Los polos experimentan con arriesgadas combinaciones de sabores en Los polos experimentan con arriesgadas combinaciones de sabores en "Lolo". CEDIDA
Helados de autor

La revolución del polo

En el madrileño barrio de Malasaña un local pionero se suma, en la batalla de la comida, al frente de lo sano. La nueva combatiente es Azmina Khanbhai y su arma es un polo, o “lolo”, como ha bautizado a las creaciones de fruta y especias que vende con éxito en la tienda del mismo nombre

Madrid, ago (EFE).- Melocotón con cardamomo, leche con menta o fresa con pimienta, son algunos de los sabores que han logrado que los “lolos” hayan irrumpido con éxito en el verano madrileño, de mano de la recién inaugurada tienda, que consigue colocar en la mano de autóctonos y forasteros alrededor de 400 polos artesanales cada día.

La fruta como alternativa

“El idioma, el desempleo y los niños me dificultan ejercer mi profesión en España”, cuenta a Efe Estilo Azmina Khanbhai, médica de origen indio que, tras su infancia en Tanzania, se formó en Inglaterra.Por ello, tras asentarse con su familia en Madrid, pensó que fabricar cosas con sus propias manos era una buena alternativa, una aventura en la que también ha embarcado a su hermana, que la apoya desde Londres.

Azmina Khanbhai, dueña del local.CEDIDA

Azmina Khanbhai, dueña del local.CEDIDA

Ahora pasa los días entre frutas y especias experimentando para crear una oferta de “lolos” que sea diferente cada día.

“Ha habido polos muy pensados que no han tenido tirón, como el de melón con pimienta, pero otros que han surgido de la improvisación han sido un éxito”, cuenta Khanbhai, que explica que compran la fruta en Mercamadrid y, si han tenido un fin de semana de ventas muy fuerte, tienen que improvisar con lo poco que les queda porque el mercado cierra.

De esa estrategia han salido recetas como la de melón con arándanos, que ha sobrepasado al -hasta entonces- polo más exitoso y refrescante de la casa: el de sandía y pepino.

El frío viene de África

Para Khanbhai el “do it yourself” no es solo cosa de moda. Khanbhai pasó su infancia en Tanzania ayudando a su familia a fabricar ketchup, jabones, champús y, cómo no, polos.

“Me crié en un entorno donde no había nada, con embargos, limitaciones a las importaciones, y a veces en el mercado no podías encontrar ni azúcar”, explica.

Con los ingredientes que sobraban de la empresa farmacéutica de su padre fabricaban productos para el aseo, y si ese día en el mercado tenían suerte de encontrar productos frescos a buen precio, se hacían un con un “stock” que empleaban en elaborar productos menos perecederos como salsas, mermeladas y delicias congeladas.

“No recuerdo que protestase cuando me tocaba hacer esas cosas” rememora la fundadora de la tienda, quien apunta que “sólo tenía un par de juguetes y no había televisión, así que era divertido fabricar cosas con las manos“·

“No me llames polo, llámame lolo”

En las escasas semanas de vida del proyecto, los “lolos” ya han conquistado a una buena clientela, que congestiona el pequeño local hasta la una de la madrugada, la hora de cierre.

La tienda de polos artesanos -también llamados "lolos".CEDIDA

La tienda de polos artesanos -también llamados “lolos”.CEDIDA

Para la dueña, la clave de su éxito está en “tocar el producto lo menos posible”, a lo sumo “una cucharadita de azúcar porque la fruta al congelarla pierde parte de la sensación dulce en el paladar”.

Todos los polos -que no superan los 3 euros – son aptos para celíacos. Sólo unos pocos incluyen leche fresca o yogur, así que la mayoría son “veganos”, y algunos tienen hasta un 70% de fruta.
De cara al invierno, la clave es saborear los polos ya en el calor del hogar y adaptar los sabores a los productos de la temporada.

“Pero nada de turrón”, bromea Khanbhai. Cuando el frío apriete la calabaza o los arándanos servirán para crear postres, meriendas y tentempiés de lo más sano.EFE

Tagged with:
Posted in Gourmet

EFEturbanner_practica-español-300x125EFEempresas

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.