El presidente argentino Mauricio Macri (d) y su mujer Juliana Awada (i) posan con la reina Máxima de Holanda (i) antes de su visita a la casa museo dEl presidente argentino Mauricio Macri (d) y su mujer Juliana Awada (i) posan con la reina Máxima de Holanda (i) antes de su visita a la casa museo de Anna Frank en Amsterdam.EFE/Patrick Van Katwijk **POOL**

Máxima de Holanda y Juliana Awada, dos argentinas cara a cara

Máxima de Holanda y Juliana Awada, dos argentinas soberbias, cada una en su estilo, pero ambas sobrias y clásicas con detalles “trendy”.

Madrid, (EFE).- Los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima, recibieron  al presidente de Argentina, Mauricio Macri, y a su esposa, Juliana Awada que  han viajado a los Países Bajos en una visita de Estado. Los monarcas de la casa de Orange les recibieron en con una ceremonia con honores en la Plaza Dam, en Amsterdam, junto al Palacio Real.

Con estilos diferentes, una rubia y otra morena, pero ambas muy elegantes, Máxima de Holanda y Juliana Awada han escogido cuidadosamente sus estilismos. La soberana apostó por un conjunto  con falda estampada en tonos azules, parte superior también azul y americana a juego con zapatos nude.

En cuanto a los accesorios, Máxima de Holanda se decantó por un simpático sombrero y cartera de mano de rafia. Completó su “look” con un vistoso collar, pendientes y pulsera de varias vueltas de perlas.

Maxima de Holanda y Juliana Awada

El presidente de Argentina, Mauricio Macri (2i), y su esposa, Juliana Awada, participan en una ceremonia ante el Monumento Nacional en la plaza Dam de Amsterdam (Holanda).EFE/Sander Koning

Por su parte Juliana Awada, que decidió prescindir de joyas, prefirió un  un sofisticado a la par que sencillo abrigo blanco ribeteado con perlas a juego con su vestido y zapatos y cartera en tono nude.  Ambas se decantaron por una la melena recogida.

La reina de Holanda y el presidente de Argentina junto a su esposa, Juliana Awada, visitaron uno de los lugares de mayor interés turístico de la capital holandesa: la casa de Ana Frank. En la entrada saludaron a la prensa y a la treintena de curiosos que se congregaban en las inmediaciones.

La casa que sirvió de refugio a la niña judía fue escenario del momento más emotivo de la primera jornada de esta visita de Estado, en un recorrido en el que Macri y su esposa, acompañados de la reina Máxima, nacida en Buenos Aires, pudieron adentrarse en todos los detalles del escondite.

 

“Ana Frank nos sigue enseñando acerca de la condición humana, de lo que puede ser la esperanza en medio del dolor y a lo que puede llevarnos la intolerancia”, resaltó Awada durante la visita, en la que Macri se mostró también muy conmovido.

Por la tarde, ambos matrimonios asistieron a un taller de hockey promovido por varias organizaciones, entre ellas la Fundación Cruyff, en el que ambos países también firmaron un memorando para el “entendimiento” en el deporte y hubo un intercambio con los jugadores, entre ellos, el argentino Joaquín Menini Suero, del HGC de La Haya, o el argentino nacionalizado holandés Valentín Verga, del AH BC.

Maxima de Holanda y Juliana Awada

El presidente argentino Mauricio Macri (d) y su mujer Juliana Awada (i) posan con la reina Máxima de Holanda (i) antes de su visita a la casa museo de Anna Frank en Amsterdam, Holanda. EFE/Patrick Van Katwijk **POOL**

Por la noche, para la cena de gala, Máxima de Holanda se decantó por un  modelo muy romántico, un vestido rosa-nude empolvado con escote palabra de honor y una vistosa falda de vuelo y bordados, diseño firmado por Jan Taminiau, que estrenó la reina de Holanda en la boda de su  hermano, Juan Zorreguieta, con Andrea Wolf.

Maxima de Holanda y Juliana Awada

La reina Máxima (i) de Holanda, la primera dama de Argentina Juliana Awada (d) y el rey Willem-Alexander (2d) de Holanda escuchan al presidente argentino Mauricio Macri (2i), durante una cena en el Palacio Real de Ámsterdam (Holanda). EFE/OLAF KRAAK

 

Redondeó su estilismo con fabulosas joyas.  La soberana tocó su cabeza con la tiara bandeau, formada por una hilera de diamantes rosas, una diadema que ha lucido en muchas ocasiones la reina Beatriz, así como las reinas Guillermina y Emma. Adornó su escoté con un valioso collar de flores elaboradas con diamantes,  el favorito de la reina Juliana, abuela de Guillermo Alejandro.

Juliana Awada, que optó por  un vestido negro con tul bordado y transparencias de la firma Ménage à Trois, recogió su melena con un elaborado moño con raya central y flequillo hacia los lados. Como accesorio, se decantó por un pendientes lardos de  diamantes. EFE

Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies