La modelo kate Moss en una imagen de archivo del año pasado/ EFE WILL OLIVERLa modelo kate Moss en una imagen de archivo del año pasado/ EFE WILL OLIVER
Nuestra bloguera en Sao Paulo analiza las críticas vertidas en las redes sociales

Kate Moss y sus arrugas

Ante la impactante fotografía de Kate Moss en Instagram, tomada en la fiesta de 60 cumpleaños del fotógrafo peruano Mario Testino, me quede sin palabras. De hecho mande inmediatamente a mi amiga Gabriela Domecq el documento fotográfico pues no conseguía entenderlo

Sao Paulo (EFE).- En un primer momento deduje que Kate estaba en una fiesta de Halloween, disfrazada de zombi o brujilla, y pensé que el maquillaje que usaba estaba bastante conseguido.

Esta semana se conmemora el día de Todos los Santos en muchas de las culturas occidentales, y en Inglaterra -como la reina es también la jefe de la Iglesia- hacen estas cosas de disfrazarse de calabaza  y celebrar encuentros sociales, en vez de llevar flores a los difuntos, que es lo que hemos hecho toda la vida los de la zona Vaticano.

En todo caso, agudicé mi vista y leí que la fiesta de disfraces de Testino era años 50. Una evocación Cuba pre-Castro. Y entonces entendí que las arrugas de Kate Moss ¡ no eran postizas…, ni de pega ! Sufrí un impacto, después un latigazo de pena, más tarde de compasión y finalmente un auténtico sentimiento feminista.

La modelo posa durante una alfombra roja en Londres el año pasado/ EFE WILL OLIVER

La modelo posa durante una alfombra roja en Londres el año pasado/ EFE WILL OLIVER

La mayoría de comentarios en la red eran de gente desolada, gran malestar y decepción. Muchos pedían filtro, photoshop, otros hacían un llamado a la dignidad. Se ve que a la gente no le gusta que le saquen de la ficción.

La arruga es bella

En un gesto natural y espontaneo (como es ella) la famosa critica de moda de Vogue, Susy Menkes se había dedicado a fotografiar a los invitados a esta fiesta y a colocar sus piezas de autor en Instagram. Con ello descubrimos que Kate Moss, que está en sus 40, ya tiene arrugas por supuesto, como todas las mujeres de su edad.

Se nos olvida que Moss lleva 20 años en el mundo de la moda, y que el tiempo pasa para todos, incluso para ella que sigue compartiendo cámara con modelos súper jóvenes, a las que lleva también dos décadas. Por supuesto para Kate Moss, esto es un exitazo de carrera y demuestra que cuando se tiene algo que comunicar, los años importan hasta cierto punto.

Viva la naturalidad

Sin embargo no deja de ser bastante chocante que en la fiesta de 60 años de Mario Testino,– uno de los mejores fotógrafos de moda del mundo-, las primeras instantáneas lanzadas al público, sean las de la cámara de una amateur, en un momento aquí te pillo aquí te mato, catapultadas al ciberespacio sin un ápice de edición.

Por mi parte encuentro encantador que en el mundo de la moda, siempre entregado al retoque y a la manipulación, puedan todavía ocurrir estas cosas tan dejadas de la mano de Dios, tan naturales y sin artificios. Como reportaje fotográfico no tiene desperdicio.

Pero algunos otros piensan que el teléfono de Suzy Menkes podría tener un upgrade. Pues sí Kate Moss parece rondar los 50 en esta instantánea,( ha habido comentarios crueles de que parece 70), las fotos de Valentino y Giancarlo Giammetti, entre sombras y recauchutados, podrían evocar mucho más a una noche de Halloween, que a una fiesta inspirada en la alegre Cuba tropical. Sin comentarios a la brasileñísima, Andrea Delal, que tiraba más a Morticia Adams que a Carmen Miranda.

Hasta ahora el acceso a fotos de famosos con esta naturalidad tan aplastante, estaba limitado a la familia, amigos íntimos y paparazzis. Sin embargo con las nuevas aplicaciones fotográficas en móviles y la efervescencia de las medias sociales, el asunto y el impacto de las fotos se ha convertido en una cosa de andar por casa de carácter mundial.

La bloguera de Efe Estilo, Angélica de Diego

La bloguera de Efe Estilo, Angélica de Diego

Es de imaginar que esto no durará  mucho, pues parte del enigma y el glamour que necesariamente rodea a estas figuras del mundo moda-belleza, se anula definitivamente ante la rotundidad de estas piezas fotográficas descarnadas.

Si yo fuera Anna Winterthur, la Directora Artística de Conde Nast, entregaría inmediatamente a mis editores y críticos de moda los últimos inventos en smartphones, les daría también unas clases de manejo de  herramientas de última generación, además de tener un permanente programa “ïn house”, de reciclaje en nuevas tecnologías para empleados.

La tiranía de las redes sociales

Después de la desilusión que estas fotos han causado en las redes sociales, está claro que en la lucha entre la realidad y la ficción gana esta última, y los que se encargan de vender ficción, tienen que mantener su status bien alto.

Esto me lleva a prever lo que va a llegar y veo que el futuro de la plataforma Instagram  pasa por adjuntar a su famoso producto una herramienta tipo Photoshop, que permita editar las fotos rápida y fácilmente, a ser posible a la velocidad de la luz, que es lo que ahora quiere todo el mundo.

Un retoque de arrugas, un trasero definido, un leve o no tan leve tono de bronceado, un recorte al michelin. Botones hechos a medida para iniciantes y amateurs, locos de las fotos, con aspiraciones estéticas y gustos depurados que mantengan la ilusión óptica de un mundo mejor.

Srs  de Instagram aquí va su próxima inversión, no tarden mucho pues si los de Pinterest o los de Slingshot llegan antes, se van a quedar fuera de mercado.EFE

Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies