Maria Grazia Chiuri deja Valentino tras 17 años de tandem creativo con Pier Paolo Piccioli. Photo by Jerome Domine/ABACAPRESS.COMMaria Grazia Chiuri deja Valentino tras 17 años de tandem creativo con Pier Paolo Piccioli. Photo by Jerome Domine/ABACAPRESS.COM

Maria Grazia Chiuri, la primera mujer al frente de Dior

Maria Grazia Chiuri, una visionaria que halla la inspiración en redes sociales, es la primera mujer que se pone al frente de la dirección creativa de Dior desde los inicios de la firma

París, jul (EFE).- Los rumores se confirman con la diseñadora italiana Maria Grazia Chiuri, referente del siglo XXI donde los haya, que dejó ayer Valentino para convertirse hoy en la nueva directora creativa de Dior, puesto que estaba sin ocupar desde que que el belga Raf Simons en octubre de 2015 rescindió su contrato.

Chiuri (52 años) ha alcanzado la fama y el éxito al frente de Valentino aunque la diseñadora lleva casi treinta años trabajando en el mundo de la moda, siempre en equipo con su colega Pierpaolo Piccioli que a partir de ahora se queda en solitario al frente de la firma italiana.

Maria Grazia Chiuri, hija de una costurera

Es hija de una costurera original de la región italiana de Puglia pero formada en el Instituto Europeo de Diseño de Roma, donde desarrolló buena parte de su carrera y conoció a Piccioli, con quien entró a trabajar en la línea de accesorios de Fendi en 1990.

Sus diseños llamaron la atención de Valentino Garavani en 1999 y ambos fueron fichados para encargarse de la creación de accesorios hasta que Garavani decidió retirarse en 2008.

Chiuri y Piccioli han conseguido en estos años renovar la imagen de la marca, llevarla al podium de los famosos y posicionarla entre las más seguidas en redes sociales, especialmente en Instagram donde cuenta con casi siete millones de seguidores.

Maria Grazia Chiuri

Maria Grazia Chiuri and Pier Paolo Piccioli saludan el miércoles 6 en Paris, después de presentar su último desfile junto de Alta Costura para Valentino. 2016. Photo by Jerome Domine/ABACAPRESS.COM

Se muestra discreta, tanto como Piccioli, y con una apreciada capacidad para ofrecer al público lo que quiere, algo que en los últimos años ha reforzado con su adicción confesa a su teléfono y a las redes sociales donde Chiuri encuentra inspiración e interactúa con otros usuarios, según ella misma ha reconocido.

“Mi teléfono es mi vida. ¡Lo quiero todo ya!”, dice Chiuri

“Mi teléfono es mi vida. ¡Lo quiero todo ya!”, aseguró en una entrevista a “Telegraph”, en la que mostraba que su espíritu comercial casa bien con la inmediatez que exigen las nuevas generaciones y los usuarios de estos famosos portales.

El dúo ha triunfado modernizando la imagen de la marca y mejorando las cifras económicas gracias a diseños dulces, cargados de volumen y de movimientos con colores pastel y elegantes siluetas.

Laboratorio de aprendizaje

“Fendi fue un laboratorio increíble”, había explicado Chiuri en una reciente entrevista en el suplemento de moda del periódico italiano “La Repubblica”.
Chiuri habló entonces de su formación clásica y su aprendizaje “en un momento en el que el ‘savoir faire’ era muy importante. Después llegó el tirón del ‘marketing’ y la revolución de internet.

Fueron momentos confusos pero finalmente la artesanía y la excelencia han vencido”, añadió.

Chiuri defiende la importancia de los accesorios y de la propia ropa como “objetos de cultura”

Chiuri defiende la importancia de los accesorios y de la propia ropa como “objetos de cultura”, un interesante punto de vista que ha influido ciertamente en sus creaciones, como los famosos salones destalonados con tachuelas en la parte delantera que lanzó la firma hace unos años y se han convertido en un icono muy imitado.

Lo mismo ha sucedido con sus románticos vestidos joya con incrustaciones o sus creaciones de encaje con cuello cerrado, al tiempo que el rojo, sello de Garavani, dejó pasó a rosas, azules y beiges con Chiuri y Piccioli.

Los rumores sobre su actual fichaje comenzaron a finales de junio cuando el portal de información de moda “Business of Fashion” adelantó la noticia que Dior ha confirmado hoy.
Valentino, por su parte, dio ayer su adiós a Chiuri en un comunicado en el que precisó que el diseño lo deja en manos de Pierpaolo Piccioli únicamente.
Así, la presentación el miércoles de su colección otoño-invierno 2016/2017 Alta Costura presentada en París fue la última del aclamado dúo de diseñadores en una colaboración que ha durado más de 26 años.

Para Dior se trata también de una decisión histórica pues por primera vez pone a una mujer a la cabeza del diseño en un anhelado puesto que, después de Christian Dior, han ocupado sucesivamente Yves Saint Laurent, Marc Bohan, Gianfranco Ferré, John Galliano y Raf Simons.

Últimas colecciones

Las tres últimas colecciones han sido obra del equipo de diseño liderado por Lucie Meier y Serge Ruffieux.

En este mundo -y si no que se lo digan a Galliano- mantener los pies en la tierra es todo un reto que no muchos logran. Chiuri nunca ha tenido ese problema y siempre ha sabido mantener las buenas compañías.

“La firmeza de un diseñador -había dicho la italiana- depende de que esté centrado como persona. No hay que olvidar que no trabajamos solos: junto a nosotros hay un equipo y una empresa fuerte que nos permite mantener el difícil ritmo del sistema”.

Ahora, si Dior se lo permite, Chiuri seguirá mirando al futuro de la moda al frente de una marca que es “per se” un “objeto de cultura”. Y si su olfato no le falla, ver su interpretación del “new look” y otros símbolos de la marca francesa será todo un placer. EFE

Tagged with: , ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies