La segunda mujer del fotógrafo, la modelo Norka, en una de sus fotos. Cedida por La FábricaLa segunda mujer del fotógrafo, la modelo Norka, en una de sus fotos. Cedida por La Fábrica
Moda y revolución

La revolución cubana tiene rostro de mujer

La mirada del guerrillero Che Guevara lo convirtió en el autor de una de las fotografías más reproducidas de la historia, pero, por encima de la revolución, la verdadera pasión del fotógrafo Korda eran las mujeres, una constante en su obra que recoge, hasta el 6 de septiembre, el madrileño Museo Cerralbo

Madrid, jun (EFE).-  “Las mujeres, el ron y la revolución”: de esta manera ordenaba el cubano Alberto Díaz Gutiérrez, más conocido como Korda, sus grandes aficiones.

El fotógrafo que captó la icónica imagen del Che Guevara, “Guerrillero heroico”, comenzó su carrera en la fotografía grabando bellas mujeres en su negativo; y de la misma manera la terminó en diciembre del año 2000, pocos meses antes de su muerte, a los 72 años, con una sesión con modelos en São Paulo, ya convertido en una celebridad mundial.

Entre medias, el cubano compaginó sus trabajos como fotógrafo oficial de Fidel Castro con una vertiente de la fotografía publicitaria que, paradójicamente, bebía del estilo de las revistas de moda americanas, consideradas frívolas por el nuevo régimen.

“Korda se hizo fotógrafo para poder acercarse a las mujeres”, explicó a la prensa Ana Berruguete, comisaria de la exposición “Korda, retratos femeninos”, que forma parte de la sección oficial de PhotoEspaña.

Una guerrillera de la revolución, fotografiada por Korda. Cedida por La Fábrica

Una guerrillera de la revolución, fotografiada por Korda. Cedida por La Fábrica

Con dieciséis años, empezó a fotografiar con una Kodak 35 de su padre a su novia de juventud, Yolanda, a quién relevó como musa Julia López, su primera mujer, cuyos retratos familiares, imitando la poses de las revistas de moda la época, como Vogue o Harper’s Bazar, recoge la exposición.

De la moda a la revolución

En 1954, con la inauguración de su estudio, junto al también fotógrafo Luis Pierce Byers, Korda se convirtió en un habitual de la sección “Cine y belleza” de la revista cubana Carteles, transgrediendo los cánones de belleza de la época, que se materializaban tradicionalmente en mujeres voluptuosas y sensuales, para apostar en mujeres altas, delgadas y de curvas clásicas en entornos abstractos y elegantes.

“Siempre se reservaba las campañas en las que salían mujeres”, cuenta Berruguete, que destaca la faceta de “descubridor de talentos”, que sirvió para descubrir a figuras como Nidia Ríos, una inexperta joven rubia de la Escuela Americana, o a Norma Martínez, una estudiante de magisterio que Korda convirtió en profesional.

Su mayor aliada, en lo personal y lo profesional, fue Norka: musa, modelo favorita, segunda esposa y madre de dos de sus hijos, El fotógrafo llevó los ojos claros la joven, ya por aquel entonces conocida en la televisión nacional, a las páginas de moda y a múltiples carteles publicitarios.

“Cuando la revolución cubana triunfó, el sector de la moda entró en crisis”, apuntó la comisaria de la exposición, “así que Korda compaginó la escasa labor publicitaria, mal vista por el régimen, con su labor de fotógrafo de Fidel Castro”.

Guerrileras y modelos

Paradójicamente, su capacidad para captar el valor de los retratos y plasmar imágenes y mensajes de forma directa, habilidades conseguidas durante sus años de fotógrafo de moda y publicidad, fue lo que llevó a ser escogido como fotógrafo del dirigente cubano.

Uno de los trabajos destinados a la industria publicitaria y de moda. Cedida por La Fábrica

Uno de los trabajos destinados a la industria publicitaria y de moda. Cedida por La Fábrica

Como retratista oficial, cubrió sus encuentros en países como Venezuela o Estados Unidos, donde conoció al fotógrafo Richard Avedon, al que admiraba, y quien le animó a buscar su estilo propio retratando la revolución.

“Pero Korda no renunció a sus influencias”, cuenta Berruguete, que explica que “continuó saliendo a la calle para retratar a los líderes, pero siempre sacando tiempo para buscar la belleza de los rostros femeninos, en las espectadoras de los desfiles, las caras de las campesinas o las guerrilleras.

Korda también siguió retratando a mujeres en el estudio para la sección “La ninfa contante”, de la revista Cuba, donde los atributos morales de las improvisadas modelos -mujeres trabajadoras o estudiantes- prevalecían ahora sobre los criterios estéticos; y acompañaba los retratos con entrevistas en las que las féminas transmitían su deseo de contribuir a la nueva sociedad.

Foto a foto

La exposición del Museo Cerralbo repasa la carrera del cubano con una selección de sesenta retratos en blanco y negro, de estudio y de calle, que conforman la parte de su obra que sobrevivió a la nacionalización e intervención del estudio del fotógrafo por parte del gobierno de La Habana, el 14 de marzo 1968.

Las campesinas, rostro recurrente tras la revolución. Cedida por La Fábrica

Las campesinas, rostro recurrente tras la revolución. Cedida por La Fábrica

La intervención del propio Korda propició que se recuperasen los archivos dedicados a la revolución, hoy en día conservados en la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado de Cuba.

El resto de las imágenes que componen la muestra son copias de fotografías, datadas entre 1952 y 1960, recopiladas por su hija Diana Díaz, también presente en la inauguración de la muestra, y algunas tomas de la última sesión del fotógrafo en San Paulo.

“Seguramente la mayoría de los negativos estén olvidadas en algún almacén”, explico Díaz, quién ha enviado centenares de cartas durante décadas a las autoridades cubanas, que su padre encumbró como mito, para conseguir encontrar las fotos, “aunque muchas veces, ni responden”.EFE

Tagged with:
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies