Un refugiado carga con sus pertenencias tras abandonar el campo de refugiados camino a la estación de autobuses para dirigirse a Serbia desde la ciudUn refugiado carga con sus pertenencias tras abandonar el campo de refugiados camino a la estación de autobuses para dirigirse a Serbia desde la ciudad de Gevgelija, Macedonia. EFE/Georgi Licovski

“Refugiado”, palabra del año 2015

Tras elegir “escrache” en 2013 y “selfi” en el 2014, “refugiado” es la palabra del 2015.

“Refugiado” es la palabra del año 2015 para la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA.

Tras elegir “escrache” en 2013 y “selfi” (la adaptación a la ortografía española de la voz inglesa “selfie”, sin “e” final) en 2014, el equipo de la Fundación ha optado en esta ocasión por “refugiado”, un término que no es nuevo pero que ha marcado de forma decisiva la actualidad informativa del año que termina.

“El concepto que define la palabra ‘refugiado’ ha generado muchísimas dudas y debates entre los profesionales del periodismo, pues estos han sido muy conscientes de la importancia de ser extremadamente rigurosos a la hora de denominar a las miles de personas que huyen de un conflicto bélico frente a aquellas otras que buscan en otro país las posibilidades de vida que en el suyo no encuentran”, explica el director general de Fundéu BBVA, Joaquín Muller.

“En la fundación creemos, por tanto, que ‘refugiado’ cumple las condiciones que le pedimos a la palabra del año: que haya estado en las noticias y en las conversaciones en el 2015, que tenga además un cierto interés desde el punto de vista lingüístico y que sea un término común a todo el ámbito hispanohablante, no propio solo de un país o región. Que sea un término nuevo o no, no resulta relevante para nuestra decisión”, explica Muller.

Un refugiado mira a través de la ventanilla de un vagón de tren en la estación de Tovarnik, Croacia EFE/Antonio Bat

Un refugiado mira a través de la ventanilla de un vagón de tren en la estación de Tovarnik, Croacia EFE/Antonio Bat

Palabras finalistas

Antes de dar a conocer la decisión final, la Fundación publicó una lista de doce palabras finalistas en la que, además de refugiado figuraban otras muy relacionadas con la actualidad (“chikunguña”), el mundo del deporte (“sextuplete”) y los problemas y cambios sociales y tecnológicos (“inequidad”, “poliamor”, “disruptivo”).

También fueron seleccionadas expresiones del entorno de las redes sociales o que, al menos, han hecho fortuna en él, como el “me gusta” de Facebook y otras redes, “trolear” y “zasca”, una interjección convertida en uno de los sustantivos de moda en ciertos registros del español de España.

De ese mismo ámbito es “clictivismo”, una alternativa en español a “clicktivism”, el anglicismo que se refiere al apoyo a diferentes causas a golpe de clic de ordenador.

Completaban la lista otras dos alternativas en español a palabras inglesas que han empezado a utilizarse en nuestros medios: “gastroneta” para la voz inglesa “food truck” y “despatarre”, que puede sustituir al término “manspreading”, con el que se alude a la manera de sentarse de algunos hombres, en especial en los transportes públicos, con las piernas abiertas. EFE

Posted in Sin categoría

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies