El pintalabios mágico que no se borra
Nuestra corresponsal en Rabat nos ilustra sobre la cosmética marroquí

El pintalabios mágico que no se borra

El pintalabios mágico marroquí cambia de color con la temperatura corporal. De aspecto verde, que no es verde sino brillo, a rosa pálido o intenso, según digan tus labios ¿Te atreves?

Rabat (EFE).- Su estética es muy “kitsch”, un producto que se diría clásico de las típicas tiendas del “todo a 100”, lugares en los que puedes encontrarte un nutrido surtido de mercancías hechas en China y de dudosa calidad y que se puede encontrar en tiendas de cosmética marroquí en Madrid. 

Pero este pintalabios, que arrasa en España, no viene del gigante asiático, sino de Marruecos donde se considera un cosmético de belleza histórico y tradicional.

Un producto que se encuentra impreso en la memoria de muchas jóvenes que los recuerdan siempre fieles en los bolsos de sus abuelas y cuyos componentes son cien por cien naturales, o por lo menos eso dicen.

Lo llaman el “pintalabios mágico” porque dependiendo de la temperatura corporal de cada persona adquiere una tonalidad más suave o más intensa, pero el color siempre será rosáceo o rojo independientemente de que la barra sea verde, naranja, azul o morada.

Proceso de pintado con el pintalabios mágico, un labial que ha llegado a las tiendas de cosmética en Madrid.Marisa Montiel/Efe

Proceso de pintado con el pintalabios mágico.Marisa Montiel/Efe

Otra de las virtudes de esta barra, decorada con unas mariposas geométricas, estampas tradicionales de la ciudad marroquí de Fez, es que permanece durante horas en los labios y no solo es resistente al agua, sino que a veces la humedad llega incluso a intensificar su color.

Así que una puede permitirse un baño en el mar sin necesidad de retocarse después, o dormir sin desmaquillarse y amanecer con los labios perfectos.

En Marruecos los encuentras en cualquier puesto de los mercados locales donde muchas veces se mezcla la venta de especias con los productos de belleza. Los vendedores aseguran que existen dos tipos: el tradicional, que se vende por cinco dirhams (medio euro) y el “made un china”, de peor calidad, que se adquiere por tres dirhams.

Las opiniones sobre estos pintalabios en su propio país son para todos los gustos. Mientras una mujer dice que “se trata de algo ordinario y las marroquíes se decantan más por los pintalabios de marca”, otras aseguran que “es líder en Marruecos y se compran mucho”.

Lo que está claro es que lleva décadas vendiéndose en las medinas de las ciudades y al parecer es muy utilizado por las mujeres bereberes y de campo, donde la oferta de los productos de belleza es mucho más limitada. En las tiendas cosméticas más modernas, sencillamente no saben de él.

 

Un sencillo pintalabios, que perfectamente podría pasar por uno de los componentes de un kit de maquillaje de juegos de niñas, que ha conseguido traspasar fronteras e implantarse en España con éxito.

Mercadillo marroquí donde se vende el pintalabios que ha llegado a las tiendas de cosmética en Madrid/ EFE Marta Miera

Mercadillo marroquí donde se vende el pintalabios/ EFE Marta Miera

Cada vez son más las españolas que visitan Marruecos y tienen entre sus cometidos -para sorpresa de las marroquíes- llevarse en sus maletas unos cuantos de estos “pintalabios mágicos” para luego distribuirlos o venderlos entre sus amigas.

Bueno, bonito y barato

“Lo conocí por una amiga que lo había comprado en una tienda de Barcelona y le encantaba. ¡En España se venden a 10 euros!”, comenta una vasca, diseñadora de vestidos de novia y de visita en Rabat durante unos días.

Según ella, en ciudades como Barcelona se venden en tiendas tirando a “hippies”, mientras que por la mitad de precio, unos cinco euros, los puedes comprar por internet, donde ya comienzan a abundar las páginas que los venden.

Pintalabios mágico marroquí una cosmética que ha llegado a Madrid/Marta Miera/EFE

Pintalabios mágico marroquí/Marta Miera/EFE

El hecho de que la periodista Sara Carbonero apareciese en varias fotografías con el pintalabios en mano y explicase en su blog sus virtudes y las dificultades de encontrarlo porque “no se venden en España”, han disparado la curiosidad por este producto.

“A mi me encanta porque es muy natural, no es graso y huele rico. De mucha luz y es muy hidratante, tipo vaselina”, comenta otra turista española de paso por Marruecos, mientras que una joven, también europea, asegura que a ella se le quemaron los labios cuando lo utilizó.

Y es que así es la magia: unas veces funciona y otras no.EFE

Aquí en Amazon

Tagged with:
Posted in Belleza

Efe Estilo en Twitter
EFEempresasEfe saludbanner_practica-español-300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies