Hay que disfrutar sin remordimientos. Aprovecha lo que tienes, puede que no se repita y Hay que disfrutar sin remordimientos. Aprovecha lo que tienes, puede que no se repita y "una vez al año, no hace daño", asegura el doctor.

Mantén el tipo, no bajes la guardia

Durante las vacaciones hay que luchar por mantener el tipo. Se deben mantener hábitos alimenticios saludables, además de hacer deporte y dar paseos por la playa

Madrid, (EFE).- Las vacaciones invitan al relax, una tranquilidad que también se traslada a la hábitos alimenticios, pero no hay que bajar la guardia en el aperitivo, comida y cena con amigos, además hay que robar un par de horas a la tumbona y hacer deporte.
Sí, es verdad, todo el invierno a dieta y en unas vacaciones se suman unos kilos de más. El doctor Mato Ansorena, expertos en cirugía y medicina estética, recomienda cuidar los hábitos también en vacaciones y ofrece diez consejos mantener el tipo.
Libera tu mente. El cuerpo es el que es y, por mucho que se trabaje, la base seguirá siendo la misma. No sirve de nada hacer locuras a corto plazo, recuerda que el “efecto rebote” es mucho peor.

Dieta sana. Es importante fomentar hábitos alimenticios saludables, ricos en fibra, fruta, verdura y pescado.

Respetar los horarios. Un punto importante en esta temporada estival, cuando relax acompaña y se  vive mucho más “el momento”. Es vital sentar unas bases para cada comida, respetándolas y evitando picar entre horas, aunque siempre sea el pecado más apetecible.

Hacer ejercicio. En vacaciones es importante ejercitar el cuerpo al aire libre, se puede disfrutar de sencillos paseos por la orilla del mar, marchas en bici, paddel, tenis, natación…

Más agua, menos alcohol. Sí, el verano se hizo para disfrutar, pero eso no siempre quiere decir abusar del alcohol y de bebidas azucaradas.

No al aperitivo, ¡si a los snacks sanos en la playa!.Las patatas fritas no son buenas amigas, es mejor apostar por picoteos sanos como trozos de zanahoria, pepino, manzana, piña o sandía.

 

tipo bajes guardia 2

Hay que disfrutar sin remordimientos. Aprovecha lo que tienes, puede que no se repita y “una vez al año, no hace daño”, asegura el doctor.

No hay verano sin helados

 

Tiempo de helados. A nadie le amarga un dulce, y mucho menos si es un helado, pero es importante darle un puntito más saludable a ese capricho y optar por polos, granizados o yogur. Son bastante más “light” y aportan muchas menos calorías a tu cuerpo. ¡Fresco y sanísimo!

Evita las frituras. Si hay playa de por medio, es muy probable  acabar en un chiringuito pidiendo pescaíto frito. Pero, ojo, que los fritos también son un enemigo a evitar, por la cantidad de grasas que llevan.

Cereales en el desayuno. Es la comida más importante del día y haciéndola bien, se evita caer en la tentación de picar en el resto de horas que te quedan por delante. Para ello, lo ideal es añadir cereales al desayuno, una opción de lo más saludable por su gran contenido en fibra. Con leche, yogur o zumo, ¡que no se te olviden!

Disfruta el momento. Es lo más importante, hay que disfrutar sin remordimientos, aprovechar lo que se tiene, puede que no se repita y “una vez al año, no hace daño”, puntualiza el doctor.

Tagged with: ,
Posted in Belleza

Efe Estilo en Twitter
EFEempresasEfe saludbanner_practica-español-300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies