EFE/JUANJO GUILLÉNEFE/JUANJO GUILLÉN

La boda de Isabel Preysler, a por el cuarto “sí, quiero”

La boda de Isabel Preysler tiene las horas contadas ¿Una cuarta? sí, parece que está a punto de celebrarse, Vargas Llosa ya le ha pedido el matrimonio

Madrid (EFE).- La boda de Isabel Preysler tiene las horas contadas. La cuarta se prepara a marchas forzadas,  podría celebrarse en breve.  Frente a los rumores de un distanciamiento de Mario Vargas Llosa,  Isabel Preysler, declara a la revista Hola “jamás imaginé que volvería a estar pensando en casarme… pero la vida me sorprende”.

Llevan juntos un año y medio, una etapa maravillosa que ahora tienen intención de sellarla con un boda. “Enamorarme de Mario ha sido una maravillosa sorpresa totalmente inesperada para mí. Un gran regalo de la vida a estas alturas” asegura Isabel Preysler.

Y añade qué es lo que la enamoró del Nobel. “De Mario me enamoró su gran inteligencia, su sentido del humor y su enorme humildad… y las maravillosas cartas que me ha escrito desde el principio”.

Ante esta declaración,  solo a falta de que se resuelva los papeles de la separación en  Perú, el entorno de la pareja Vargas Llosa-Preysler dice que la boda se podría celebrar en breve. Será la tercera para él, quien en 1955, siendo menor de edad, se casó con su tía política Julia Urquidi, y después  con su prima  Patricia, que  tras 50 años de matrimonio, y tres hijos en común, se separarse para vivir un nuevo amor junto a Isabel Preysler.

Y la cuarta para ella,  después contraer matrimonio religioso  con el cantante Julio Iglesias y civil con  Carlos Falcó, marqués de Griñón y Miguel Boyer, ministro de Economía durante el primer gobierno de Felipe Gonzalez.

 

La boda de Isabel Preysler, un momento muy dulce

Este mismo año, en enero se han cumplido los 45 años de la boda de Isabel Preysler y Julio Iglesias, un enlace que sorprendió a una España conservadora que se preguntaba si la joven filipina acudía a dar el “sí quiero” embarazada.

Desde aquel día, Isabel Preysler se convirtió en uno de los personajes más deseados y carismáticos de la prensa rosa. Ahora, a sus 65 años y celebrar el 45 aniversario de su primera boda, (va por la tercera) esta filipina vive un momento muy dulce junto al escritor Nobel Mario Vargas Llosa y está a las puertas del esperado “sí quiero”.

En el verano de 1970, Isabel Preysler conoció en una fiesta a Julio Iglesias, el cantante de moda, que fue directo a por ella y esa misma noche nació el amor.

Aquel verano formalizaron su noviazgo y en Navidad anunciaron su boda, que se celebró el 20 de enero de 1971 en Illescas (Toledo).

Isabel apareció en la iglesia con un vestido blanco de manga larga y volantes, cuello alto y pelo recogido.

Isabel Preysler estaba guapa, pero toda España se preguntaba: ¿Estará embarazada?. Un cuestión que la reina de corazones desveló en una entrevista a Vanity Fair.

“Podría decir que nos casamos porque estábamos enamorados y sería verdad, pero lo cierto es que me quedé embarazada. Entonces parecía una tragedia no pasar por vicaría. El cura que nos casó a Julio y a mí, el 20 de enero de 1971, declaró que nunca había visto a una novia llorar tanto en su vida, estar tan, tan triste. Simplemente sentía que no era el momento todavía. (…)”

Siete meses después del enlace, nacía su primera hija, Chábeli. Dos años después nació Julio José y en 1975, Enrique. Tres hijos no fueron suficientes para mantener unido el matrimonio.

Isabel Preysler junto a su esposo Carlos Falcó y su hija Tamara., en abril de 1984.

Isabel Preysler junto a su esposo Carlos Falcó y su hija Tamara., en abril de 1984.

Isabel Preysler se cansó de que Julio se volcara exclusivamente en su carrera y de que le fuera infiel. Se separaron y obtuvieron la nulidad matrimonial en agosto de 1979 por el tribunal eclesiástico de Brooklyn, Estados Unidos.

Desde su divorcio, Isabel empezó a hacer vida social en compañía de su vecina Carmen Martínez Bordiu y conoció al ingeniero agrónomo Carlos Falcó, marqués de Griñón, quien se convirtió en su segundo esposo y padre de su hija Tamara.

“Mi matrimonio con Carlos (en 1980) fue totalmente opuesto al de Julio. Carlos es un hombre muy cosmopolita, al que le gusta mucho viajar, moverse, el campo… (…) Era liberal de verdad, yo podía ir a fiestas, bailar y divertirme… Julio más bien era un chico de derechas, conservador, celoso y posesivo”, contaba en Vanity Fair.

El fracaso matrimonial con Carlos Falcó fue culpa de ella. “No fue culpa de Carlos, fue mía, qué quieres que te diga. Lo sentí muchísimo por él, pero me enamoré”, explica en la revista.

Una vez más, la vida real sorprendió a la de ficción y su fama de encantadora de caballeros creció tras su clandestino idilio con el entonces superministro de Economía, Hacienda y Comercio del primer gobierno de Felipe González, Miguel Boyer, casado con la prestigiosa ginecóloga Elena Arnedo.

 Isabel Preysler y Miguel Boyer a la salida de los juzgados después de su boda civil. Las dependencias judiciales abrieron sus puertas excepcionalmente para celebrar la ceremonia con la discreción deseada por los contrayentes. EFE/ra

Isabel Preysler y Miguel Boyer a la salida de los juzgados después de su boda civil. Las dependencias judiciales abrieron sus puertas excepcionalmente para celebrar la ceremonia con la discreción deseada por los contrayentes. EFE/ra

Una vez separados, Miguel Boyer e Isabel Preysler se casaron, un dos de enero de 1988 a las nueve de la mañana, en los juzgados madrileños que abrieron sus puertas excepcionalmente para celebrar la ceremonia con la discreción deseada por los contrayentes. Fue un enlace por sorpresa y en la intimidad, sus hijos se enteraron momentos antes de que se iban a casar.

Soy muy feliz. Hemos escogido este día y esta hora porque queríamos una boda lo más discreta posible”, decía Isabel Preyler.

Juntos tuvieron una hija, Ana, quinta hija para ella.

El escritor peruano Mario Vargas LLosa (i) y su novia, Isabel Preysler, asisten a la fiesta de inauguración de la tienda estrella de la empresa española Porcelanosa en Nueva York (EE.UU.)EFE/Miguel Rajmil.

El escritor peruano Mario Vargas LLosa (i) y su novia, Isabel Preysler, asisten a la fiesta de inauguración de la tienda estrella de la empresa española Porcelanosa en Nueva York (EE.UU.)EFE/Miguel Rajmil.

La pareja Boyer-Preysler, que fue objeto de críticas y ataques desde distintos medios de comunicación, sobre todo cuando mostraron en una revista su mansión de Puerta de Hierro, en Madrid, con doce cuartos de baño, se convirtieron en un sólido matrimonio hasta que un derrame cerebral apagó la vida del economista en septiembre de 2014.

Isabel, que se ha construido una vida propia a través de tres maridos, y ahora vive un romance con el nobel, espera a dar su cuarto “si quiero”,  un trámite imprescindible para Preysler, porque según dicen sus amigas, “Isabel tiene maridos, no amantes”.EFE

Tagged with: ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies