Los cocineros Jodi Roca (i), David Muñoz (c) y Roberto Ruíz (i) hoy durante la presentación del nuevo Gourmet Experiencie, celebrada en el Corte InLos cocineros Jodi Roca (i), David Muñoz (c) y Roberto Ruíz (i) hoy durante la presentación del nuevo Gourmet Experiencie, celebrada en el Corte Inglés de Serrano. Siete estrellas Michelin respaldan un nuevo espacio gastronómico en Madrid, donde se combina el concepto más canalla de David Muñoz, StreetXO, la auténtica "antojería" mexicana de Roberto Ruiz, y los helados del mejor repostero del mundo, Jordi Roca. EFE/Javier Lizón

Siete estrellas Michelin se suman al cielo de Madrid

Los helados de Jordi Roca, la cocina ecléctica de David Muñoz y los antojitos mexicanos Roberto Ruíz se instalan en el cielo gastro de Madrid.

Madrid, ene (EFE).- Los cocineros David Muñoz (Diverxo), Roberto Ruiz (Punto Mx) y Jordi Roca (El Celler de Can Roca) se alían para formar una peculiar comunidad de vecinos que ofrece alta gastronomía en clave desenfadada y añade siete estrellas Michelin al cielo de Madrid.

El espacio que acoge esta original y gastronómica comunidad de vecinos es el sexto y nuevo espacio “gourmet” de El Corte Inglés, en la azotea de la calle de Serrano, con un total de 800 metros cuadrados distribuidos en dos plantas.

El cocinero David Muñoz hoy durante la presentación del nuevo Gourmet Experiencie, celebrada en el Corte Inglés de Serrano. Siete estrellas Michelin respaldan un nuevo espacio gastronómico en Madrid, donde se combina el concepto más canalla de David Muñoz, StreetXO, la auténtica "antojería" mexicana de Roberto Ruiz, y los helados del mejor repostero del mundo, Jordi Roca. EFE/Javier Lizón

El cocinero David Muñoz hoy durante la presentación del nuevo Gourmet Experiencie, celebrada en el Corte Inglés de Serrano. Siete estrellas Michelin respaldan un nuevo espacio gastronómico en Madrid, donde se combina el concepto más canalla de David Muñoz, StreetXO, la auténtica “antojería” mexicana de Roberto Ruiz, y los helados del mejor repostero del mundo, Jordi Roca. EFE/Javier Lizón

Casi la mitad de una de ellas está ocupada por el nuevo StreetXo del triestrellado David Muñoz, que ha mudado su espacio del centro de Madrid, en Callao, por la Milla de Oro madrileña y así aumentar el peso de su proyecto dedicado a la comida callejera.

“Quiero que la gente que venga entre en una calle onírica del universo de David Muñoz”, ha explicado durante la presentación el propio cocinero, que ha contado con un presupuesto de 800.000 euros para construir un “Ferrari de cocina”.

“Que nadie piense que esto es un restaurante; no hay camareros ni sumilleres, solo cocineros”, explica sobre el alto componente de informalidad de esta propuesta, en la que trabajan 25 personas, de las que 18 se dedican exclusivamente a una cocina de perfil ecléctico y fuerte influencia asiática.

Esta nueva ubicación pretende ser la punta de lanza de las sucursales de StreetXo que abrirán sus puertas en los próximos doce meses: en marzo se inaugurará MAyFair en Londres y Muñoz ya tiene en el punto de mira Nueva York para final de año y Asia, en 2016.

Puerta con puerta, se ha instalado el chef mexicano Roberto Ruiz (Punto Mx, una estrella) que ha abierto un espacio inspirado en un salón mexicano de la época dorada de los años 40 con Cascabel, en el que combina una fuerte apuesta por los cocteles con una carta llena de “antojitos”, ideada para amantes de la cocina mexicana.

El restaurante Cascabel de Roberto Ruiz/Celia Sierra/EFE

El restaurante Cascabel de Roberto Ruiz/Celia Sierra/EFE

Tacos, guacamole, ceviche o “machete”, una costilla de más de un kilo que, asegura, dará tanto que hablar como su famoso tuétano de PuntoMx, se reúnen en una carta que tiene nada que ver con la de su hermano mayor, aunque sí comparte “su espíritu” de cocina “iberomex”.

Cascabel cuenta con un onírico espacio que recrea las texturas y colores de una serpiente y está firmado por Eugenio Caballero, ganador de un Óscar por la dirección artística del film “El laberinto del fauno”.

El tercer inquilino de esta pequeña y brillante comunidad es Jordi Roca, el pequeño de los hermanos Roca, que sale por primera vez de Girona con un sucursal de la heladería Rocambolesc, del grupo de El Celler de Can Roca (tres estrellas).

0009511074

“Es una manera diferente de poner el pie en la calle con alta cocina (…) Queríamos quitarnos trascendencia, que fuera como un juego. No hacemos paranoias, hacemos helados”, ha indicado.

Su escueta selección de sabores de helado se ofrece con una amplia y variada selección de “toppings”, como bizcochos de chocolate, piña, frambuesas, crujiente de caramelo, sésamo garrapiñado o galletas de mantequilla, o una infantil nube de algodón de azúcar.

Entre los helados preparados, el helado Roca-Tocha, de fresas y rosa, hecho con un molde de la nariz de Jordi Roca, o el Helado Oscuro, de arándanos y vainilla con forma de la máscara de Darth Vader. En verano, ha explicado, llegará el polo de oso con sabor a madroño, un pequeño homenaje a Madrid.

Esta peculiar comunidad estará abierta al público todos los días de la semana, en horario de 10.00 a 24.00 horas, mientras que los viernes y sábados el horario de cierre se amplía hasta las 2.00. EFE

 

Posted in Gourmet

Efe Estilo en Twitter
EFEturbanner_practica-español-300x125EFEempresas
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies