Lena Dunham y las claves para “tenerlo todo”

Lena Dunham y las claves para “tenerlo todo”

“No soy ese tipo de chica” es el primer libro de la creadora y protagonista de “Girls”, una obra en la que relata, con una alta dosis de ironía y humor, su camino hacia el éxito.

Madrid, oct (EFE).- Lena Dunham, creadora de “Girls”, se lanza a la aventura literaria con “No soy ese tipo de chica”, un excéntrico libro a medio camino entre las memorias y la autoayuda, en el que confiesa con humor sus experiencias en el sexo, la terapia, el feminismo y, revela que sufrió una agresión sexual.

“No soy madre de tres hijos, ni dueña de una exitosa franquicia de calcetería. Pero soy una chica con unas ganas enormes de tenerlo todo, y lo que siguen son unos mensajes esperanzados desde los distintos frentes de esa batalla”, señala Dunham en la introducción de un libro, que dibuja su inestable periplo vital hasta convertirse en de las personas más influyentes de la televisión.

Portada del libro "No soy ese tipo de chica", editado por Espasa./EFE

Portada del libro “No soy ese tipo de chica”, editado por Espasa./EFE

“No soy ese tipo de chica” comienza, sin un ápice de vergüenza, enumerando sus primerizos y torpes desencuentros con el sexo y la larga lista de tipos infames con los que salió, sin dejar en el tintero un apartado dedicado las frases “más inverosímiles” que ha utilizado para ligar.

“Una vez me desperté en pleno acto sexual con un desconocido en internet” o “Soy esa clase de persona que debería salir con tíos mayores, pero no puedo con sus huevos”, revela entre otras perlas, Dunham.

La actriz, guionista y creadora de “Girls” tampoco ahorra detalles al describir los altibajos de la relación con sus padres, los artistas Laurie Simons y Carroll Dunham, ni los múltiples psicólogos a los que acude desde los ocho años, a causa de un trastorno obsesivo compulsivo.

“Todo me da miedo. La apendicitis, la fiebre tifoidea, la lepra, la carne contaminada, los alimentos que no he visto salir de su envase, los alimentos que mi madre no ha probado primero para que, si morimos, muramos juntas”, escribe Dunham en un pasaje sobre su infancia (ocho años).

Esta y otras coincidencias con Hannah (la protagonista de “Girls”), combinado una alta dosis de ADN neoyorquino, han conseguido que su corta pero exitosa trayectoria, sea comparada con la de Woody Allen, el paradigma de la neurosis llevada a la pantalla.

Dunham y su alterego ha sabido entonar como nadie la voz de una generación, y retratar los años que transitan entre el fin de la etapa universitaria y la edad adulta, donde abundan los novios inapropiados, los trabajos fallidos y las inseguridades existencialistas.

En el apartado dedicado a sus principales preocupaciones con respecto a la salud se encuentran: “Todos tenemos cáncer (…), tengo miedo al polvo de las lámparas, (…) a la fatiga adrenal, (…) a lo que mi móvil pueda estar haciendo a mi cerebro y (..) creo que soy estéril”.

La actriz y guionista Lena Dunham en los Globos de Oro. EFE/EPA/PAUL BUCK

La actriz y guionista Lena Dunham en los Globos de Oro. EFE/EPA/PAUL BUCK

Dunham no ha dejado nada en el tintero, aunque anuncia que cuando cumpla 80 años escribirá unas memorias bajo el título “No follé con ellos pero me gritaron”, en los que hablará sobre su primer año en Hollywood cuando los hombres se dirigían a ella con frases como “Eres muy graciosa”, “Seguro que nunca dices que no” o “Eres una mentirosa de mierda ¿Es que los de tu edad no tenéis modales?”.

Lo hará cuando toda la gente que conoció entonces esté muerta y está segura de que contará con el “apoyo de la mujer presidente que habrá en ese momento”, y las estudiantes universitarias escribirán sobre su obra en “tesis sobre la historia de la brecha de los sexos”.

Más desgarrador, es el pasaje en el que Dunham relata la agresión sexual que sufrió en la universidad y que ha decidido contar por primera vez en este libro, tras años de vestir la situación de excusas y evitar pensar en ello.

Dunham finaliza su obra, dedicada a Nora Ephron -su mentora- reflexionado sobre el dilema existencial de querer huir. “No te expongas a situaciones de las que desees huir. Pero cuando lo hagas, hazlo hacia ti misma, como un conejito andarín lo hace hacia su madre”. EFE

Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies