• mas infoUna modelo sumergida en una bañera de leche, iluminada con velas y ataviada con una bata de seda y una corona de estilo asiáticoFotografía de Eugenio Recuenco, facilitada por Editorial Teneue de la portada de Fotografía de Eugenio Recuenco, facilitada por Editorial Teneue de la portada de "Revue"
  • mas infoEn una habitación de palacio una cenicienta moderna, en actitud pensativa, lleva un vestido blanco largo y tiene a los pies una montaña de hojas secas que acaba de barrer-Fotografía facilitada por Editorial TeneueCenicienta, de Eugenio Recuenco/ Cedida por Editorial Teneue
  • mas infoEn el interior de una urna, semi cubierta por vegatación seca, una joven con un vestido largo y vaporoso, permanece acostada mientras es admirada por un joven, que espera sentado a su pies.-Fotografía facilitada por Editorial TeneueFotografía de Recuenco, facilitada por la editorial Teneue
  • mas infoUn payaso elegante, ataviado con bombín beige y guerrera de terciopelo, posa para el objetivo del fotógrafo de Eugenio Recuenco que capta el misterio Circo/-Fotografía facilitada por Editorial TeneueCirco/Fotografía facilitada por Editorial Teneue
  • mas infoEn un salón poco iluminado por una lámpara de cristal, la Bella princesa, vestida de azul, es abrazada por la Bestia, el príncipe encantado vestido con una levita de terciopelo rojoFotografía facilitada por Editorial TeneueLa Bella y la Bestia, de Eugenio Recuenco/ Editorial Teneue
Fotografía de Eugenio Recuenco, facilitada por Editorial Teneue de la portada de Cenicienta, de Eugenio Recuenco/ Cedida por Editorial TeneueFotografía de Recuenco, facilitada por la editorial TeneueCirco/Fotografía facilitada por Editorial TeneueLa Bella y la Bestia, de Eugenio Recuenco/ Editorial Teneue

Recuenco o los límites de la fotografía de moda

La fantasía y la creatividad se abrazan en la obra de Eugenio Recuenco, fotógrafo español internacionalmente reconocido que presenta ahora su primera retrospectiva, “Revue”, en la que explora los límites de la fotografía de moda y publicidad

Madrid, 7 jun (EFE).- “Hay unos límites que siempre van a existir, pero dentro de esos límites lo que hay que intentar es sentirte cómodo y tú mismo: que los límites no te coman a ti”, ha dicho el fotógrafo en entrevista concedida a Efe Estilo.

El brillante currículum de Eugenio Recuenco (Madrid, 1968) incluye creaciones para revistas como GQ, View o Vogue e importantes campañas publicitarias para Loewe, Nina Ricci o Diesel, trabajos en los que siempre ha cumplido con las exigencias comerciales del encargo pero añadiendo su sello personal y artístico.

-Fotografía facilitada por Editorial Teneue

Facilitada por Editorial Teneue

“Por primera vez se ven las fotos como se tienen que ver. Yo necesitaba que fotos con tanta dedicación se vieran en un formato así, que fuese un homenaje a toda la gente que ha participado”, aseguró Recuenco sobre “Revue”, editado por teNues, que recoge más de 200 de sus mejores fotografías de los últimos diez años.

 

Fotografía facilitada por Editorial Teneue

Fotografía facilitada por Editorial Teneue

Las sugerentes imágenes de Recuenco sorprenden al espectador por su mezcla de realidad y fantasía, a través de ambientes oníricos, escenarios mágicos y personajes imposibles, siempre con una puesta de escena en la que la imaginación cumple un papel primordial.

“Soy súper meticuloso en la improvisación. Preparo mucho qué es lo que quiero hacer, para tener los elementos que me hagan posible una idea que tengo en nebulosa”, explica Recuenco sobre su modo de trabajo, que tiene siempre un objetivo narrativo muy evidente.

“No se trata tanto de que el espectador entienda una historia, pero sí tengo que tener un motivo para poder contar algo”, dice.

Lo pictórico

Su obra también recoge influencias de pintores como Pablo Picasso o Tamara de Lempicka, y del cine, que ya desde niño le atrajo sin remedio.

“Yo de niño era de ver los programas dobles del cine de barrio. Me acuerdo de cuando vine por primera vez solo a la Gran Vía para ver ‘Superman’ y la fila rodeaba la manzana…”, recuerda el fotógrafo, quien cree que el cine está muy presente en el imaginario de la sociedad contemporánea.

Estas influencias se plasman en algunas de sus series, como la que recupera la estética del cine mudo, con personajes que imitan a Buster Keaton y Louise Brooks, u otra que recicla cuentos tradicionales como “Caperucita” o “El gato con botas”, siempre desde su singular punto de vista.

“La moda es fantasía”, afirma Recuenco, quien a lo largo de su trayectoria ha contado con dos musas y “amigas” muy especiales: Laura Ponte y Jennifer Pugh.

“Con Laura Ponte puedes elegir qué vas a proyectar sobre su expresión y todas las fotos sirven”, dice el fotógrafo, quien añade sobre Pugh que fue la modelo que le “provocó su primer trabajo personal” al margen de la moda y la publicidad.

Explorador constante de las posibilidades de la imagen, sea en fotografía o en vídeo, Recuenco admite sentirse ahora algo desilusionado con la moda, porque “todo se ha convertido en comercio”.

La curiosidad es libertad

Pese a ello, el artista confiesa que tiene nuevas inquietudes (“la curiosidad te da libertad”) y no oculta su interés por probar nuevos campos en el futuro y lanzarse quizá al mundo del cine.

Eugenio Recuenco/Editorial Teneue

Eugenio Recuenco/Editorial Teneue

“Si siento que me apetece y que podría contar algo, a mí no hay cosa que más me interese que ponerme nervioso el día antes de ir a hacer algo, porque no sé lo que va a salir y de eso voy a aprender”, concluye. EFE

 

 

 

Tagged with:
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies