EFE/VICTOR GONZÁLEZEFE/VICTOR GONZÁLEZ

Posadas novela la esclavitud en España con la hija negra de Cayetana de Alba

La escritora Carmen Posadas descubrió un episodio poco conocido del siglo XVIII español, la adopción por parte de la poderosa Cayetana de Alba de una niña negra y convirtió la historia en una novela en la que describe la esclavitud en España

Madrid (EFE).-  Carmen Posadas, no obstante, cree que es uno de los países menos xenófobos.  “La hija de Cayetana”, editada por Espasa, es el título de esta novela histórica en la que la escritora uruguayo-española recupera la vida de la corte de Carlos IV donde se desarrolló la infancia de esta niña, y a la que la duquesa dejó en herencia una importante cantidad de dinero y una renta vitalicia.

En una entrevista con Efe, Posadas explica cómo a través de las vidas de Cayetana de Alba, de la niña María de la Luz y de la verdadera madre de la pequeña, una esclava llegada de Cuba que es un personaje de ficción, ha recreado una especie de “Arriba y abajo” (serie inglesa) de la corte española.

Cayetana era la decimotercera duquesa de Alba y grande de España, una mujer dueña de su destino porque tenía dinero y poder, y aunque era frívola y extravagante tenía “un gran corazón”, explica Posadas

Cayetana era la decimotercera duquesa de Alba y grande de España, una mujer dueña de su destino porque tenía dinero y poder, y aunque era frívola y extravagante tenía “un gran corazón”, explica Posadas.

Esclavitud y criados negros en la época

Tener criados negros era entonces un signo de distinción de la época y la duquesa, que no podía tener hijos, recibió de regalo una bebé mulata, a la que adoptó y trató como una hija.

Estos personajes que existieron en la realidad se mezclan en la novela de la escritora con otros de ficción como la madre de la niña, Trinidad, que le sirve a Carmen Posadas para hablar de la esclavitud en la Península.

Tener criados negros era entonces un signo de distinción de la época y la duquesa, que no podía tener hijos, recibió de regalo una bebé mulata, a la que adoptó y trató como una hija.

Y es que aunque los esclavos eran muy comunes en las colonias españolas y a pesar de que entre 1450 y 1750 unos 800.000 llegaron a la Península, en el siglo XVIII habían pasado a ser un artículo de lujo.

 

carmen posadas escribe sobre la esclavitud en España en la época de Cayetana de Alba

EFE/VÍCTOR GONZÁLEZ

Pero la autora señala que, a diferencia de los países anglosajones donde estaban castigados con cárcel los matrimonios interraciales, en las colonias españolas se permitían: “España es el país menos xenófobo que conozco y eso se empezó a notar desde muy pronto”.

Junto a la duquesa aparecen en la novela numerosos personajes de la época, como Francisco de Goya, y de la Corte, desde la reina María Luisa de Parma, que tenía muy mala relación con Cayetana de Alba, al primer ministro Manuel Godoy o el marino Alejandro Malaspina.

“La corte era un nido de intrigas y conjuras”, explica la escritora, que asegura que “lo que pasa actualmente en la política española es un jardín de infancia al lado de lo que ocurría en la época”.

La autora señala que, a diferencia de los países anglosajones donde estaban castigados con cárcel los matrimonios interraciales, en las colonias españolas se permitían: “España es el país menos xenófobo que conozco y eso se empezó a notar desde muy pronto”

Pero Carmen Posadas también encuentra similitudes con la actualidad porque, recuerda, los nobles de toda la vida se sentían amenazados por personas que, como Godoy, llegaron al poder encarnando una nueva sociedad.

En ese escenario, las mujeres de clase alta pudieron llegar a ser más libres y cultas de lo que fueron luego durante el siglo XIX y mediados del XX, indica la autora.

En cuanto a los sentimientos que Posadas describe en la novela, sostiene que “lo único que cambia es el decorado: las pasiones son las mismas que ahora y la forma de reaccionar también”.

La labor de documentación llevó a Carmen Posadas a ver el testamento de Cayetana, que tiene la Casa de Alba, donde comprobó su decisión de dejar a su muerte, ocurrida a los 40 años, una herencia a la niña que adoptó y a la que llamó María de la Luz

La labor de documentación llevó a Carmen Posadas a ver el testamento de Cayetana, que tiene la Casa de Alba, donde comprobó su decisión de dejar a su muerte, ocurrida a los 40 años, una herencia a la niña que adoptó y a la que llamó María de la Luz.

La autora también recupera anécdotas de la época, como la invención de la dentadura postiza: fue un dentista español Antonio Saelices el que confeccionó la primera dentadura que podía pegarse a las encías y permitía comer con ella, una novedad que se estrenó en la corte de entonces. EFE

 

Tagged with: , ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies