La cantante estadounidense Madonna posa con un traje de inspiración torera a su llegada a la 57 edición de los premios Grammy en el Staples Center dLa cantante estadounidense Madonna posa con un traje de inspiración torera a su llegada a la 57 edición de los premios Grammy en el Staples Center de Los Ángeles, California (EEUU), febrero de 2015. EFE/Michael Nelson

Madonna se viste de luces en su último videoclip

A punto de lanzarse al ruedo con su último disco “Rebel Heart”, Madonna recurre a una de su simbología favorita, los toros, para acaparar los focos.

Londres-Los Ángeles, feb (EFE).- A punto de lanzarse al ruedo con su último disco “Rebel Heart”, Madonna recurre a una de su simbología favorita, los toros, para acaparar los focos.

Si Dolce&Gabbana presentan para el próximo verano a una mujer flamenca, de raíces, muy torera en una colección que rescata los valores estéticos de Andalucía, la reina del transformismo, Madonna, no puede ser menos, como lo demuestra su última aparición pública en los Grammys y su último videoclip,  “Living for love”, donde mezcla tauromaquia, erotismo, coreografías, efectos especiales y citas de Nietzsche.

La cantante estadounidense Madonna posa con un traje de inspiración torera a su llegada a la 57 edición de los premios Grammy en el Staples Center de Los Ángeles, California (EEUU), febrero de 2015. EFE/Michael Nelson

La cantante estadounidense Madonna posa con un traje de inspiración torera a su llegada a la 57 edición de los premios Grammy en el Staples Center de Los Ángeles, California (EEUU), febrero de 2015. EFE/Michael Nelson

Con traje de luces, montera y capa torera, esta última reinvención de Madonna pretende salir por la puerta grande con su decimotercer álbum de estudio, porque sabe que un tercer fracaso consecutivo (tras “Hard Candy” y “MDNA”) puede causarle la estocada definitiva.

Por ello ha cargado las tintas en su nuevo videoclip, dirigido con una imagen tratadísima por el dúo francés J.A.C.K. (formado por Julien Choquart y Camile Hirigoyen) y en el que ha recuperado una de sus temáticas favoritas: la de las corridas de toros.

No es la primera vez

Ya apareció vestida con una cazadora torera en la portada de su disco de remezclas “You Can Dance”, se rodeó de matadores en la representación de “La isla bonita” en su gira “Who’s That Girl” y, para convencer a Alan Parker de que podía ser “Evita”, rodó en Ronda (España) el videoclip de “Take a Bow”, con el torero español Emilio Muñoz.

Ya apareció vestida con una cazadora torera en la portada de su disco de remezclas “You Can Dance”

Ahora, en pleno 2015 y con 56 años, Madonna reaparece en este vídeo en un escenario de cabaret, con sus cortinas de terciopelo, que hace las veces de ruedo.
La cantante de “Like a Prayer”, por supuesto, asume la faena y se enfrenta a bailarines con máscaras taurinas, a los que acabará toreando y matando uno a uno en medio de sensuales movimientos, corsés y una coreografía ingrávida con ayuda de los efectos especiales.

Madonna ya había adelantado en su perfil en la red social Instagram que volvía tonadillera, con cuadros de esa temática realizados por Francis Bacon o fotografías acompañadas por comentarios de exaltación a la tauromaquia, con las consiguientes reacciones airadas por parte de las asociaciones protectoras de animales.

Nietzsche, protagonista también de su música

Finalmente, el estreno del vídeo fue a través de la aplicación de intercambio de mensajes Snapchat.
“Living for Love”, la canción, cuenta con producción de Diplo y participación al piano de Alicia Keys.
El videoclip se rodó en Brooklyn, en Nueva York, hace apenas unas semanas y, en correspondencia con la época mesiánica que parece atravesar Madonna, termina con una cita del filósofo alemán Friedrich Nietzsche.

“El hombre es el más salvaje de los animales. En tragedias, corridas de toros y crucifixiones es donde mejor se ha sentido. Y cuando creó su propio infierno, se sintió en el paraíso”, es el mensaje final que lanza la reina del pop a sus fans.

“El hombre es el más salvaje de los animales.”, dice la artista

Así, Madonna activa la maquinaria promocional de “Rebel Heart”, su decimotercer disco, que se estrenará el 10 de marzo pero que ha sido filtrado en prácticamente todas las etapas de su proceso creativo.

En la gala de los premios de la música, la diva lució un arriesgado Givenchy con claras reminiscencias taurinas, una montera con velo como tocado y un corpiño con encajes, además de hombreras y minifalda que completaban un escotado modelo que no pasó desapercibido para los flashes de los fotógrafos.

A sus 56 años, la artista, que lucía mitones y botas altas, se mostró tan desinhibida como siempre y no dudó en levantarse la falda y mostrar el trasero a la prensa.

La cantante se subió al escenario del Staples Center durante la gala para interpretar su nuevo sencillo, “Living for Love”. EFE

Tagged with: ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies