Algunas de las prendas que se pueden encontrar en este rastrillo solidario. EFE/ Isabel PeláezAlgunas de las prendas que se pueden encontrar en este rastrillo solidario. EFE/ Isabel Peláez
Buenas obras

Moda solidaria

La firma Hoss Intropía y la Fundación Pequeño Deseo organizan, hasta el sábado, un rastrillo solidario en Madrid

Madrid, may (EFE).- La firma Hoss Intropía organiza desde hace 20 años un rastrillo solidario con el fin de recaudar fondos para los más necesitados. En esta ocasión, venderá hasta el sábado prendas rebajadas de campañas anteriores en el hotel Puerta de América (Madrid), en colaboración con la Fundación Pequeño Deseo.

Los niños enfermos que pasan largas temporadas en los hospitales son los máximos beneficiarios de este rastrillo solidario en el que esa firma y esa fundación juntos desde hace cuatro años para que la situación de estos pequeños mejore.

El día de apertura, el jueves, el rastrillo recibió 2.300 visitas. EFE/ Isabel Peláez

El día de apertura, el jueves, el rastrillo recibió 2.300 visitas. EFE/ Isabel Peláez

“Un año, Pequeño Deseo cumplió el sueño de una niña enferma de ser princesa por un día. La disfrazaron y la llevaron en carroza hasta el Palacio Real”, recuerda a Efe el director de este mercadillo, Nacho Hernández.

Rebajas por solidaridad

Actos como ese y otros proyectos motivaron a Hoss Intropía a elegir a la Fundación Pequeño Deseo como la destinataria de los fondos económicos que se recauden a través de la venta, durante tres días, de ropa de la firma, rebajada al 60, 70 u 80 %.

Vestidos de fiesta, prendas informales, zapatos, pañuelos y otros complementos, 11.000 piezas en total, surten la oferta de Hoss Intropía en este rastrillo solidario, que comenzó, hace 20 años, en una de las oficinas de la marca. Desde entonces, el éxito de la iniciativa no ha parado de crecer, y miles de personas pasan cada año para “dar y recibir”, dice orgulloso Nacho Hernández.

El día de apertura, el jueves, recibieron la visita de 2.300 personas y esperan que el dato mejore aún más este viernes y el sábado, último día en que estará abierto al público. “La gente que viene compra habitualmente ropa de la firma”, comenta Hernández.

Otros, como Marta Sierra, una ciudadana que acude, desde hace tres años, a este mercadillo solidario, encuentran en el proyecto “una oportunidad” para acceder “a ropa de calidad que, con su precio normal, no resulta tan accesible hoy en día”, afirma.

Y todo el que viene, “repite”, asegura Hernández, quien dice ver caras conocidas de otros años que, en este segundo día de rastrillo solidario, abren su corazón a la moda y a los más necesitados. EFE

 

Tagged with:
Posted in Sin categoría

EFEDATA
Efe Estilo en Twitter
Máster de Periodismo de Agencia
  • Visto
  • Nube de tags

Madrid, may (EFE).- La firma Hoss Intropía organiza desde hace 20 años un rastrillo solidario con el fin de recaudar fondos para los más necesitados. En esta ocasión, venderá hasta el sábado prendas rebajadas de campañas anteriores en el hotel Puerta de América (Madrid), en colaboración con la Fundación Pequeño Deseo.

Los niños enfermos que pasan largas temporadas en los hospitales son los máximos beneficiarios de este rastrillo solidario en el que esa firma y esa fundación juntos desde hace cuatro años para que la situación de estos pequeños mejore.

El día de apertura, el jueves, el rastrillo recibió 2.300 visitas. EFE/ Isabel Peláez

El día de apertura, el jueves, el rastrillo recibió 2.300 visitas. EFE/ Isabel Peláez

“Un año, Pequeño Deseo cumplió el sueño de una niña enferma de ser princesa por un día. La disfrazaron y la llevaron en carroza hasta el Palacio Real”, recuerda a Efe el director de este mercadillo, Nacho Hernández.

Rebajas por solidaridad

Actos como ese y otros proyectos motivaron a Hoss Intropía a elegir a la Fundación Pequeño Deseo como la destinataria de los fondos económicos que se recauden a través de la venta, durante tres días, de ropa de la firma, rebajada al 60, 70 u 80 %.

Vestidos de fiesta, prendas informales, zapatos, pañuelos y otros complementos, 11.000 piezas en total, surten la oferta de Hoss Intropía en este rastrillo solidario, que comenzó, hace 20 años, en una de las oficinas de la marca. Desde entonces, el éxito de la iniciativa no ha parado de crecer, y miles de personas pasan cada año para “dar y recibir”, dice orgulloso Nacho Hernández.

El día de apertura, el jueves, recibieron la visita de 2.300 personas y esperan que el dato mejore aún más este viernes y el sábado, último día en que estará abierto al público. “La gente que viene compra habitualmente ropa de la firma”, comenta Hernández.

Otros, como Marta Sierra, una ciudadana que acude, desde hace tres años, a este mercadillo solidario, encuentran en el proyecto “una oportunidad” para acceder “a ropa de calidad que, con su precio normal, no resulta tan accesible hoy en día”, afirma.

Y todo el que viene, “repite”, asegura Hernández, quien dice ver caras conocidas de otros años que, en este segundo día de rastrillo solidario, abren su corazón a la moda y a los más necesitados. EFE

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies