un icono gigante

No solo reconocido por su talento, James Dean, 60 años después de su muerte, es icono de moda.

Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.
En el mundo de la moda, se considera icono a todas aquellas personas que, además de ser imitadas, son fuente de inspiración para reinventar y crear nuevas tendencias.
Es el caso de James Dean, quien con su actitud de chico malo, desde que rodara Al este del Eden, en 1955, se instaló en el olimpo del cine y de la moda, gracias a su magnetismo y su estilo canalla.
Para la historia de la moda dejo piezas míticas como la cazadora bomber conjuntada con camiseta blanca y pantalón vaquero, atrevido estilismo para aquella época que realzó con su famoso tupé.
La chaqueta de cuero, los “jeans” 101 Rioders y las botas ce cuero que lucía James Dean dieron vida a una nueva cultura juvenil que llegó acompañada de un aura rebelde.
Ajeno a las tendencias del momento, James Dean apostó por un estilo relajado, “casual”, que impactó en el mundo de la moda masculina.
Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.

Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.

Incorporó al armario del hombre los pantalones de lana gris y el chaleco dentro del estilo sport, mucho antes de que se consideraran tendencia.
Aún hoy, su imagen irradia tanta fuerza que sigue siendo un referente para diseñadores, fotógrafos y estilistas. Mucho se ha escrito sobre él, pero poco se ha profundizado en las posibles causas del impacto de su ‘estilo’ y la supervivencia de su manera de vestir.
El mito comenzó cuando en la intersección de dos autopistas estatales, la 46 y la 41, cerca de la localidad de Cholame (California), a unos 300 kilómetros al noroeste de Los Ángeles,  perdió la vida un rebelde de nombre James Dean.
Marcado por esa belleza congelada en el tiempo y esa actitud rebelde y desafiante a la par que vulnerable y angustiosa, James Dean, tenía 24 años y solo había hecho tres películas, aunque únicamente una había llegado a los cines: “Al Este del Edén”, la adaptación de Elia Kazan de la novela de John Steinbeck.
Para octubre de 1956 y convertido ya en un mito del cine, se lanzó “Gigante”, su último trabajo, con la firma de George Stevens y Elizabeth Taylor y Rock Hudson también en el reparto. Dean logró la nominación póstuma al Óscar, como ya ocurriera con “Al Este del Edén”.
Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.

Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.

El tormento que acompañó siempre a sus personajes cinematográficos bien pudo encontrar inspiración en sus vivencias, ya que su madre murió de cáncer cuando Dean tenía 9 años y su padre se desentendió de su cuidado.
James Dean vivió con sus abuelos en una granja de Indiana hasta los 18 años y después se mudó a California, donde comenzó sus estudios de interpretación en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Allí fue escogido de entre más de 300 alumnos para dar vida a Malcolm en la obra de teatro “Macbeth”.
En 1951 decidió abandonar las clases y adentrarse de lleno en Hollywood, donde daría sus primeros pasos en representaciones teatrales emitidas por televisión como “A Long Time Till Dawn”, “Run Like a Thief” o “General Electric Theater: I’m a Fool”, donde compartió escenario con Natalie Wood, su futura compañera de reparto en “Rebelde sin causa”
Murió acorde a su propia filosofía, “sueña como si fueses a vivir para siempre y vive como si fueses a morir hoy”.
Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.

Su personal estilo, de chico malo, le ha convertido en uno de los hombres más imitados y también deseados.

Tagged with:
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies