EFE/JORGE ZAPATAEFE/JORGE ZAPATA

Starlite, el parque temático de la felicidad

Hay parques temáticos de atracciones, de dibujos animados, acuáticos, para entusiastas del cine, para los amantes de los deportes, apasionados de los dinosaurios y, en verano, Marbella también tiene el suyo particular: Starlite, el parque temático de la felicidad

Marbella (Málaga) (EFE).- Cuando el visitante accede en Starlite a la zona de aparcamiento de este festival, una gran explanada de tierra en la falda de una montaña, no tiene idea de lo que va a encontrar en la cima.

Tras un breve viaje en lanzaderas gratuitas (coche con chófer si eres cliente vip), llegas a una cantera natural de roca rodeada de pinos piñoneros y arbustos donde la organización ha creado un oasis de diversión.

Estrellas naturales, artificiales y profesionales iluminan este enclave mágico en el que el cliente, cual niño perdido rociado de polvo de hada, puede volar y disfrutar de lo que más le guste: música, cine, circo, gastronomía, compras?

En Starlite podemos encontrar conciertos de figuras legendarias de la historia de la música como Carlos Santana, Tom Jones, Robert Plant; leyendas del clásico como Andrea Bocelli o Plácido Domingo; sesiones de DJŽs como Juan Magán, o Gente de Zona; musicales míticos como El Fantasma de la Ópera o Mamma mía, e iconos como Marc Anthony, Pet shop boys y Status Quo.

Starlite, también un rincón de intimidad

El carácter íntimo de los conciertos es seña de identidad de Starlite porque el público de primera fila está a tan solo dos metros y medio del artista; pero la fila más alejada de la tribuna ofrece la oportunidad de ver el auditorio enmarcado en la roca.

Y tiene a gala el título de “festival-boutique” por el trato exclusivo y personalizado de los clientes, donde todos se sienten una estrella: no haces cola, no hay masificaciones.

Gala Starlite

El actor Antonio Banderas y su pareja Nicole Kimpel (d) durante el photocall de la gala benéfica de Starlite, que se celebra en la cantera de Nagüeles de Marbella y que este año alcanza su quinta edición. EFE/Daniel Pérez

Mientras en cualquier parque temático te puedes topar con tu superhéroe o personaje de dibujo animado preferido, aquí te puedes encontrar cenando al lado de un deportista de élite; tomando una copa junto al cantante que acaba de ofrecer el concierto; bailando con la modelo de tus sueños, actores y celebridades de cualquier índole.

Starlite se viste de lujo

La novedad este año en Starlite es un mini centro comercial de lujo con marcas como Kara Premium y Karajet, empresa del torero y empresario Cayetano Rivera, que ofrece villas de lujo, yates y ahora también helicópteros, jets y aviones intercontinentales; o los bañadores de Cocada, diseñados por Irene Meritchel, pareja del actor Imanol Arias.

El programa de actividades es tan variado como el de cualquier parque temático que se precie y cada día es diferente: desfiles de moda, programas de televisión, cine de verano, ópera, música electrónica.

La creadora de este parque temático del lujo y la felicidad, Sandra García-Sanjuán, transmite su satisfacción por el trabajo bien hecho y revela que lo que le resulta más gratificante es “ver los ojos encendidos como luciérnagas de los miles de espectadores cuando disfrutan de un concierto, como en éxtasis; ver desde la espalda del artista esas caras te embarga de emoción”.

La creadora de este parque temático del lujo y la felicidad, Sandra García-Sanjuán, transmite su satisfacción por el trabajo bien hecho y revela que lo que le resulta más gratificante es “ver los ojos encendidos como luciérnagas de los miles de espectadores cuando disfrutan de un concierto, como en éxtasis; ver desde la espalda del artista esas caras te embarga de emoción”

Esta experiencia de felicidad no sólo la disfrutan los visitantes de Starlite, sino también los artistas que actúan en su auditorio y que eligen este festival para programar su único concierto en España, como ha sido los casos de Ricky Martin, Enrique Iglesias o Alejandro Sanz.

El vicio que quieres repetir

En su última visita Sanz ha llegado a comentar que acude a Starlite cada año, “esté o no de gira porque Starlite es como un vicio, una vez que vienes quieres repetir, y como se está tan a gustito?”

“El artista vive una sensación diferente, por la cercanía con el público, por esta roca mítica que lo rodea, y se inyecta de energía”, asegura García-Sanjuán después de ver como los cantantes bajan a la platea y se mezclan entre el público para sentirlos aún más de cerca.

No hay vertiginosas montañas rusas, pero sentarte en cualquier fila del auditorio de Starlite en una noche estrellada, rodeada de paredes de roca de 60 metros de altura, escuchando a tu cantante idolatrado con una acústica única, es lo más cercano a la felicidad absoluta. EFE.

 

Tagged with: , ,
Posted in Tendencias

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies