Morrissey en una imagen de archivo EFE/SANDRO CAMPARDOMorrissey en una imagen de archivo EFE/SANDRO CAMPARDO

Morrissey, en nueve letras

Odiado y amado, polémico y carismático, chulo y bocazas…decenas de palabras pueden definir a uno de los últimos (y mejores) iconos pop exportados por el Reino Unido: Morrissey

Madrid (EFE).- Esta semana inicia su gira por Europa y aquí damos las claves del genio que se esconden en las nueve letras de su apellido.

M:

M de Manchester. Nacido en 1959 en Davyhulme, al suroeste de Manchester, Steven Patrick Morrissey creció en esta ciudad en pleno declive industrial, desempleo, lluvia y buen fútbol. Era el mejor paisaje para el hijo de una pareja de inmigrantes irlandeses, lector de Oscar Wilde, fan del grupo New York Dolls y con tendencias depresivas.

En 1980 conoció al guitarrista Johnny Mar, fundaron The Smiths, llegó el éxito y hasta Manchester cambió para mejor.

O:

O de Ogro. De amores y odios, el señor Morrissey no desayuna periodistas porque tienen carne y él es vegetariano. Su lengua viperina no respeta a nadie ni a nada. Bob Geldof –“es un tipo repulsivo”-, Madonna –“McDonna”-, los chinos –“subespecie”- , la familia Beckham –“insufribles para la inteligencia”, Robert Smith de The Cure –“un llorica”-…y así hasta que decide cerrar su adorable bocaza.

R:

R de republicano. El odio que profesa a la familia real británica es legendario. Solo la baronesa Margaret Thatcher, a la que calificó el día de su muerte como “un terror sin un átomo de humanidad”- ocupa el mismo lugar en el santoral de Morrissey. Dice, además, que vive en California para no pagar impuestos a la “Royal Family”. En la gira de 2012, los miembros de su banda debían llevar camisetas con el logo “Odio a William y Kate”

Nuestro bloguero, Juan Carlos Gomi

Nuestro bloguero, Juan Carlos Gomi

 R:

R de Radical. Vegetariano desde los 11 años, la defensa de los derechos de los animales se ha convertido en su bandera más activa. Esta lucha sin cuartel, algunas veces, ha devorado al propio personaje. La batalla viene de lejos. Ya el segundo disco de The Smiths tenía por título “Meat is Murder” (1985) y los miembros carnívoros de la banda no podía salir en fotografías comiendo carne.

En su último álbum, que presenta ahora en España, incluye una festiva canción dedicada a la tauromaquia titulada “The bullfigther diez”(El Torero Muere). El tema, más bien flojo, celebra con un “¡hurra!” cuando muere un matador en la plaza. Obviamente, no actúa en las Ventas.

I:

I de Inglés aunque con tanto narcisismo y petulancia, Moz –como le llaman los entendidos- podía ser español. Hijo de la Gran Bretaña pidió el sí a la independencia de Escocia y algunos intelectuales –el escritor Alex Niven- le han comparado con Margaret Thatcher por la defensa de la “verdadera Inglaterra”.

Al margen del personaje, nadie duda de su origen por su maestría a la hora de componer canciones pop. Además, ha publicado su autobiografía en Penning Clasisc. Todo muy “brithish” como su mentón.

S:

S de Smith. Usar el apellido más común de Inglaterra para nombrar a tu grupo ya dice mucho. Y ¿qué decir de The Smiths? Probablemente, una de las mejores bandas de la historia del pop. Sobrevalorados para muchos pero imprescindibles para la mayoría. Sin Morrissey nada hubiera sido lo mismo.

S:

S de un sexo misterioso del que siempre se especuló al hablar de Moz. Sus formas amaneradas, sus bailes y las letras de las canciones siempre remitían a una cierta ambigüedad. En sus memorias da a entender una relación con un hombre aunque después negó que fuera homosexual. Él, en la vida diaria, sigue defendiendo la abstinencia para evitar contagios con humanos.

E:

E de Estilazo. Nos guste o no, Morrissey llena un escenario con su elegancia y maneras. Su tupé, sus camisas, sus corbatas o su forma de moverse, nos muestran a un tipo con porte y estilo. Incluso, en 2006, en el FIB de Benicasim, cuando se puso la bandera española como si fuera un pareo daba una imagen completa de seguridad y “savoir faire”. ¡Grande!

Y:

Y de muchas más cosas. El exlíder de The Smiths puede ser el bocazas mayor del reino, vanidoso hasta decir basta y de un divismo insoportable…sí, todo eso puede ser cierto, pero es Morrissey, un ser único, uno de los grandes artistas del entretenimiento que todavía llenan estadios, despiertan polémicas y llegan al corazón de millones de personas en todo el mundo.

 

 

 

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

Tagged with:
Posted in Blogs

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies