La ropa del futuro ha llegado al presente con tejidos inteligentes que se regeneran. EFE/Ian LagsdonLa ropa del futuro ha llegado al presente con tejidos inteligentes que se regeneran. EFE/Ian Lagsdon

Ropa del futuro que se arregla a sí misma

La moda y la investigación tecnológica han vuelto a unirse para acabar con uno de los mayores problemas de la ropa: las roturas, que ya son cosa del pasado gracias a un nuevo tejido inteligente capaz de repararse a sí mismo en pocos segundos.

Madrid, ago 2017 (EFE).- Los enganches y las rozaduras son los principales responsables del deterioro de las prendas más queridas de cualquier armario, pero, ¿y si la ropa supiera arreglarse a sí misma? Una firma americana ha diseñado un tejido capaz de enmendar sus desperfectos, para hacer del armario eterno una realidad.

La responsable de este milagro es Imperial Motion, una firma textil que opera desde el estado de Washington (Estados Unidos) y que acaba de lanzar una línea de chaquetas y accesorios para hombre capaces de reparar sus propios agujeros y rozaduras al frotarlos durante unos 10 segundos.

Ropa que se arregla a sí misma para un armario eterno

ropa del futuro

La ropa del futuro pasa por prendas capaces de repararse a sí mismas. EFE/Imperial Motion

La magia reside en el tejido ‘self-healing’ (que se traduciría por ‘autorreparable’): fibra de nailon recubierta con un producto elaborado a base de una proteína presente en los tentáculos del calamar que, con la ligera presión y calor de los dedos, es capaz de arreglar pequeños desperfectos en un tiempo récord.

Por el momento, la marca sólo ha empleado este material en mochilas, bolsas para el gimnasio y tres modelos de chaquetas masculinas de inspiración deportiva que, en contra de lo que cabría esperar, no alcanzan los 80 euros, un precio más que competitivo que pone al consumidor un poco más cerca de la ropa del futuro.

Sin embargo, todavía habrá que esperar para que la moda de ‘Nano Cure Tech’, como han bautizado esta colección sus creadores, sea indestructible, de hecho, en su tienda ‘online’ advierten a los compradores de que no pongan a prueba el tejido con “tijeras grandes o cuchillos”, y es que todavía queda mucho trabajo para sacar el máximo potencial a las capacidades de este material.

El de Imperial Motion es solo un paso más en el camino que la moda y la investigación tecnológica tienen que andar juntas, una senda que cada vez está más avanzada, especialmente en materia de tejidos inteligentes, y que explora posibilidades como los ‘wearables’ (tecnología que se viste) o los materiales con propiedades curativas.

La ropa del futuro, cada vez más cerca

Precisamente, mejorar la salud de las personas a través de la moda es una de las nuevas metas de empresas de investigación textil, como Aitex (Asociación de Investigación de la Industria Textil), que actualmente está trabajando en el desarrollo de prendas que fomenten hábitos de vida saludables, como parte del programa europeo ‘SmartLife’.

Tal como se explica en la web de Aitex, el proyecto tiene un objetivo que resulta cada vez más ambicioso: “promover comportamientos y estilos de vida saludables entre adolescentes” y, para lograrlo, se emplean ‘wearables‘ conectados a videojuegos que funcionan mediante el ejercicio físico del jugador, también conocidos como ‘exergames’.

La prenda registra parámetros como “el movimiento del cuerpo, ritmo cardíaco y respiración”, y envía los datos al ‘smartphone’, que va adaptando el juego a las capacidades del usuario para obligarle a realizar ejercicio físico y evitar el sedentarismo en edades tempranas.

ropa del futuro

Iris Van Herpen es una de las diseñadoras que trabaja con materiales y técnicas futuristas. EFE/Caroline Blumberg

Poco a poco, estos materiales inteligentes, que hasta ahora tenían aplicaciones casi exclusivamente industriales, se van abriendo camino en el día a día e incluso en la alta costura, gracias a las creaciones de diseñadores como la holandesa Iris Van Herpen, que ha conquistado la pasarela con sus formas imposibles conseguidas con técnicas como la impresión 3D.

Las alfombras rojas también se han hecho eco de esta moda del futuro en eventos como la Met Gala que, en 2016 y bajo el título de ‘La Moda en la Era de la Tecnología’, asistió a una cita doble entre estos dos mundos gracias a los vestidos de Claire Danes y Karolina Kurkova, que se iluminaban gracias a la fibra óptica del diseño de la actriz, y luces LED en el caso de la modelo.

Así, las prendas que constituían la concepción futurista de la moda a principios de siglo, con elementos luminiscentes, de estructuras geométricas y que varían para reflejar las emociones, van dando paso a proyectos con verdadera utilidad, que ponen la moda al servicio de la sociedad haciendo de la eficiencia algo estético. EFE

Tagged with: ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies