• mas infoMadrid 20/1/2014 .Desayuno EFESTILO para dar el sabado. (I-D) Antonio Najarro, director de Ballet Nacional de España, David Delfín, diseñador, Pepa Bueno, directora ejecutiva de ACME, y Juan Duyos, diseñador. EFE/Emilio NaranjoLa moda española sube a los escenarios
  • mas infoMadrid 20/1/2014 .Desayuno EFESTILO para dar el sabado. Emilio Naranjo/EFE
  • mas infoMadrid 20/1/2014 .Desayuno EFESTILO para dar el sabado. Emilio Naranjo/EFE Madrid 20/1/2014 .Desayuno EFESTILO para dar el sabado. (I-D) Antonio Najarro, director de Ballet Nacional de España, David Delfín, diseñador, y Juan Duyos, diseñador. EFE/Emilio
La moda española sube a los escenarios

La moda española sube a los escenarios

La moda española es mucho más que el diseño de una prenda, es una manera de vivir y de sentir que traspasa la pasarela para subirse a los escenarios, en una fructífera colaboración entre diseñadores y creadores de disciplinas artísticas como la danza, el teatro o el séptimo arte

Madrid (EFE).- “La moda no acaba en una falda, amplía sus horizontes y se sumerge en otras disciplinas como la creación de vestuario para ballet, teatro o cine”, ha explicado el diseñador Juan Duyos, durante el desayuno “60 minutos de moda con EFE Estilo”, en el que también han participado el creador David Delfín, y el director del Ballet Nacional de España (BNE), Antonio Najarro.

Una colaboración entre creadores diversos que ha dado muchos frutos a lo largo de la historia de la moda, con históricos como Balenciaga o Jesús del Pozo, y que hoy está en manos de contemporáneos como David Delfín, Juan Duyos, Nicolás Vaudelet o Teresa Helbig.

Bailar moda

Uno de los exponentes más recientes y “trending topic” en redes sociales, fue el desfile del diseñador madrileño Juan Duyos, en colaboración con el BNE y comunión con su director y coreógrafo, Antonio Najarro.

“Un reto en el que los tejidos se pusieron al servicio de la coreografía”, recuerda Duyos, quien asegura que fue “muy emocionante” vestir los cincelados cuerpos de las bailarinas.

El diseñador se enfrentó a medidas de mujeres reales, “tallas 38 o 40”, y a piruetas y pasos que le exigieron ajustar “sisas y aberturas”, bajo la mirada de Najarro, en una simbiosis de talentos que enamoraron a crítica y público.

David Delfín, Antonio Najarro y Juan Duyos durante un desayuno informativo

EFE/Emilio Naranjo

No es la primera vez que el director del BNE apuesta por un modisto para crear el vestuario de una de sus coreografías. Su primera experiencia fue junto a Nicolás Vaudelet en “Sorolla”, “un espectáculo que adquirió una pátina más moderna gracias al reciclaje del propio vestuario de la compañía y a la creación de piezas nuevas”.

Recuperar la tradición, a puntadas

En los armarios del Ballet Nacional de España conservaban trajes de época, con telas originales, imposibles de encontrar y de reproducir hoy, que Vaudelet transformó, desde el respeto a su historia y fiel a los pasos de baile.

La experiencia de David Delfín, que diseñó el vestuario de “Chapter 10” (2009) y “Nippon-Koku” (2014) para la Compañía Nacional de Danza (CND), le hace afirmar que “cada proyecto te guía, es un reto nuevo con un montón de pautas a vencer”, lo que le lleva siempre a preguntarse, en una constante renovación: ¿Qué puedo aportar a esta estética?”.

Duyos se enfrentó a medidas de mujeres reales, “tallas 38 o 40”, y a piruetas y pasos que le exigieron ajustar “sisas y aberturas”, bajo la mirada de Najarro, en una simbiosis de talentos que enamoraron a crítica y público.

La creatividad del diseñador se pone al servicio de la coreografía en un maridaje de necesidades. “El vestuario no puede comerse la estética de un espectáculo, más cuando se trata de realzar el cuerpo de los bailarines”, asegura Najarro y añade que algunos diseñadores “han fracasado” en escena al imponer su criterio y “no respetar los movimientos del bailarín”.

“El bailarín debe sentirse cómodo y el diseñador contento con lo que hace”, dice el director del BNE. Y cuando existe este entendimiento entre ambos, surge sobre el escenario una magia que el espectador percibe y valora y que, también, la crítica reconoce.

Made in Spain, “pack” de éxito

“La danza española tiene una gran acogida en el exterior, más aún si el vestuario también lleva sello ‘made in Spain’, un elemento más que refuerza la entidad del espectáculo”, comenta Najarro, quien lo define como un “pack” de éxito.

El director del Ballet Nacional de España se muestra muy ilusionado con la preparación de su nuevo proyecto “Alento”, cuyo vestuario confecciona la diseñadora catalana Teresa Helbig.

El bailarín y coreográfo, Antonio Najarro hace un gesto con las manos mientras habla

EFE/ Emilio Naranjo

“Son diseños valientes, muy españoles pero con una estética muy vanguardista, alejada del volante”. En particular, destaca la difícil creación de Helbig: una espectacular bata de cola de tres metros que las bailarinas deben poder mover con soltura.

Retos que realizan los creadores sin perder de vista el diseño de sus propias colecciones. David Delfín ha compaginado “Inferno”, la colección que llevará a la próxima edición de la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM), con el vestuario de “Edvard”, para la Compañía de Danza Contemporánea Noruega, además de preparar el de “Carmen” para la CND.

“Es un trabajo apasionante y me siento orgulloso de que tras una colaboración salga otra con los mismos directores”, indica Delfín, que también ha tenido la experiencia de vestir actores haciéndose cargo del vestuario de “Los amantes pasajeros”, de Pedro Almodóvar.

Los dictados de la aguja en el cine

Cambios inesperados de guión y, por lo tanto de vestuario, son hábitos lejanos al mundo de la pasarela que, junto al diseño de luces, que pueden llegar a cambiar totalmente el color de una prenda, o la tiranía de una cámara de cine, que delata arrugas inapreciables a la vista, curten a los modistos en otras lides.

Juan Duyos considera que trabajar para las artes escénicas es “un regalazo” pero opina que falta profesionalización. “No es lo mismo coser una prenda de vestir que una creación para bailar”, asegura este madrileño, que tiene previsto subir a la 61 edición de MBFWM una colección inspirada en los años ochenta.

Esta armonía en la que conviven la moda y las artes escénicas se ha reforzado gracias al convenio que firmaron hace un año la Asociación Creadores de Moda de España (ACME) con el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), dentro del cual se integran el Ballet Nacional de España (BNE) y la Compañía Nacional de Danza (CDN).EFE

 

 

 

 

 

Tagged with: ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies