EFE/SEBASTIEN NOGIEREFE/SEBASTIEN NOGIER
Nuestro bloguero en París, Javier Albisu

Julie Gayet, la novia (oficiosa) del presidente de Francia, contrata una estilista

La actriz francesa Julie Gayet ha contratado un estilista. Nada sorprendente en el país de la moda, pero curioso al tratarse de la compañera del actual presidente de Francia, aquella mujer a la que visitaba en un nido de amor cercano al Palacio del Elíseo, en moto y camuflado con un casco, mientras Valérie Trierweiler ejercía de primera dama

París (EFE).- Julie Gayet, de 43 años, y a quien se le supone pareja de François Hollande, aunque ninguno ha confirmado este extremo, recibe ahora consejo de la maestra costurera Nadia Chmilewsky, especialista en vestuarios de cine.

Se conocieron en 2011, durante el rodaje de “Nos plus belles vacances”, de Philippe Lellouche, filme para el que la vistió con estilo setentero, pantalones ajustados y faldas largas.

Recientemente ha asumido el papel de consejera en moda de la actriz, que ha desplazado su vestuario hacia un “clasicismo chic, en homenaje al ‘savoir-faire’ francés” desde que es pareja sentimental de François Hollande.

“El estilo al vestir a menudo representa un rompecabezas para una mujer que dispone de muchas posibilidades, pero ni decir tiene lo que supone para las que además tienen poder y están sobreexpuestas”, resume la revista del corazón “Gala”, que habla sin tapujos de la “novia” del presidente.

Un secreto a voces

Aunque no confirmado, el romance está en boca de todos desde que en enero de 2014 la revista “Closer” publicara un reportaje fotográfico en el que mostraba las artimañas de Hollande para escaparse discretamente del Palacio del Elíseo, dar esquinazo a la entonces primara dama, Valérie Trierweiler, y reunirse con su amante.

El apartamento prestado en el que se daban cita se encontraba en el número 4 de la calle del Circo, una coincidencia que hacía aún más hilarante un ritual amatorio clandestino y chapucero y que terminó en las portadas de medio mundo poco antes de que Hollande fuera a Washington a invitación de Barack Obama y a dos días de una gran conferencia de prensa en París con cientos de periodistas.

 

julie gayet con vestido de noche

EFE/WAEL HAMZEB

El presidente de Francia, que terminó por hacer el viaje transatlántico solo después de que Trierewiler sufriera una crisis de ansiedad, se limitó a decir a la prensa que su vida privada era un asunto privado.

Y el semptierno soltero Hollande se ha mantenido fiel al discurso, sin ofrecer desde entonces ningún detalle sobre su relación con Gayet, que suele denunciar a los medios que publican fotografías robadas.

En esas instantáneas robadas por “paparazzis” o tomadas por gente del entorno de la pareja y filtradas a los medios, se les ha visto juntos entre amigos en fiestas de fin de año o charlando en el patio del Palacio del Elíseo.

 Paripé

Pero de manera oficial solo han coincidido una vez, el pasado 18 de junio, en el 75 aniversario del llamamiento a los franceses del general Charles de Gaulle para que los franceses resistieran a la capitulación nazi.

En la colina de Mont-Valérien, a las afueras de París, Gayet acompañó a su padre y a su abuelo, excombatiente en la Segunda Guerra Mundial. Fue vestida de riguroso negro y azul marino y no se cruzó con el presidente, aunque siguió la ceremonia desde la tribuna de familiares.

Poco después se volvió a dejar ver en el Festival de Aviñón de Teatro, esta vez para una ocasión más festiva y veraniega y vestida por Nadia Chmilewsky. 

Para a lectura de Madame Wilde en el museo Calvet, la maestra costurera eligió para la actriz y productora de 1,74 metros un vestido de otoño/invierno de Vanessa Bruno de 875 euros conocido como “Doge”.

Gayet dio voz durante hora y media a Constance, la esposa de Oscar Wild en su interpretación de “una mujer libre y moderna en la sociedad victoriana”, según la crónica del diario local “La Provence”.

Fotografía del bloguero de Efe Estilo en París

Javier Albisu/Hugo Pasarello

Anne Gravoin, violinista y esposa del primer ministro, Manuel Valls, también se acercó al célebre festival de artes escénicas en el que los termómetros llegaron a marcar 40 grados al sol.

Menos presente se ha mostrado la periodista y exprimera dama Valérie Trierweiler, muy discreta en comparación con el año pasado, cuando publicó unas memorias sobre sus 18 meses en el Palacio del Elíseo (“Gracias por este momento), que se interpretó como una -lucrativa- venganza contra el compañero que le engañó con la actriz.

Y quizá no sea descabellado pensar en los celos como motivo para editar un libro del que ha vendido más de medio millón de copias, pues ya antes había dado señales de inseguridad sentimental.

En concreto, cuando publicó en Twitter un mensaje de apoyo al rival electoral de Ségolène Royal, a quien Hollande había abandonado por la periodista tras cuatro décadas juntos y cuatro hijos en común. EFE

 

Posted in Blogs

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies