Con la pérdida de estrógenos, la menopausia transforma el cuerpo de una mujer.IML/EFECon la pérdida de estrógenos, la menopausia transforma el cuerpo de una mujer.IML/EFE

¿Podemos rejuvenecer el cuerpo después de la menopausia?

Tras la menopausia los tratamientos van orientados a rejuvenecer la piel, también del cuerpo, al disminuir la secreción sebácea y la LPL, la proteína responsable del metabolismo

Madrid,feb (EFE).- Con la pérdida de estrógenos, la menopausia transforma el cuerpo de una mujer, se pierde el tono cutáneo el apoyo muscular, si es que había, y ya no encuentra dónde sostenerse.

Tratamiento para la piel tras la menopausia

“La mujer nota que pierde cintura, de pronto sale una barriga que antes no existía, habiendo o no tenido hijos, en la piel del cuerpo hay menos secreción sebácea y disminuye la lipoproteína lipasa (LPL), la responsable del metabolismo”, una enzima que transforma la grasa en combustible para el músculo, explica el Dr. Javier Moreno, director general de Instituto Médico Láser (IML).

Cuando eso sucede, se produce un excedente graso sin utilizar por la musculatura que merma la energía, fuerza y funcionalidad contráctil, “no se metaboliza la grasa -dice el médico- y, por ello, es posible, que haya también una resistencia a la insulina”, por lo cual, debido al acúmulo de agua intramuscular y grasa, nalgas, glúteos y muslos desembocan en una atrofia progresiva mientras que tripa y abdomen aumentan de volumen.

menopausia tratamiento piel

Cuando se trata de los muslos y los glúteos la redistribución de la grasa, el aumento de la flacidez y la pérdida de tono muscular son característicos en la menopausia. Tratamiento con lipoláser. IML/EFE

Rejuvenecer estas zonas del cuerpo se convierte en prioritario para algunas mujeres y lo que el doctor plantea es un tratamiento de liposución asistida por láser, Lipoláser, como manera “más eficaz” para conseguir eliminar la grasa localizada.

Moreno aclara que no hay que confundir el lipoláser con un tratamiento contra la “obesidad”. “Es para combatir la grasa localizada para eliminar los acúmulos no deseados”, advierte el Dr. Moreno, de ahí que el criterio de selección para someterse al lipoláser sea una mujer postmenopaúsica.

El cuerpo se transforma incluso sin hijos

El especialista comenta que incluso las mujeres que mantienen su peso habitual pueden presentar un acúmulo graso en la zona alta de la cintura a nivel de la espalda, que se pronuncia debido a la flacidez y la presión elástica del sujetador.

En el caso del abdomen el tratamiento corrige el tejido graso sobrante en su “totalidad, pero no la estructura muscular con diástasis marcada ni el exceso de piel”, indica Javier Moreno, algo que solo se corrige con una abdominoplastia.

Esta técnica quirúrgica, que requiere sedación local, para definir el contorno corporal asegura el reajuste cutáneo de manera más homogénea que una liposucción convencional al “ampliar la zona de tratamiento” para lograr marcar la cintura y aplanar el vientre.

Cuando se trata de los muslos y los glúteos la redistribución de la grasa, el aumento de la flacidez y la pérdida de tono muscular son cara habituales en la menopausia, alteraciones que mejoran de forma “drástica” con el lipoláses que además de eliminar la grasa localizada, recupera la regularidad cutánea.EFE

Tagged with:
Posted in Belleza

Efe Estilo en Twitter
EFEempresasEfe saludbanner_practica-español-300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies