Los guiños diplomáticos de la reina Letizia son cada vez más habituales. EFELos guiños diplomáticos de la reina Letizia son cada vez más habituales. EFE

La reina Letizia realza sus “guiños diplomáticos”

La reina Letizia hace de su vestuario “guiños diplomáticos”, una manera sutil de cumplir con excelencia el protocolo, donde la vestimenta y los complementos son esenciales

Madrid (EFE).- Cada vez más, la reina Letizia cultiva los detalles de su estilismo y los adapta a las tradiciones y costumbres del país que visita o de las instituciones con las que trabaja, gestos de protocolo, complicidad y afecto que también siempre ha atendido y cuida la reina Sofía.

Letizia guiños diplomáticos

Los guiños diplomáticos de la reina Letizia son cada vez más habituales. EFE

La reina Letizia y sus “guiños diplomáticos”

“Cualquier gesto de complicidad y forma de aceptación de las normas de los diferentes países que se visitan son muy valorados por los anfitriones”, explica Miguel del Amo, experto en Protocolo Social y Etiqueta.

La forma de recibir, el estilismo en sí, la elección de colores, las flores de bienvenida, los saludos, las banderas o los discursos son algunas de las herramientas que en el protocolo actual se utilizan para homenajear a los ilustres visitantes. “Son gestos que, además de proyectar cercanía, pueden incluso limar asperezas entre los países representados”, añade del Amo.

Detalles que la Reina Letizia tiene “muy en cuenta a la hora de elegir un vestuario”, explica Carlos Fuentes, presidente del Instituto Superior de Protocolo y Eventos de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, quien desvela que el estilismo de la Reina “debe responder a dos cuestiones: una, saber si el acto requiere una etiqueta obligada en cuanto a forma, y dos, elegir un atuendo adecuado para el evento”.

Forma de comunicación y respeto

Ya en su época de Princesa de Asturias, doña Letizia hacía guiños estilísticos, pero desde que es Reina ha incrementado esta forma de comunicación y respeto. “Por su evolución como persona y su responsabilidad como Reina, doña Letizia cuida al máximo su forma de vestir”, asegura Carlos Fuentes.

“La Reina vende moda nacional, abandera la Marca España”, dice Carlos Fuentes

Uno de sus primeros guiños fue en 2004, apenas unos meses después de su boda, en su visita al Instituto Cervantes de Nueva York, donde lució una falda, inspirada en los mantones de manila, con una blusa de seda de Lorenzo Caprile y mantón en bordado negro en la mano, una vestimenta con marcado sabor español.

“Suele incluir en su estilismo mensajes de afecto hacia la persona que recibe o la institución que visita”, dice Fuentes, quien reconoce que “la Reina vende moda nacional, abandera la Marca España”.

Letizia guiños diplomáticos

Los guiños diplomáticos de la reina Letizia son cada vez más habituales. EFE

“La Reina Letizia tiene libertad para vestir como desee, tiene estilo propio, muy personal, que adapta cuantas veces sea necesario”, explica este experto en Protocolo, quien recuerda que “la reina Sofía, dentro de la sobriedad, ha sido muy generosa en guiños, siempre ha defendido la cultura y tradición de España”.

En las normas de protocolo, estos detalles diplomáticos en el vestir se tienen muy en cuenta y se suman a otros más tradicionales. Prueba de ello, es la capa española que lució recientemente la reina Letizia para acudir a una de las citas más importantes del año, los Premios Princesa de Asturias, concretamente para asistir al tradicional concierto en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo.

En Asturias, diseño asturiano

O el abrigo fucsia del diseñador asturiano Marcos Luengo que la reina Letizia escogió para entregar el Premio al Pueblo Ejemplar de la Fundación Princesa de Asturias a la comarca de Los Oscos, un guiño de cariño a su tierra.

Letizia guiños diplomáticos

Los guiños diplomáticos de la reina Letizia son cada vez más habituales. EFE

Detalles más evidentes en el estilismo desde que se convirtiera en Reina de España. “Aún se recuerda el maravilloso vestido del día de la Proclamación de Felipe VI como rey de España, en un tono blanco roto, con escasos adornos, un mensaje de sencillez, un lienzo en blanco para empezar a escribir un nuevo comienzo en la monarquía española”, cuenta Miguel del Amo.

Cuando viaja al extranjero, en visitas de Estado, la reina Letizia estudia también concienzudamente el estilismo. “Recuerdo el sombrero que lució en la boda de los duques de Cambridge, con un claro toque ‘british’, inspirado en los bombines de principios del siglo XX, firmado por Pablo y Mayaya”, expresa del Amo.

Así, como el traje azul que lució en 2015 a su llegada a París, “un claro homenaje a la bandera francesa” dice del Amo, y añade “o el vestido que estrenó en su última visita a Nueva York, firmado por Carolina Herrera, considerada la gran dama de la moda en la ciudad de los rascacielos”.

El traje azul que lució en 2015 a su llegada a París, “un claro homenaje a la bandera francesa” dice Miguel del Amo

Más recientemente, doña Letizia sorprendió de nuevo cuando apareció vestida con los colores de la Cruz Roja Española, blusa blanca y pantalón rojo, a juego con zapatos de charol en el mismo tono, para participar en la tradicional cuestación del Día de la Banderita.

Y rojo fue también el color que eligió para despedir y desearles muchos éxitos a los atletas españoles que viajaban a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, la Reina, que acompañaba a Felipe VI, lucía un pantalón blanco y un jersey rojo, del mismo color que los polos del uniforme oficial que llevan todos los integrantes de la expedición española, tanto los atletas como los entrenadores, asistentes o directivos deportivos.

Más vanguardista y contemporáneo, como la propia cita, la feria de arte ARCO, fue el conjunto, de pantalón de cuero tobillero y ancho con cremallera central y zapatos de cintas que eligió para recorrer las galerías, el día de la inauguración de la feria de arte más importante de España.

“Un estilismo acorde a donde iba, una feria de arte moderno”, asegura Carlos Fuentes.

letizia guiños diplomáticos

Catalina Middleton enamoró con un espectacular vestido rojo y un broche de brillantes en forma de hoja de arce, símbolo de la bandera de Canadá durante su visita a ese país. EFE

En la inauguración de la exposición “El primer Picasso”, en el Museo de Bellas Artes de A Coruña, doña Letizia, quiso rendir su particular homenaje al pintor malagueño luciendo una camiseta a rayas blancas y negras, similares a las que lucía el genial artista.

Es evidente que una visita de Estado es la máxima expresión plástica de la diplomacia entre dos países y es una gran oportunidad para los gestos y los mensajes subliminales.

Los británicos, unos expertos

“Los británicos son los más cuidadosos, llevan al pie de la letra el guiño diplomático para ganarse el afecto allá donde van”, explica Carlos Fuentes, quien recuerda que Catalina Middleton enamoró con un espectacular vestido rojo y un broche de brillantes en forma de hoja de arce, símbolo de la bandera de Canadá.

En ese mismo viaje, la duquesa de Cambridge optó por un vestido de Alexander McQueen que combinaba los colores rojos y blanco, los mismos de la bandera de Canadá o en la cena benéfica de Bollywood, en Bombay, donde lució un vestido tipo sari -vestido nacional de la mujeres hindúes- de Jenny Packham con aplicaciones que fueron cosidas a mano en India, una vez más, un gesto cómplice hacia el país que les acoge durante su visita oficial.

Letizia guiños diplomáticos

Los trajes de Michelle Obama suelen llevar mensajes subliminales de buena anfitriona.

Mensajes subliminales de Michelle Obama

Los trajes de Michelle Obama suelen llevar mensajes subliminales de buena anfitriona. Si durante su visita a Japón escogió a Kenzo, en España optó por un vestido blanco con una pequeña capa a la espalda y dos lazos a la cintura, firmado por Delpozo, firma española que presenta sus propuestas en la pasarela neoyorquina, un claro guiño a España.

O su cuidada elección para su última cena de Estado, un vestido en oro rosado de la firma italiana Versace, pues los invitados de honor en la Casa Blanca eran el primer ministro de Italia, Metteo Renzi, y su esposa, Agnese Landini. Toda una declaración de intenciones.

Desde mediados del siglo XX, reyes, reinas, presidentes, primeras damas han hecho guiños diplomáticos para adaptarse a la cultura y las costumbres del país que se visita o mandatario o invitado que se recibe.

“Basta recordar la imagen imborrable de Jackie Kennedy luciendo peineta y mantilla junto a la duquesa de Alba en la corrida de toros del domingo de Resurrección en la Real Maestranza de Sevilla, en 1966”, dice Miguel del Amo.

Letizia guiños diplomáticos

La reina Sofía lució un poncho de lana de alpaca , en octubre de 2012, para recorrer el centro ceremonial de Tiwanaku, a 70 km de la Paz (Bolivia). EFE

O la imagen de una de las primeras damas más mediáticas de los Estados Unidos. “Me viene a cabeza la inolvidable Nancy Reagan, bailando flamenco en el Teatro Real de Madrid, durante su visita oficial a España -recuerda- o la belleza de Grace de Mónaco, ataviada con el traje de faralaes y la cabeza adornada con claveles y peinas en un tablao flamenco de Sevilla”.

Memorables y entrañables imágenes que han cumplido su cometido y que se han quedado en la retina de todos como el poncho de lana de alpaca que lució la Reina Sofía, en octubre de 2012, para recorrer el centro ceremonial de Tiwanaku, a 70 km de la Paz y 4.000 metros de altitud.EFE

Tagged with: , ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies