El cantante canadiense Justin Bieber se presenta en el escenario del Telia Parken Stadium en Copenhague, Dinamarca, el 2 de octubre de 2016. (CopenhagEl cantante canadiense Justin Bieber se presenta en el escenario del Telia Parken Stadium en Copenhague, Dinamarca, el 2 de octubre de 2016. (Copenhague, Dinamarca) EFE / EPA / JENS ASTRUP

Justin Bieber, un cantante que rompe labios y corazones

El cantante canadiense Justin Bieber realizó la primera parada de “Purpuse World Tour” en España a golpe de puñetazo y algún que otro desmayo

Barcelona,  (EFE).- El ídolo de muchas adolescentes, Justin Bieber, estuvo ayer en Barcelona para dar comienzo a “Purpose World Tour” en España, una ocasión donde el cantante apareció con deportivas, gafas y una camiseta de la serie de televisión “Misfits” y, donde, una vez más,  mostró su cara más profesional y la más macarra.

“Le he tocado la cara y me ha pegado un puñetazo”, comentaba el fan agredido

El joven de 22 años, que en sus siete años de carrera ha logrado más ‘hits’ que otros grandes en toda una vida,  propinó un puñetazo a un fan que se acercó a su vehículo cuando accedía a marcha lenta hasta el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Según se aprecia en varias imágenes difundidas en las redes sociales, Bieber se encontraba solo en la parte de atrás del vehículo, que marchaba a poca velocidad ante la presencia de numerosos fans del cantante canadiense en las inmediaciones del Palau Sant Jordi.

Aprovechando que el cantante iba con el cristal de la ventanilla bajado, uno de ellos introdujo el brazo con el objetivo de tocar a su ídolo, y este respondió con un rápido puñetazo que impactó en el rostro del admirador.

El fan, con el labio ensangrentado, comentó después, en tono de incredulidad, a los otros fans que le acompañaban: “Le he tocado la cara y me ha pegado un puñetazo”.

Algo más cálido se mostró cuando, sentado en un sillón rojo, sacó la guitarra e interpretó una versión íntima, sólo guitarra y voz, de “Love Yourself“.

Bieber, temperaturas de síncope

Sobredosis hormonal y más de un desmayo es lo que provocó Justin Bieber en el Palau Sant Jordi de Barcelona, donde, haciendo gala de su profesionalidad, ofreció un espectáculo rebosante de pirotecnia visual y coreografías bailadas con mucho estilo por este semidios del ‘star system’ juvenil con cara de bueno y pose de malo.

La primera parada española de la gira “Purpose World Tour” y ha reunido a unas 18.000 personas, la mayoría adolescentes de sexo femenino, que debieron salir agotadas de tanto gritar y de los nervios que pasaron.

Justin Bieber/PAUL BUCK/EFE

Justin Bieber/PAUL BUCK/EFE

Grupos de jovencitas entre 14 y 18 años entraron corriendo en el recinto en cuanto han logrado superar todos los controles de seguridad, aunque alguna se ha mareado antes de tiempo y se ha quedado fuera.

No en vano Justin Bieber es “el más guapo del mundo”, tal como gritó, en uno de sus muchos arrebatos de esta noche, una jovencita que estaba en las gradas junto a un chico vestido y peinado exactamente igual que Bieber, que miraba hipnotizado hacia el escenario.

La verdad es que los precios de este concierto, en el que pocos han pagado menos de 100 euros y más de uno ha desembolsado más de 1.000, son como para aprovechar cada segundo. EFE

 

Tagged with: ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies