El kintsugi es una técnica de restauración de origen japonés del siglo XVI que repara las fracturas de la cerámica, aplicado a la capacidad de lasEl kintsugi es una técnica de restauración de origen japonés del siglo XVI que repara las fracturas de la cerámica, aplicado a la capacidad de las personas para superar ciercunstancias traumaticas. MNAD/EFE

Kintsugi para reparar las fracturas del alma

El kintsugi es una técnica japonesa que recupera cerámicas y elementos de la decoración uniendo los fragmentos con oro en relieve, una metáfora que sirve para curar cicatrices a personas en proceso de rehabilitación psicosocial en la que se implica el Museo de Artes Decorativas

Madrid, (EFE).-El kintsugi es una técnica de restauración de origen japonés del siglo XVI que repara las fracturas de la cerámica, embelleciendo las uniones con líneas de oro en relieve.

Kintsugi decoración con cicatrices

Una filosofía que plantea que las roturas y las reparaciones deben mostrarse poniendo de manifiesto su historia y su transformación, una manera de recordar de donde vienen y hacia dónde.

Kintsugi cicatrices decoración

El kintsugi es una técnica de restauración de origen japonés del siglo XVI que repara las fracturas de la cerámica, aplicado a la capacidad de las personas para superar circunstancias traumaticas. MNAD/EFE

La exposición “Cicatrices, el arte del kintsugi” que se muestra en el Museo de Artes Decorativas (Madrid) nos acerca al concepto de la resiliencia a través del arte, mostrándonos la capacidad que tienen las personas para superar circunstancias traumáticas y salir fortalecidos de ellas.

Paloma Muñoz-Campos, jefa del departamento de conservación y coordinadora del departamento de responsabilidad social del Museo de Artes Decorativas de Madrid, explica que el objetivo de la exposición ha sido poner un “broche de oro” al desarrollo de un proyecto de colaboración con el Centro de Rehabilitación Psicosocial Las Rozas, con el que colaboran desde 2014.

“Es un momento muy dulce, en el que la emoción de las personas que han trabajado en sus obras y que luego las ven expuestas y colgadas en un museo es muy grande”, comenta Muñoz-Campos.

La directiva del museo indica que se trata de personas que tienen dificultades para comunicarse “porque tienen o han tenido algún transtorno mental” y arrastran el estigma de una enfermedad que les hace invisibles y con cierta incapacidad para “comunicarse con la sociedad”.

“El arte ayuda a comunicar sentimientos y malestares”, Paloma Muñoz-Campos

“El arte les ayuda a comunicar sentimientos y malestares. Te permite expresar y sacar de ti mismo cosas que no sabes decir con la palabra”, explica Muñoz-Campos, aunque el grupo de usuarios del centro no tienen el mismo nivel de participación.

La experiencia les ha demostrado que exposición del año pasado ha ha mejorado la “calidad de vida” de algunos pacientes, ellos han sido los impulsores de que otros participaran en esta nueva iniciativa.

Obras con sentimiento

“A través de sus obras se puede percibir cómo se sienten”, algo que ha calado en los visitantes al Museo de Artes Decorativas que han dejado más de 300 mensajes en un árbol dibujado al final de la exposición al que le han ido “saliendo hojas y que cada día reviso a ver si crecen”, dice satisfecha la responsable corporativa.

Mensajes como este: “Gracias a ustedes hay personas que encuentran una nueva oportunidad para vivir” o este otro “Enhorabuena por la exposición. Genial iniciativa que saca de algunas personas lo mejor de ellos mismos”, sorprenden y emocionan a quien la ha organizado.

Los propios artistas realizan visitas guiadas a personas de otros centros “que resultan una inyección de ánimo porque se traslada la idea de que si ellos pueden ‘yo puedo'”.

“Gracias a ustedes hay personas que encuentran una nueva oportunidad para vivir”

“Partió de los usuarios del centro que la fractura de la cerámica que no se esconda, porque forma parte de su historia. Es una cicatriz que embellecen porque forma parte de una etapa”, añade Muñoz-Campos.

Mantas de ganchillo, fotografías, cuadros y cerámica cada usuario se ha atrevido a expresar de una manera diferente sus sentimientos, piezas a las que han añadido una frase con la que han querido transmitir cómo se sienten.

La exposición se podrá visitar hasta el 12 de febrero y en del montaje han formado parte los usuarios del Centro de Rehabilitación Laboral Aranjuez y la difusión del Centro de Rehabilitación Laboral Latina, todos ellos centros de la Red de atención a personas con enfermedad mental de la Consejería de Políticas Sociales y Familia, gestionados por Grupo 5. EFE

Tagged with: , ,
Posted in Tendencias

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies