El diestro José Ortega Cano, durante la rueda de prensa ofrecida hoy, en el ruedo del coso de El Puerto de Santa María (Cádiz), estrenando su facetEl diestro José Ortega Cano, durante la rueda de prensa ofrecida hoy, en el ruedo del coso de El Puerto de Santa María (Cádiz), estrenando su faceta como empresario taurino, tras obtener el tercer grado penitenciario y salir de la prisión de Zuera (Zaragoza) el pasado 5 de junio. EFE/Román Ríos

Ortega Cano: “La vida en prisión me ha fortalecido”

El diestro José Ortega Cano cuenta que la vida en prisión le ha fortalecido “física y psicológicamente”

El diestro José Ortega Cano cuenta que la vida en prisión le ha fortalecido “física y psicológicamente” y que, ahora que vive en régimen de tercer grado, puede ya empezar a disfrutar de su “sueño”, regentar “un tempo” taurino como el coso de El Puerto de Santa María (Cádiz).

“Los avatares de la vida”, como Ortega Cano se ha referido  al accidente de tráfico por el que ingresó en prisión en abril de 2014, impidieron al diestro poder vivir el año pasado su primera temporada como socio, junto a Beca Belmonte y Tomás Entero, de la UTE (Unión Temporal de Empresa) que se ha hecho cargo de gestión de la plaza de toros de El Puerto de Santa María.

El pasado 5 de junio salió de la prisión de Zuera (Zaragoza) tras obtener el tercer grado penitenciario. Una semilibertad que ha aprovechado para estrenar su faceta de empresario taurino, adaptándola a las circunstancias de quien todavía depende de las normas del centro penitenciario en el que cumple el final de su condena.

Por eso ha querido dar una rueda de prensa en la plaza de toros de El Puerto, antes de que finalizase el permiso de seis días que ha disfrutado. Un permiso que, debido a una confusión de fechas, ha solicitado prorrogar un día más para poder estar mañana por la noche, como él quisiera, en la presentación oficial de la temporada taurina de verano de la plaza.

Un cartel con el que espera entusiasmar y duplicar el número de abonados a la plaza y que hoy no ha querido hacer público, ya que se están ultimado los flecos de la contratación de un “figura del toreo”, en clara referencia a Morante de la Puebla.

Ortega Cano ha contado que tiene “mente de soñador” y que ahora va a ver cumplido “un sueño” que empezó cuando conoció las tierras gaditanas con Rocío Jurado y que ha continuado con “otra gaditana que me ha puesto el destino”, Ana María Aldón, el de gestionar una plaza de toros “emblemática” como la de El Puerto de Santa María.

Una plaza “admirada y querida por todos los toreros de todos los tiempos”, en la que él mismo ha vivido algunas de las faenas más memorables de su carrera.

Por eso ahora su “sueño” es “devolver a la afición de esta plaza mi agradecimiento, con mi trabajo”, que no será “solamente regentar un coso” sino estar cada día al lado de los aficionados y profesionales y conocer y gestionar sus “problemas pequeños, medianos y grandes”.

“Quiero ser una persona cercana” en la gestión de una plaza que no será sólo “para cuatro festejos al año” porque “quiero hacer muchas más cosas”, entre otras un museo que de testimonio de “tantas grandes figuras de todos los tiempos que pasaron por este coso, que es un templo del toreo”.

También se ha propuesto, con sus socios, apostar “por los nuevos valores de la tierra, que son el futuro” y “para que no se sientan solos y atraer a gentes del mundo de las letras y de la música al coso para organizar actividades.

El diestro José Ortega Cano ante el ruedo del coso de El Puerto de Santa María (Cádiz), estrenando su faceta como empresario taurino, tras obtener el tercer grado penitenciario y salir de la prisión de Zuera (Zaragoza) el pasado 5 de junio. EFE/Román Ríos

El diestro José Ortega Cano ante el ruedo del coso de El Puerto de Santa María (Cádiz), estrenando su faceta como empresario taurino, tras obtener el tercer grado penitenciario y salir de la prisión de Zuera (Zaragoza) el pasado 5 de junio. EFE/Román Ríos

A sus 61 años, Ortega Cano asegura que esta tarea “es muy ilusionante en todos los sentidos”, y más porque ha tenido que esperar un año para poder estar cerca de su nuevo negocio.

Por eso hoy es “un día muy importante” para él, que aún tiene que esperar varios meses antes de extinguir totalmente su condena de cárcel.

Un experiencia que, según cuenta, “al final” le ha servido para salir “fortalecido física y psicológicamente”, sobre todo porque en la prisión “hay mucho tiempo para pensar, para meditar, para valorar aquello que merece la pena, porque, con las prisas de la vida, a veces te olvidas de lo que es más importante”.

Aunque es una experiencia que no le desea “a nadie”, Ortega Cano asegura que “los peores son los dos primeros meses”.

Después él optó por habituarse a un régimen de vida nuevo y por agarrase a su fe. “Soy muy creyente, me ha ayudado mucho a no caer en un desespero”, sobre todo cuando sentía “inquietud” por los problemas de sus hijos.

Ahora el diestro explica que disfruta de sus permisos “como todo el mundo”. “Las normas son iguales para todos, yo he sido uno más”, asevera.

Tagged with:
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies