El productor Amir Galvan muestra su premio Ariel por la película El productor Amir Galvan muestra su premio Ariel por la película "La 4ta. Compañía". EFE/ Jorge Núñez

Premios Ariel, la noche del cine y la reivindicación mexicana

“La 4ª compañía” se alzó como la máxima premiada de la gala de los Premios Ariel, la noche del cine mexicano, en la que actores y directores dejaron las felicitaciones en un segundo plano para reclamar mejoras en la situación del país.

Madrid, jul 2017 (EFE).- “La 4ª compañía” fue la máxima galardonada en los Premios Ariel, con un total de 10 premios, entre los que se incluye el de mejor película, que convirtieron a la cinta en la estrella de la noche del cine mexicano, una velada en la que hubo tiempo para la celebración y también para la reivindicación.

Dirigida por Mitzi Vanessa Arreola y Amir Galván, la cinta fue presentada en el pasado Festival Internacional de Cine de Guadalajara, y se hizo, además, con los Arieles al mejor maquillaje, actor de reparto, vestuario, diseño de arte, edición, sonido (categoría en la que empató con “Tempestad”), efectos especiales, efectos visuales y actor protagonista.

La entrega de los premios concedidos por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), se celebró en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, en una gala en la que la reivindicación estuvo muy presente gracias a palabras como las de Galván, que dedicó el premio a los presos de la cárcel de Santa Martha Acatitla, y recordó, en referencia al sistema penitenciario mexicano, que “lo que está mal se puede componer”.

Los Premios Ariel más reivindicativos

La cinta “Tempestad” también fue una de las ganadoras destacadas de la gala, ya que se hizo con los premios al mejor documental, dirección (para Tatiana Huezo), sonido y fotografía.

“Nosotros, los cineastas, sabemos mirar, sabemos contar las historias desde la dignidad de esos que nos comparten su dolor y su esperanza; esto también es una forma de resistencia”, dijo Huezo cuando subió al escenario.

Verónica Langer recogió su Ariel a la mejor actriz, y aprovechó para expresar su deseo de que el cine apoye a que el país “salga del horror en el que está”.

En el apartado de mejor actor hubo un empate entre José Carlos Ruiz (“Almacenados”) y Adrián Ladrón (“La 4ª compañía”). Este último pronunció un extenso y aplaudido discurso en que señaló que en México desaparecen “personas, familias y creencias”, pero no “el abuso de poder, la corrupción y los privilegios de unos cuantos”.

“Almacenados” fue la cinta reconocida en la categoría de mejor guión adaptado, mientras que “Maquinaria panamericana” fue la elegida en guión original.

Premios Ariel cine

El director mexicano Federico Cecchetti, acompañado de indígenas Wixarikas, muestran el premio Ariel a Mejor Ópera Prima por “El sueño del Mara’akame”. EFE/ Mario Guzmán

La cinta “El sueño del Mara’akame”, de Federico Cecchetti, ganó el Ariel a la mejor ópera prima y a la música original.

Hoze Alberto Meléndez (“Almacenados”) fue nombrado vencedor en coactuación masculina, y Adriana Paz (“La caridad”), quien lleva con este tres premios Ariel en años consecutivos, ganó en la categoría femenina equivalente.

En los apartados de mejor actor y actriz de reparto se hicieron con la victoria Hernán Mendoza (“La 4ª compañía”) y Martha Claudia Moreno (“Distancias cortas”), respectivamente.

El galardón de mejor actriz revelación fue para María Evoli por “Tenemos la carne”, y el de actor revelación para Paco de la Fuente, por “El alien y yo”.

En la categoría de mejor película iberoamericana hubo un empate entre la argentina “El ciudadano ilustre” y la brasileña “Una segunda madre”.

El premio al mejor cortometraje de animación fue para “Los aeronautas”, de León Rodrigo Fernández, mientras que la categoría que reconoce al largometraje de animación quedó desierta.

“Aurelia y Pedro”, de Omar Robles y José Permar, se hizo con el Ariel al mejor cortometraje documental y “El ocaso de Juan”, dirigido por Omar Deneb Juárez, ganó el de corto de ficción.

Los discursos protagonizan la gala de los Premios Ariel

Entregas aparte, otros de los momentos estelares de la cita fueron los intermedios entre premio y premio, en los que se pronunciaron varios discursos reivindicativos acerca de la situación del cine en el país, donde se ha recortado el presupuesto para este sector en un 46,17% desde 2012, cuando se inició el sexenio del presidente, Enrique Peña Nieto.

La presidenta de la Academia, Dolores Heredia, pronunció unas palabras en las que defendió la necesidad de que el sector esté representado en las inminentes renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). “Queremos ser parte de las decisiones que afecten o mejoren las condiciones de nuestro trabajo”, esgrimió.

Además, los premios fueron anunciados y entregados exclusivamente por mujeres, un gesto con el que se quiso denunciar la escasa representación que aún tiene el sector femenino en el mundo cinematográfico.

El Ariel de Oro de esta edición fue para la diseñadora de arte Lucero Isaac y la actriz Isela Vega. “Es totalmente inesperado; han pasado muchos años desde que hice la última película, pero estoy contenta”, destacó la diseñadora de arte al recibir el galardón.

Por su parte, Isela Vega provocó las risas en varios momentos de su discurso, en el que dejó frases como “Sí, andamos mal, y vamos para peor”, o “Nunca me he podido poner la camisa de fuerza de los convencionalismos”.EFE

Tagged with: , ,
Posted in Cine&tv

Lo más en EFE Estilo
  • Visto
  • Nube de tags

Madrid, jul 2017 (EFE).- “La 4ª compañía” fue la máxima galardonada en los Premios Ariel, con un total de 10 premios, entre los que se incluye el de mejor película, que convirtieron a la cinta en la estrella de la noche del cine mexicano, una velada en la que hubo tiempo para la celebración y también para la reivindicación.

Dirigida por Mitzi Vanessa Arreola y Amir Galván, la cinta fue presentada en el pasado Festival Internacional de Cine de Guadalajara, y se hizo, además, con los Arieles al mejor maquillaje, actor de reparto, vestuario, diseño de arte, edición, sonido (categoría en la que empató con “Tempestad”), efectos especiales, efectos visuales y actor protagonista.

La entrega de los premios concedidos por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), se celebró en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, en una gala en la que la reivindicación estuvo muy presente gracias a palabras como las de Galván, que dedicó el premio a los presos de la cárcel de Santa Martha Acatitla, y recordó, en referencia al sistema penitenciario mexicano, que “lo que está mal se puede componer”.

Los Premios Ariel más reivindicativos

La cinta “Tempestad” también fue una de las ganadoras destacadas de la gala, ya que se hizo con los premios al mejor documental, dirección (para Tatiana Huezo), sonido y fotografía.

“Nosotros, los cineastas, sabemos mirar, sabemos contar las historias desde la dignidad de esos que nos comparten su dolor y su esperanza; esto también es una forma de resistencia”, dijo Huezo cuando subió al escenario.

Verónica Langer recogió su Ariel a la mejor actriz, y aprovechó para expresar su deseo de que el cine apoye a que el país “salga del horror en el que está”.

En el apartado de mejor actor hubo un empate entre José Carlos Ruiz (“Almacenados”) y Adrián Ladrón (“La 4ª compañía”). Este último pronunció un extenso y aplaudido discurso en que señaló que en México desaparecen “personas, familias y creencias”, pero no “el abuso de poder, la corrupción y los privilegios de unos cuantos”.

“Almacenados” fue la cinta reconocida en la categoría de mejor guión adaptado, mientras que “Maquinaria panamericana” fue la elegida en guión original.

Premios Ariel cine

El director mexicano Federico Cecchetti, acompañado de indígenas Wixarikas, muestran el premio Ariel a Mejor Ópera Prima por “El sueño del Mara’akame”. EFE/ Mario Guzmán

La cinta “El sueño del Mara’akame”, de Federico Cecchetti, ganó el Ariel a la mejor ópera prima y a la música original.

Hoze Alberto Meléndez (“Almacenados”) fue nombrado vencedor en coactuación masculina, y Adriana Paz (“La caridad”), quien lleva con este tres premios Ariel en años consecutivos, ganó en la categoría femenina equivalente.

En los apartados de mejor actor y actriz de reparto se hicieron con la victoria Hernán Mendoza (“La 4ª compañía”) y Martha Claudia Moreno (“Distancias cortas”), respectivamente.

El galardón de mejor actriz revelación fue para María Evoli por “Tenemos la carne”, y el de actor revelación para Paco de la Fuente, por “El alien y yo”.

En la categoría de mejor película iberoamericana hubo un empate entre la argentina “El ciudadano ilustre” y la brasileña “Una segunda madre”.

El premio al mejor cortometraje de animación fue para “Los aeronautas”, de León Rodrigo Fernández, mientras que la categoría que reconoce al largometraje de animación quedó desierta.

“Aurelia y Pedro”, de Omar Robles y José Permar, se hizo con el Ariel al mejor cortometraje documental y “El ocaso de Juan”, dirigido por Omar Deneb Juárez, ganó el de corto de ficción.

Los discursos protagonizan la gala de los Premios Ariel

Entregas aparte, otros de los momentos estelares de la cita fueron los intermedios entre premio y premio, en los que se pronunciaron varios discursos reivindicativos acerca de la situación del cine en el país, donde se ha recortado el presupuesto para este sector en un 46,17% desde 2012, cuando se inició el sexenio del presidente, Enrique Peña Nieto.

La presidenta de la Academia, Dolores Heredia, pronunció unas palabras en las que defendió la necesidad de que el sector esté representado en las inminentes renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). “Queremos ser parte de las decisiones que afecten o mejoren las condiciones de nuestro trabajo”, esgrimió.

Además, los premios fueron anunciados y entregados exclusivamente por mujeres, un gesto con el que se quiso denunciar la escasa representación que aún tiene el sector femenino en el mundo cinematográfico.

El Ariel de Oro de esta edición fue para la diseñadora de arte Lucero Isaac y la actriz Isela Vega. “Es totalmente inesperado; han pasado muchos años desde que hice la última película, pero estoy contenta”, destacó la diseñadora de arte al recibir el galardón.

Por su parte, Isela Vega provocó las risas en varios momentos de su discurso, en el que dejó frases como “Sí, andamos mal, y vamos para peor”, o “Nunca me he podido poner la camisa de fuerza de los convencionalismos”.EFE

Efe Estilo en Twitter
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies