Sortija de la colección de joyería de compromiso Sortija de la colección de joyería de compromiso "Ice flowers". EFE/Clara Auñón

Copos de nieve para refrescar la joyería de las novias

La joyería nupcial se reinventa con el inicio de una nueva temporada de bautizos, comuniones y bodas, en las que las novias tendrán un aire muy fresco.

Madrid, (EFE).- El vestido de la novia siempre ha acaparado todas las miradas en las bodas pero, ahora, las joyas empiezan a reclamar su minuto de fama, incorporando colores que contrastan con el tradicional blanco, y formas, como los copos de nieve, que refrescan el estilo nupcial en la temporada estival.

“Lo que manda sigue siendo el vestido, pero las joyas van ganando protagonismo”, explicaba a EFE Sandra Rojo, diseñadora de joyas de Suárez, presente en la tercera edición de la pasarela Atelier Couture, dedicada a la moda nupcial, un mundo en el que el anillo y los pendientes “siguen siendo las joyas de novia por excelencia”, añadía la creadora.

El “estrecho” campo de la joyería nupcial se va ampliado gracias a nuevos complementos, como el collar, la pulsera o los broches en el cabello, una tendencia “emergente” que Suárez ha adaptado para Marta Castro, que sujetará su velo con estos adornos en su boda con Fonsi Nieto, el próximo 30 de abril.

Tendencias frescas que adornan a las novias

Estos prendedores son una muestra de las joyas “mesure”, diseños personalizados para aquellas novias “que encajan con el perfil de mujer que Suárez quiere representar”, creados en conjunción con sus vestidos y personalidad, y que llevan a la casa española a enfrentarse continuamente a nuevos desafíos, como la elaboración de dos “earcuffs”, pendientes que rodean toda la oreja, tendencia que llega a las bodas de 2017 procedente de la calle.

Diseños de la colección de joyas nupciales "Ice flowers"

Sandra Rojo, diseñadora de joyas de Suárez, elabora los diseños de “Ice flowers”. EFE/Clara Auñón

Pero no todo es ostentación, la practicidad también se impone en estas joyas, que “no tienen por qué ser incompatibles con el día a día”, según Rojo, quien ha diseñado unos pendientes “de quita y pon”, en los que la parte colgante se desmonta, dejando solo un chatón, al que se puede dar uso diario. “Las joyas son una inversión, y así se puede tener dos en una”, dice.

“Lo que manda sigue siendo el vestido, pero las joyas van ganando protagonismo”, explica Sandra Rojo

Así, los complementos de boda se adaptan al estilo de novias más modernas, aunque la diseñadora asegura que, a la hora de comprar joyas de compromiso, “hay dos tipos de persona”, y es que “el 50% de los hombres no se atreve a innovar”, lo que les lleva a optar por solitarios o alianzas clásicas, mientras las mujeres “suelen ir por algo más elaborado”.

Joyas nevadas para bodas refrescantes

Todas estas tendencias están recogidas en “Ice flowers”, la nueva colección de Suárez, presentada durante la pasarela nupcial, y basada en “Saint Maxime”, una propuesta anterior de la firma, compuesta por diseños “bohemios” con centros de color.

“Nos dimos cuenta de que a mucha gente le encantaban los diseños de ‘Saint Maxime’, pero pedían cambiar el centro por diamantes”, explicaba Rojo, que reconocía que fueron las demandas de los propios clientes las que les dieron la idea de hacer piezas de compromiso que unificaran un “gran diseño” y el centro blanco.

Diseños de pendientes para novia

Pendientes en forma de copos de nieve, la nueva propuesta de Suárez de joyería de compromiso para novias. EFE/Clara Auñón

Rojo, que siempre investiga antes de crear sus diseños, encontró la inspiración para sus flores de hielo en las fotografías de Wilson Bentley, quien, en 1885, fue la primera persona que logró captar con una cámara las formas de los copos de nieve, a vista de microscopio, unas estructuras imitadas en los pendientes, sortijas, solitarios y alianzas que componen “Ice flowers”.

“El 50% de los hombres no innovan a la hora de comprar joyas, pero las mujeres sí que buscan algo más elaborado”, asegura Sandra Rojo

Entre los puntos fuertes de los diseños, además de su versatilidad, se encuentra el precio, que oscila entre los 1.400 euros y 3.500 euros, unas cifras que suelen “sorprender” a los compradores, que dan a estos “vistosos” copos un valor “muy por encima” de su coste.

A estos refrescantes diseños, se suman los nuevos componentes de “Saint Maxime”, ideados para aquella gente a la que “le gustaba el concepto” pero quería joyas que pudiera vestir de manera cotidiana, dos propuestas nupciales que reflejan los deseos de las nuevas novias, que reclaman poder sacar partido a sus joyas más especiales, para hacer de todos los días algo único.EFE

Tagged with: , ,
Posted in Tendencias

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies