EFE/Juan Carlos GomiEFE/Juan Carlos Gomi

Pablo Alborán, en tres tiempos

Para llegar a “Prometo”, Pablo Alborán ha estado dos años casi en silencio. ¿Por qué? “Necesitaba volver a componer desde la calma” ¿Y qué ha hecho? Empaparse de poesía y escuchar a otros

Bogotá, dic (EFE).-

Pablo Alborán, de Promoción

Pablo Alborán está de promoción en América. Acaba de aterrizar en Bogotá tras pasar por Ciudad de México. Hay más etapas: Santiago de Chile y Buenos Aires.

Más de 30 periodistas esperamos la aparición del artista en una hipnótica sala de un hotel del norte de la capital colombiana. Los responsables de prensa de la compañía discográfica Warner corren de un lado a otro mientras miran sus celulares. Hay retraso. Hay impaciencia.

Llega Pablo, sonrisa contagiosa, andares deportivos, simpatía a pleno rendimiento. Vuelve la calma.

El malagueño está de promoción de su disco “Prometo”, primer álbum después de tres años de silencio. Es el artista español con más éxito comercial y vuelve con un trabajo que apunta a lo más alto.

Empieza la ronda de entrevistas con los medios. Canta a capella en una conexión de televisión en directo, saluda en el snapchat de una presentadora, muestra apetito por la bandeja Paisa -plato hipercalórico de la gastronomía colombiana-…Y también habla de su disco. Llega mi turno. Es la hora de destripar “Prometo”.

pablo alborán

EFE/Juan Carlos Gomi

Afable y divertido, me recuerda que hace menos de un mes que no nos vemos: “ Estuve contigo con el lanzamiento de los dos primeros singles ‘Saturno’ y ‘No vaya a ser’”. Risas.

“Es un disco que se ha hecho de manera distinta. Con gente distinta, en un momento distinto, con un nuevo productor -el colombiano Julio Reyes Copello- con el que tenía muchas ganas de trabajar”, explica con entusiasmo.

“Prometo”, que ya es número uno en las plataformas digitales, desembarca en América. Aquí, en Miami, se fraguó el álbum. Un ejemplo de ello fue la grabación junto a Alejandro Sanz de la canción “Boca de Hule”.

“Alejandro me ayuda mucho en la canción. Es un tema que habla de la impotencia , de la lucha contra la corrupción…es un cara a cara frente al poder, un grito de esperanza. Grabarlo fue muy divertido, fue en casa de Alejandro, es un muy amigo, un gran consejero”, recuerda Pablo. Más risas.

En el disco también participa la cantante portuguesa Carminho, cuenta con la presencia de The City of Prague Philarmonic Orchestra y colaboran un grupo de músicos de distintas partes del mundo.

“Es un disco muy libre, de puertas abiertas, tiene influencia latinoamericana pero sin olvidar mis raíces andaluzas. Se ha hecho con calma ¡ójala! Se escuche con calma”, comenta antes de pasar a un Alborán más íntimo.

Pablo Alborán, más personal

Para llegar a “Prometo”, Pablo Alborán ha estado dos años casi en silencio. ¿Por qué? “Necesitaba volver a componer desde la calma”. La carrera meteórica iniciada en 2010 (con veinte años) necesitaba de sosiego y quería volver a Málaga (España) junto a su familia, confiesa.

¿Qué ha hecho Pablo en este parón?

“He escuchado música. A Silvio Rodríguez, a Pablo Milanés, a Sabina -yo, antes, era mucho de Serrat, pero me he empapado de Sabina-. He escuchado música clásica y mucho jazz. He vuelto a estudiar guitarra con mi amigo Lolo Álvarez (su director musical), que me ha recomendado artistas como George Benson, Pat Metheny. Ha sido muy guay, para refrescar”.

¿Y qué has leído?

“He estado leyendo mucha poesía. Mario Benedetti, otros poetas y un autor que también es músico que se llama Marwan, a mí me gusta mucho. Estos meses me he alimentado de poesía”.

¿Hay, entonces, un nuevo Pablo?

“Estoy más disfrutón (risas), quiero disfrutar todo lo que está pasando. Creo que han pasado muchas cosas y ahora no quiero perderme nada. Por ejemplo, me prometí que en este disco iba a dejarme la piel porque ha habido mucha emoción en la grabación. Entonces, intento hablar con Julio, el productor, casi todos los días, hablo con los músicos, quiero que este disco esté vivo, no solo por la promoción, porque lo siento así. De hecho, no he vuelto a componer desde que escribí el álbum”.

El tono íntimo de la entrevista termina con una conversación más ligera. José Luis Perales, el Málaga F.C., el gimnasio, los colombianos Bomba Estéreo, el famoso pedo escénico(más risas), etcétera… son temas que acaban con la charla. Fin del tiempo programado, hay que pasar a otro periodista.

Pablo Alborán, en directo

Veinte entrevistas de prensa después y ocho horas más tarde, volvemos al hotel donde nos encontramos con Pablo esta mañana. La compañía Warner ha citado a un reducido grupo de periodistas y fanáticos a un “showcase”(escaparate, muestra, concierto íntimo) exclusivo con Pablo. El punto hipnótico de hotel ha mejorado: predomina el color azul violeta, se bebe zumo -jugo- con sabor a moras, y el público es guapo y distendido. En el escenario un piano de cola y tres micrófonos.

Después de una breve presentación corporativa, Pablo Alborán sale con una guitarra a la escena. Seguro de sí mismo, con una camiseta blanca que marca unos excelentes bíceps y con ese aire suyo característico de chico espabilado, el de Málaga se arranca en solitario a cantar sus nuevas canciones.

“Saturno”, “No vaya a ser”, “La llave” (posible colaboración con artista colombiano en un futuro) y “Prometo” -ya al piano-, son las melodías elegidas para la ocasión. El tono casi privado de la actuación electriza la sala.

pablo alboran

EFE/Juan Carlos Gomi

Celulares en alto, el público se derrumba en aplausos. Desfilan clubes de admiradores. El artista se presta a posar en todas las fotos. La fiesta sigue.

Según confirmó en la entrevista de la mañana, Pablo mantendrá este ritmo de promoción del álbum hasta el 24 de diciembre .”Ese día pararé, desconectaré el teléfono, estaré en Málaga con la familia una semana”, confesó .

Este nuevo Pablo, más sosegado, lo tiene claro: “No quiero caer en el error de empezar la gira con la coletilla de la resaca de la promoción. Quiero arrancar tranquilo y centrado en lo va a ver el público”.

Durante todo enero y parte de febrero, el artista estará centrado en los ensayos -”queremos algo muy nuevo, con sorpresas y conexión con el público”-, antes de iniciar la gira en Latinoamérica en marzo.

Serán veinte ciudades de América antes de volver a España en mayo. Después, volará a Estados Unidos. Y así, día a día, seguirá mostrando su álbum “Prometo”. Es el retorno de Pablo Alborán, dos años después, con doce nuevas canciones nacidas en un tiempo de silencio.

 

Tagged with: , ,
Posted in Personajes

EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies