París ofrece al hombre un Loewe “pop” y un Margiela de destellos justos

París ofrece al hombre un Loewe “pop” y un Margiela de destellos justos

La firma española apuesta por un cliente joven y la estética manga para la próxima primavera/verano 2016

París,  jun (EFE).- “Quién te ha visto y quién te ve” es lo que se le podría decir a Loewe, firma que en su proceso de renovación ha abierto la puerta al arte “pop”, como mostró hoy en una Semana de la Moda Masculina de París en la que Maison Margiela prefirió mantener la cautela.

Loewe se dirige a los jóvenes

“Mientras siga funcionando, vamos a seguir echando leña al fuego”, advirtió a Efe el director creativo de Loewe, Jonathan Anderson, quien desde septiembre de 2013 capitanea un barco que ansía atraer a la clientela juvenil, sin por ello renunciar a la tradicional.

Nueva colección de LOEWE/EFE

Nueva colección de LOEWE/EFE

Fundada en 1846, la firma española se llenará la próxima temporada de referencias a la animación nipona, a la de Disney y a la ciencia ficción, desde platillos volantes a robots tipo Mazinger Z.

Con esta colección “divertida e ingenua” de siluetas de “superhéroes, rinde también homenaje a Japón, un país que le sirve de inspiración y que además representa uno de los tres mayores mercados de Loewe.

Las fotos promocionales, en las que los modelos imitan poses de artes marciales, han sido tomadas en la plaza de toros de Aranjuez (Madrid), en un guiño que pretende “unir a Bruce Lee con las corridas”.

Anderson imprimió viñetas manga en sus chaquetas largas y en sus pantalones anchos -como si se tratara de un lienzo del artista Roy Lichtenstein-, estampó una imagen de Goofy en una sudadera y unió en un traje de seda tipo pijama a una princesa y a un dragón.

“Volver a la infancia siempre es una inspiración”, confesó un diseñador que recuperó los coches de carreras y los “pins” en este recital de colores desgastados por la nostalgia.

Anderson supo llevar este universo popular al lujo de su “showroom” del sexto distrito de París. Prueba de esta confluencia fueron los bolsos “puzzle” que integraron tanto piel de cocodrilo como lona.

Margiela deconstruido

La firma Maison Margiela midió sus puntadas para presentar una temporada estival que supo aunar tradicionales y elegantes trajes de chaqueta con prendas en plena proceso de construcción… o deconstrucción.

Junto a las vías de un antiguo depósito de trenes del norte de París, ahora reconvertido en un local en auge llamado “Ground Control”, desfilaron “tops” semitransparentes sólo recubiertos por trozos de imágenes desgarradas, como los carteles de papel de las calles.

El colectivo anónimo que ha estado al frente de la casa desde la salida en 2009 del fundador ha firmado esta colección a la espera de que la experimentación en la línea Artesanal de Alta Costura del nuevo director creativo, John Galliano acabe impregnando los diseños para hombre, según explicaron a Efe fuentes de la compañía.

Los trajes en “glitter” de destellos plata o bronce fueron las llamaradas de atención de una pasarela que convirtió las cazadoras rockeras de cuero en fajín o en chaleco.

Los abrigos largos, mezcla de gabardina y de chaqueta americana, marcaron el ritmo de un desfile que sólo dejó al azul Klein y a los tonos tierra y rojizos sobresalir sobre la parca paleta, salpicada por algunas tachuelas.

Sin miedo a un mercurio que superaba los treinta grados, la firma francesa Melinda Gloss congregó al mundo de la moda en plena plaza Valois, en las inmediaciones del Museo del Louvre, para presentar unas prendas inspiradas en los años setenta y ochenta.

“Partimos de la idea de un día en el club de playa”, aseguró Rémi de Laquintane, quien con Mathieu de Ménonville ostenta la dirección creativa de esta firma que exploró tanto los “códigos deportivos” como la vestimenta “un poco más glamour”.

Pantalones de chándal por un lado, y americanas de doble botonadura por otro, fueron algunas de las propuestas, que se declinaron en colores como el “frambuesa, arándano, índigo o naranja”.

Campbell en clave masculina

El modisto italiano Ricardo Tisci imprimió el rostro de Cristo en las prendas para hombre de Givenchy que desfilaron en una pasarela que integró algunos conjuntos de alta costura para mujer, como el que portó la modelo Naomi Campbell, formado casi exclusivamente por una americana.

La modelo británica Naomi Campbell luce una creación de la colección Primavera/Verano 2016 del diseñador italiano Riccardo Tisci para Givenchy durante la Semana de la Moda Masculina en París, Francia, hoy 26 de junio de 2015, que se celebra del 24 al 28 de junio. EFE/Guillaume Horcajueloº

La modelo británica Naomi Campbell luce una creación de la colección Primavera/Verano 2016 del diseñador italiano Riccardo Tisci para Givenchy durante la Semana de la Moda Masculina en París, Francia, hoy 26 de junio de 2015, que se celebra del 24 al 28 de junio. EFE/Guillaume Horcajuelo

Las estrellas, las rayas y los cuadros recorrieron un verano deportivo para el varón, de camisetas holgadas de manga corta e incluso de faldas, que también abrió la puerta a los trajes de chaqueta.

Finas plumas, largos flecos de pasamanería o vuelos de encaje decoraron las creaciones manufacturadas de mujer que Tisci impregnó de un aire “gipsy” al acompañarlas de grandes pendientes de aro y cintas para el pelo en una jornada que abrió Junya Watanabe y citó también a Comme des Garçons Homme Plus. EFE

Tagged with: ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies